‘La visita’ es una película imprescindible para todas aquellas personas que sepan disfrutar de la intriga y el misterio aderezado con algún que otro sobresalto.

Sinopsis de ‘La visita’

Quince años han pasado desde que la madre (Kathryn Hahn) de los críos protagonistas Tyler (Ed Oxenbould) y Becca (Olivia DeJonge), cortara toda relación con sus padres, los ancianos Nana (Deanna Dunagan) y Pop Pop (Peter McRobbie). La madre nunca a contado a sus hijos los motivos por los que nunca ha vuelto a verlos pero, ahora que ellos la localizaron a través de las redes sociales, los niños tendrán oportunidad de saber qué es lo que pasó, si es que los abuelos ven oportuno contárselo. Un argumento que Becca, la hermana mayor, deseará plasmar rodando un documental mientras su hermano y ella pasan unos días en la casa de Pennsylvania de los abuelos. Porque estos abuelos además son muy apreciados en su comunidad debido a su comprometido trabajo social con el pueblo.

Foto Deanna Dunagan, Olivia DeJonge en la película de terror 'La visita'

Foto Deanna Dunagan, Olivia DeJonge en la película de terror ‘La visita’

Allí que van los niños a encontrarse con las bellísimas y cariñosísimas personas que son sus abuelos. A la abuela la gusta hacer galletas en el horno, al abuelo cortar leña, y a los dos conocer todo de sus ya crecidos nietos. Pero los nietos, que también están deseando saber todo de sus abuelos, comienzan a descubrir inquietantes peculiaridades en sus ejemplares abuelos. Nada de lo que preocuparse, como les dice su madre, son personas muy mayores y tienen sus rarezas… o eso es lo que cabría pensar.

Crítica de ‘La visita’

“¡M. Night Shyamalan vuelve al género de terror!” anuncian a bombo y platillo. ¿Género de terror? Bueno, “El sexto sentido”, su mayor éxito, sí rondaba lo que se puede considerar terror pero, ¿el resto de sus producciones? Seamos francos. Lo más cerca que ha estado al género de terror M. Night Shyamalan desde el “El sexto sentido” ha sido cuando tuvo el mal gusto de dirigir y coescribir la película que papá Smith le hizo a su hijo Jaden, After Earth.

Foto Deanna Dunagan en la película de terror 'La visita'

Foto Deanna Dunagan en la película de terror ‘La visita’

Lo que siempre se le ha dado bien a Shyamalan, es el misterio, la intriga, el suspense o, el mal empleado término anglosajón “thriller”. De esto, ‘La visita’, como ‘El bosque’, ‘El sexto sentido’, o ‘Señales’, va sobrado. Pero, ¿terror, horror, o miedo? ¿De qué? ¡Qué ganas de despistar innecesariamente a la audiencia! ‘La visita’ es un buen producto que se sostiene a base de intriga, humor y algún que otro susto. Se le hace un flaco favor pretendiendo venderla como “terror”. No señores, no. Terror, poco. Pero poca falta, o ninguna, le hace.

‘La visita’ es un producto de entretenimiento redondo que brilla por su originalidad. Fuera quedan los efectos y los grandes artificios. Shyamalan y Jason Blum (productor de películas de terror como Paranormal Activity, Sinister, Insidious, La purga, La horca…) han optado por montar un tinglado más propio de jóvenes promesas que de veteranos cineastas. Es decir, han tirado por el bajo presupuesto para contar la divertida e inquietante intriga que rodea a estos, entrañables pero terriblemente raros, ancianos. Y la jugada les ha salido redonda.

Foto Kathryn Hahn, Olivia DeJonge en la película de terror 'La visita'

Foto Kathryn Hahn, Olivia DeJonge en la película de terror ‘La visita’

Aun utilizando el estilo de metraje encontrado, pues ‘La visita’ se presenta como un documental que quiere grabar la hermana mayor Becca, los planos utilizados y la edición mostrada, son más propios de una película convencional que el mareante aturullamiento de sucesivas imágenes cámara en mano. La justificación: Becca es una chavala de catorce años con criterio y suficiente buen gusto como para rodar y montar un documental como Dios manda. Algún plano será un poco chorra, pero es que su hermano pequeño Tyler, todo un artista del “soft rap”, se encargará de llevar la segunda cámara. Shyamalan deja de lado el tan manido formato y en su lugar regala encuadres de cine, usando la técnica de “a lo loco” tan sólo cuando la escena lo requiere.

El guión juega dando la vuelta a las cosas en cada momento. En una escena se nos presentan a unos maravillosos ancianos, deseosos de dar y recibir amor. Amor a la comunidad de vecinos por la que tanto hacen, por sus nietos perdidos, por los pequeños detalles, por la vida que llevan en su tranquila casa en el bosque… y acto seguido, y sin empujar pretensiones, un cariñoso acto sencillo, se torna en el máximo exponente de la desconfianza. “Te importaría meterte en el horno para limpiarlo”, un curioso ejemplo de lo que hay en la cinta. Terror no, pero la intranquilidad y la incertidumbre del futuro de los niños irá en aumento hasta el final de la cinta.

Foto Peter McRobbie en la película de terror 'La visita'

Foto Peter McRobbie en la película de terror ‘La visita’

El recorrido está lleno de subidas y bajadas de tensión. Esta tensión es inversamente proporcional al recorrido del sol, es decir, la sensación de peligro aumenta cada vez que el sol se pone… pero el día tampoco será una zona de confort. Y sin embargo, los abuelos son cariñosos y los críos nunca pierden el buen humor. Todo dentro de un marco de admirable justificación, con demasiadas pistas sobre el posible desenlace de la historia, pero sin una fisura o incoherencia.

Los actores Deanna Dunagan y Peter McRobbie juegan fantásticamente sus roles mientras que los niños Olivia DeJonge y Ed Oxenbould son un regalo para los sentidos. La organicidad de cada uno, de jóvenes y mayores, hace que nos metamos de lleno en la historia familiar sin dudarlo, llegando a evocar recuerdos personales de quienes tuvieran una infancia compartida con los abuelos. Todo ello contribuye de la mejor manera a aumentar la tensión llegado el momento.

Foto Deanna Dunagan, Olivia DeJonge en la película de terror 'La visita'

Foto Deanna Dunagan, Olivia DeJonge en la película de terror ‘La visita’

M. Night Shyamalan no vuelve al genero de terror. Vuelve a contar lo que quiere, como quiere, con quien quiere y donde quiere, dando como resultado una fantástica e imaginativa obra de misterio, intriga y humor. Adelante, no dejen pasar la ocasión de conocer el pasado y el futuro de estos extraños abuelos.

Trailer de la película ‘La visita’

Crítica de La visita: Un inquietante retrato familiar
DIRECCIÓN8.5
GUION8
INTERPRETACIÓN8.5
LO BUENO
  • Una historia tan inquietante como divertida
  • El humor está fantásticamente integrado con el misterio siendo totalmente coherente con los acontecimientos
LO MALO
  • Seguramente puede perder mucho si no se visiona en versión original
  • La insistencia en venderla como "Terror" puede hacer que no interese a mucha más gente de la que debiera
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (15 Votes)
4.8

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.