Película biográfica que nos cuenta los primeros años de la escritora Mary Shelley y la concepción de su obra maestra, “Frankenstein o el moderno Prometeo”. Un ejercicio de introspección sobre la creación.

Crítica de la película “Mary Shelley”

Mary Shelley es una figura poco conocida para el gran público. La escritora es uno de esos casos en los que la obra engulle a su creadora, quedando casi en el olvido, salvo para aquellos que reivindican su trabajo. La película que nos ocupa intenta acercar al espectador la figura de una mujer mucho más importante de lo que la historia le ha reconocido. No en vano, su trabajo más conocido, que no el único, “Frankenstein o el moderno Prometeo”, es obra fundacional de la ciencia-ficción y uno de los iconos de la cultura popular gracias a la creación de James Whale para el cine en el año 1931 y la inmortal interpretación de Boris Karloff. Aunque la película se aleje de la novela, esta puso a Frankenstein en el mapa. Un nombre unido irremediablemente al mundo de la literatura primero, después al género y por último al cine; el cual le debe creaciones anteriores a la adaptación de Whale, como esas obras cumbres del expresionismo alemán que son “El gabinete del doctor Caligari” y “Metropolis”, con la que guarda grandes semejanzas. Sin olvidar cómo un autor contemporáneo, Ridley Scott, ha reverenciado la obra tanto en “Blade Runner” como en la reciente “Alien: Covenant”. Y es que se podría decir que Shelley también fue la creadora de ese, si se quiere, subgénero de los “mad doctors”. Con todos estos mimbres era de justicia visibilizar la figura de esta autora que con tan solo dieciocho años creo una obra maestra de la literatura que aún perdura en la actualidad.

Douglas Booth y Elle Fanning en la película - Crítica de la película "Mary Shelley"

Douglas Booth y Elle Fanning en la película

El guion de Emma Jensen y Haifaa Al-Mansour aborda la adolescencia de Shelley y el enamoramiento del que más tarde sería su marido de manera abrupta, unido a un montaje apresurado, con el único objetivo de llegar al momento más interesante, el de la concepción de la novela en aquellos días que la pareja pasó en casa de Lord Byron junto a otros ilustres invitados. Poco se habla de la madre de Mary, Mary Wollstonecraft, una combativa feminista adelantada a su época, aunque sí que se aborda este tema de manera sutil y nunca panfletaria, adentrándose más en el terreno novelesco de Jane Austen; mostrando lo destructivo que puede llegar a ser el amor y evidenciando una de las tesis del film: la creación nace de la pasión y del dolor. Así lo vive Mary y así lo vuelca en Victor Frankenstein.

Douglas Booth y Elle Fanning en "Mary Shelley" - Crítica de la película "Mary Shelley"

Douglas Booth y Elle Fanning en “Mary Shelley”

Haifaa Al-Mansour aplica su sensibilidad habitual a un relato que ensalza las características del romanticismo del que proceden los personajes haciendo hincapié en la naturaleza, con esos planos dedicados al bosque o la luna, lo rural o esas almas atormentadas que representan tanto Mary como su marido, sin olvidar al doctor Polidori, a Claire Clairmont o al más desenfadado, Lord Byron. La puesta en escena es sencilla, apostando en momentos por ensoñaciones que no desentonan y riman con la historia que aborda, a medio camino entre la novela romántica, el cuento gótico o un relato más costumbrista. Siempre con el romanticismo como eje conductor.

Elle Fanning interpreta a Mary Shelley - Crítica de la película "Mary Shelley"

Elle Fanning interpreta a Mary Shelley

Elle Fanning da vida a la joven Shelley haciendo gala, una vez más, del gran talento que posee y del que quizá no se haya explotado aún todo su potencial. El nulo parecido físico es lo de menos gracias al trabajo que realiza, una vez más, desde la contención. El resto del reparto no es muy conocido, salvo dos intérpretes que sonarán al gran público de “Juego de tronos”. Sin embargo, esta elección de casting hace ganar en protagonismo a la propia Fanning, sin menospreciar el trabajo de sus compañeros, más que correctos en todos los casos.

Bel Powley y Elle Fanning en una escena de la película - Crítica de la película "Mary Shelley"

Bel Powley y Elle Fanning en una escena de la película

Opinión final de la película “Mary Shelley”

La películaMary Shelley” (2018) presenta de manera sólida a una personalidad clave del romanticismo literario. Muestra las similitudes entre su obra maestra y su triste vida. Mary es Victor Frankenstein, también el monstruo y su biopic reivindica su figura, la de todas las mujeres, creadoras o no, y de paso anima a acercarse a leer la novela, una de esas que te atrapa y no te suelta, pues muestra lo más profundo del ser humano y lo hace desde una perspectiva fantástica. Si eso no es el arte, nada lo es.

Crítica de la película "Mary Shelley": Cine del romanticismo
DIRECCIÓN7
GUION7
INTERPRETACIÓN8.5
LO BUENO
  • El reparto, haciendo honor a sus personajes, en especial Fanning.
  • Ver reflejada la novela en la vida de Mary Shelley.
  • Un homenaje al movimiento romántico en cada detalle de la película.
LO MALO
  • Una primera mitad algo inconexa.
  • Que se conozca más al Frankenstein cinematográfico que al literario.
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.