Crítica de la película Greyhound: enemigos bajo el mar de Apple Tv

Tom Hanks contra submarinos alemanes

Tras apoquinar nada menos que 70 millones de dólares, Apple TV nos permite ver la particular guerra naval de Tom Hanks contra submarinos alemanes en plena Segunda Guerra Mundial. Aquí os dejamos nuestra crítica de la película Greyhound: enemigos bajo el mar. 

Sinopsis

Ernie Krause (Tom Hanks) es el comandante del destructor Greyhound, encargado de proteger un convoy mercante del asedio de U-Boote en su tránsito por el atlántico.

Escena de la película Greyhound: enemigos bajo el mar
Escena de la película Greyhound: enemigos bajo el mar

Crítica de la película Greyhound: enemigos bajo el mar

Seamos directos y sinceros. La película Greyhound: enemigos bajo el mar, que llegaba a la plataforma Apple Tv el 10 de julio de 2020, está sorprendentemente bien. En una época en la que los efectos priman por encima de todo y cada vez las películas de acción se reducen a mero espectáculo y una grandilocuencia inversamente proporcional a la calidad de su guion, encontrar una película bélica hecha con respeto, con una buena ración de espectáculo y que sabe manejar bien sus tiempos, es cada vez algo más difícil.

Solo hay que ver la reciente Midway (Roland Emerich, 2019) para esperarse lo peor de una película de estas características (aunque aquí en Los Interrogantes fuimos algo benévolos con ella). Sin embargo, Tom Hanks, quien aparte de protagonizar muy dignamente la película firma el guion, es ya más que consciente que las cosas si se hacen, se hacen bien. Y la película Greyhound: enemigos bajo el mar es un ejemplo de ello.

El mundo naval de la II Guerra Mundial

Quien esto escribe es un fanático del mundo naval de la II Guerra Mundial. Eso implica reconocer ipso facto los diferentes barcos que aparecen en el film o saber cómo se desarrollaron las escaramuzas de la Rudeltaktik o manada de lobos. En este sentido, tanto el desarrollo de la batalla mostrada en el film como la terminología empleada en las diferentes escenas (de)muestran que tanto Tom Hanks (o su equipo de asesores bélicos) se han informado a base de bien para que la precisión de los tecnicismos sea la correcta. Algo que se agradece, ya que ese viaje temporal que nos permite el hacer el cine es, al menos, verídico.

La dirección de Aaron Schneider

Por otro lado, la dirección de Aaron Schneider demuestra estar a la altura de las expectativas. Si bien algunas tomas podrían ser más largas para recrearse mejor en los buques y en las explosiones, Schneider sabe cómo colocar la cámara para sacarle el máximo partido a sus imágenes y a sus navíos de combate. Y si bien los submarinos alemanes son los antagonistas del film, y por ende se juega con su presencia para provocar inseguridad o indefensión entre los tripulantes del Greyhound, salen lo que tienen que salir y como tienen que salir para sentir que también estamos en una película de submarinos, aunque no nos adentremos en ellos. En este sentido, la dirección es impecable, permitiendo disfrutar visualmente de ambos bandos aunque la perspectiva narrativa sea solo de uno de los bandos.

Tom Hanks
Tom Hanks

Un guion de Tom Hanks

Por desgracia, hay un par de cosas que no terminan de cuajar en la película película Greyhound: enemigos bajo el mar escrita por Tom Hanks. Por un lado, su narrativa es muy sólida, cabeceando como un barco entre los miembros de la tripulación, las acciones y los diferentes ataques, pero en su final, llegada la batalla final, como que pisa el acelerador y, la que tendría que ser la batalla más impactante y fuerte a nivel tanto visual como emocional se queda como un ataque más, como cualquiera de los anteriores. Esto nos deja con la sensación de que la película no ha acabado, aunque sí lo ha hecho. Es como si la película acabara en el segundo acto, nunca llegando a empezar el tercero.

Los efectos especiales de la cinta

Por otro lado, y muy a mi pesar, los efectos digitales se siguen notando. Afortunadamente mucho menos que en Midway y se percibe que muchos decorados son efectos prácticos, pero a veces el CGI del agua canta de lo lindo, así como algunos planos. No obstante, están bastante mejorados a como se vieron en su tráiler.

El contexto histórico de la película

Y por último, aunque esto es una apreciación personal dada mi afición a este tema tan concreto. A continuación se refiere un pequeño detalle de la película Greyhound: enemigos bajo el mar pero no desvela nada del argumento.

En la película vemos brevemente como los tripulantes de los submarinos ejercen la guerra psicológica a través de la radio, mandando mensajes en inglés haciendo alusión a que hundirán los buques americanos y que no tienen salvación posible. Si bien esto tiene una justificación narrativa, ya que en la guerra siempre hay dos bandos y estamos con los buenos, quiero aprovechar la ocasión para romper una lanza en pos del antes mencionado rigor histórico.

Pese a que un suceso puntual como el mencionado pudiera haber ocurrido (aunque no quedase registrado) sí que hay bastante constancia y evidencia de que la Kriegsmarine (marina de guerra alemana) jugó bastante limpio sus cartas durante la IIGM. Los submarinos debían identificar sus objetivos y recibir la confirmación del alto mando (a través de Enigma) antes de proceder a atacar, e incidentes como el del RSM Laconia demostraron que la marina alemana fue ante todo muy diplomática y bastante respetuosa dentro del contexto de la guerra. Sobre todo cuando uno sabe también que fue Winston Churchill quien ordenó a sus barcos que olvidasen cualquier tipo de protocolo y fueran a estrellarse (y por ende, inmolarse) contra cualquier buque enemigo si se topaban con éstos. Por lo cual, este tipo de detalles me resultan extraños o, al menos, poco precisos.

Y no se confunda querido lector, no pretendo defender la acción militar alemana de la IIGM, sólo poner algunos puntos sobre algunas íes. La Kriegsmarine alemana era bastante reacia y nada partidaria de la ideología nazi (algo que casi nunca se ve en el cine de producción americana/anglosajona, a excepción de en el film de 1957 Duelo en el Atlántico) y, de hecho, ningún comandante de la marina alemana pudo ser condenado en los juicios de Nuremberg ya que no fueron partícipes del genocidio llevado a cabo bajo el mandato y la orden de Hitler. Y en el campo de batalla, siguieron y respetaron todos los protocolos establecidos.

Por estos motivos, cuando la publicidad del film refería “Tom Hanks contra submarinos nazis” o cuando salen marinos alemanes comportándose como nazis, personalmente frunzo un poco el ceño.

Tom Hanks en la película
Tom Hanks en la película

Opinión final de la película Greyhound: enemigos bajo el mar

Greyhound: enemigos bajo el mar es una muy buena película de guerra naval, sin muchas pretensiones pero espectacular, que sabe medir sus tiempos y aprovecha la potencia de sus imágenes. Es una lástima no poder verla en una gran pantalla de cine.

Trailer

RESEÑA FINAL
Una gran película que entusiasmará a los amantes del bélico.
DIRECCIÓN
9
GUIÓN
7
INTERPRETACIÓN
7
LO BUENO
Su dirección se recrea en los barcos y por ende tiene imágenes muy potentes.
El rigor técnico.
Está muy chula a la par que bien.
LO MALO
El CGI de algunas escenas.
Acaba en el acto 2.
7.7
Más artículos
Crítica de la serie Por H o por B de HBO
Serie Por H o por B de HBO (XHOXB): Crítica y entrevistas