Crítica de la película El oficial y el espía

Fecha de estreno 1 de enero de 2020

A sus 86 años de edad, Roman Polanski escribe y dirige “El oficial y el Espía”. Una adaptación de la novela del escritor y periodista inglés Robert Harris. Un drama histórico con tintes thriller  sobre la historia real del oficial francés Georges Picquart y su implicación en el caso Dreyfus. Os dejamos con nuestra crítica de la película El oficial y el espía.

Sinopsis de la película El oficial y el espía

En 1984, el oficial judío Alfred Dreyfus (Louis Garrel) es humillado y condenado por espionaje a cadena perpetua en la Isla del Diablo. El coronel Georges Picquart (Jean Dujardin), presente en el juicio de Dreyfus y líder de la unidad de contrainteligencia, descubre que alguien continúa pasando secretos a Alemania. Decidirá investigar tal situación, poniendo en peligro su honor y su puesto de trabajo, para descubrir al verdadero espía.

Louis Garrel es el protagonista de la película
Louis Garrel es el protagonista de la película

Crítica de la película El oficial y el espía

El oficial y el espía es una película sobre la corrupción, los secretos, la justicia y el antisemitismo en lo que fue el mayor escándalo judicial de Francia. Una trama de gran interés, con un montaje al servicio de la narración que hace que el ritmo sea perfecto y todas las piezas vayan encajando a su debido tiempo. Aquí empieza nuestra crítica de la película El oficial y el espía.

En estos días en que la justicia y la corrupción son los temas de actualidad y la desconfianza en el poder es general, una película como El oficial y el espía parece absolutamente necesaria para no olvidar la historia y analizarlo todo dos veces.

La cinta sin duda adquiere una gran fuerza y no hace más que subir cuando sale a la luz el artículo de Émile Zola bajo el título “Yo acuso”, revelando en él los nombres de todos aquellos que habían permitido la encarcelación de un hombre inocente y habían encubierto a otro.

Jean Dujardin y Louis Garrel en la película El oficial y el espía
Jean Dujardin y Louis Garrel en la película El oficial y el espía

El siempre controvertido Polanski

Roman Polanski ha sido siempre un director muy polémico en lo personal pero respetado en lo profesional, lo que hace uno quiera verle como dos personas totalmente distintas, separando al artista de la persona, si es que es eso posible.

A finales de los 60 se consolidó como uno de los directores más importantes de su generación gracias a la  “La semilla del diablo” y justo en el mejor momento de su carrera, se producía el asesinato de su embarazadísima esposa, Sharon Tate, a manos de la familia Manson.

Con una filmografía extensa entre las que destacan películas como “Chinatown” o “El pianista”, haciéndole ésta última ganador del Oscar, el nombre de Polanski ha sonado más en la actualidad por sus escándalos personales que por sus éxitos.

Recordemos que en 1978, el director fue condenado por la violación de una menor pero huyó a Francia antes de poder ser sentenciado. Esto le llevó a la expulsión de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Aun así, con tres acusaciones más por violación a sus espaldas, ha seguido haciendo cine e incluso completando un libro de memorias que empezó hace 30 años.

Dejando a un lado su vida personal, el director de ascendencia judía, se atreve a adaptar junto al propio escritor Robert Harris, la novela “El oficial y el espía”.

 ¿Polanski vs Alfred Dreyfus?

Parece probable, y no imposible, que Polanski haya querido reflejarse a sí mismo en el personaje de Alfred Dreyfus, lo que podría ser peligroso y jugar en su contra si el espectador deja de ver a la verdadera víctima y empieza a ver al director tratando de exculparse.

Por otro lado el personaje de Picquart, protagonista activo de la historia, tiene una evolución desde mi punto de vista leve pero muy bien construída haciendo de él un personaje muy interesante.

Sale a la luz el artículo de Émile Zola bajo el título “Yo acuso".
Sale a la luz el artículo de Émile Zola bajo el título “Yo acuso”.

El oficial y el espía: El reparto

Louis Garrel está irreconocible en el papel de Alfred Dreyfus. Perfectamente caracterizado sin dejar rastro del joven Garrel de “Los soñadores” de Bertolucci y manteniendo una fachada seria y fría, como se describe que era el auténtico Dreyfus.

Por otro lado Jean Dujardin, ganador del Oscar por “The Artist” en 2011, otorga credibilidad y coherencia al personaje de Picquart ya que su evolución durante la trama es continua y progresiva y así se refleja tanto en sus actos como en los cambios de sus relaciones con el resto de personajes.

El oficial y el espía de Polanski
El oficial y el espía de Polanski

Conclusión final de la película El oficial y el espía

Al margen de lo que Polanski haya pretendido realmente con la película en relación a sí mismo, la historia del caso Dreyfus y la investigación que hay detrás de este hecho histórico, hacen que la cinta sea realmente interesante tanto desde el punto de vista del entretenimiento como desde el del conocimiento.

El personaje de Picquart, que carga con todo el peso de la historia, resulta ser alguien a quién te apetece acompañar en la historia y con quien descubrir la verdad a pesar de parecer demasiado distante con todos los que le rodean.

Como conclusión final de la película El oficial y el espía, resaltar que estamos ante una película que merece la pena no perderse por lo que tiene que contar y contada por alguien que, dejando a un lado su persona, posee las habilidades para hacerlo de una forma magistral.

Trailer

DIRECCIÓN
9.5
GUIÓN
8.5
INTERPRETACIÓN
8
Nota de lectores0 Votos
0
LO BUENO
El momento en que todo sale a la luz.
Las piezas que se van encajando.
LO MALO
Polanski colándose en la historia.
8.7
¿Te unes?