“El Menú” (Disney Plus): Crítica de la película

Thriller entre fogones en el que Anya Taylor-Joy es la invitada sorpresa

“El Menú”, crítica de la película dirigida por Mark Mylod con Anya Taylor-Joy, Nicholas Hoult, Ralph Fiennes y John Leguizamo como protagonistas. Una cinta que mezcla el terror y el suspense en tono de sátira para presentar una crítica al sistema capitalista y a lo ridículamente prohibitivos que resultan los precios de la alta cocina. Estreno en cines el 2 de diciembre de 2022 y disponible en el catálogo de Disney Plus desde el 18 de enero de 2023.

Sinopsis

Doce exclusivos comensales viajan hasta una pequeña isla para disfrutar de una velada inolvidable gracias al menú ideado por un gran chef (Ralph Fiennes).

Anya Taylor-Joy y Ralph Fiennes
Anya Taylor-Joy y Ralph Fiennes

Crítica de la película El Menú

Los chef encumbrados como estrellas del rock and roll, esa es la realidad que estamos viviendo y de la que parte la película El Menú. Una ubicación única a la que solo se puede acceder en barco, el chef más famoso del momento a los fogones, y largas listas de espera para acceder a un exclusivo menú que muy pocos pueden permitirse. Pero más allá de someter nuestro cinéfilo paladar a una crítica gastronómica, lo que encontramos en la cinta es una afilada crítica a las clases sociales y a la hipocresía del sistema capitalista.

El cine y la comida

En los últimos tiempos lo foodie se ha puesto de moda. Todo el mundo habla en términos de alta cocina incluyendo emulsión, gelificación o emplatar en nuestro día a día, aunque casi ninguno de nosotros, por mucho que sea adicto al programa ‘Master chef‘, seamos capaces de ponerlos en práctica en la cocina. Y esta moda ha llegado al cine en forma de diversos géneros. Así tenemos comedias dramáticas como Chef‘ (2014) de Jon Favreau, thrillers como ‘Hierve‘ (2021) de Philip Barantini, o la española ‘Fuera de carta‘ (2008) de Nacho G. Velilla.

Anya Taylor-Joy en la película El Menú
Anya Taylor-Joy en la película El Menú

La opulencia y la frivolidad

En esta ocasión, la película El Menú, firmada por Mark Mylod, se decanta por una puesta de escena muy teatral para enmarcar una historia de terror y el suspense con la que hacernos llegar su mensaje. Una velada compuesta por un menú degustación que pretende criticar con cinismo, y con mucho humor negro, a las clases adineradas que se disponen a comer un menú de mil y pico euros como si de un Big Mac se tratase. Engullen no disfrutan ni aprecian el trabajo del Chef y sus ayudantes, porque al tener todo a su alcance ya no valoran nada. Ni siquiera aquello que es exclusivo, excepto si pueden presumir de ello en redes sociales. La frivolidad de aquel que tiene todo a su alcance con tan solo sacar la cartera.

Ojo, que por otro lado también sale a relucir la “tontería” que envuelve la cocina moderna. Esos platos en los que la comida está deconstruida o en los que la gracia está en vivir una experiencia gastronómica ‘a ciegas’, todo ello pensado para insertar la palabra exclusivo y así elevar los precios hasta hacerlos solo alcanzables por unos pocos adinerados que pueden permitirse pagar un huevo frito a precio de caviar. Algo que veremos claramente reflejado cuando llegue el turno de segundo plato de este peculiar menú: pan sin pan.

¿Qué significa el final con la hamburguesa con queso?

Lamentablemente la película El Menú muestra sus cartas demasiado pronto, terminando con esa tensión y ese suspense previo que había marcado una senda juguetona y disfrutona, muy cercana a la literatura de Agatha Christie. El espectador ya conoce el destino de esos doce exclusivos comensales, ¿alguno de ellos logrará esquivarlo?

Con la llegada del cuarto plato todo se vuelve repetitivo y poco sorprendente, dejando todo su interés en los enfrentamientos dialécticos y los cruces de miradas entre los personajes de Anya Taylor-Joy y Ralph Fiennes. Ambos resultan extraordinarios en sus interpretaciones – pese a defender personajes bastante lineales-, siendo capaces de mantener la tensión hasta los últimos compases que ofrece un añadido inesperado al menú con esa petición de la hamburguesa con queso. Muchos serán los comensales de esta cinta que se planteen el significado de esta petición tan poco sofisticada para un chef de tan alta categoría. Pues bien, no es más que el placer de cocinar algo básico pero que sí va a ser apreciado por el comensal. Algo que el Chef denuncia desde el principio de la trama, y que hace que por instantes vuelva a recobrar el amor y la pasión por su trabajo. 

Opinión final de la película El Menú

El fan sin criterio, la despiadada crítica gastronómica, el actor fantoche, los defraudadores sin escrúpulos, todos tienen su sitio en este peculiar menú. Una pieza que mediante su humor negro presenta el absurdo del acto del consumismo más absoluto: aquel que no disfruta ni valora el arte, en este caso del paladar, solo es capaz de devorar por el simple hecho de poder permitírselo. Aún así a su guion le falta audacia al revelar sus cartas demasiado pronto.

Estreno y Ficha técnica

Título original: The Menu
Género: Drama, Comedia, Musical
Sitio Oficial: El Menú
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Fecha de estreno: 2 de diciembre de 2022
Productora: Alienworx Productions, Hyperobject Industries
Distribuidora: Searchlight Pictures
Duración: 107 min.
Año: 2022
Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años

Ficha Artística

Dirección: Mark Mylod
Guion: Seth Reiss, Will Tracy
Música: Colin Stetson
Fotografía: Peter Deming
Reparto: Anya Taylor-Joy, Nicholas Hoult, Ralph Fiennes, Hong Chau, John Leguizamo, Janet McTeer, Judith Light, Christina Brucato, Aimee Carrero, Paul Adelstein

Cartel

Cartel de la película El Menú
Cartel de la película El Menú

Trailer

RESEÑA FINAL
La película El Menú resulta entretenida pero muestra el destino final de sus comensales demasiado pronto, presentando una estructura y argumentos bastante repetitivos.
DIRECCIÓN
6
GUION
4.5
INTERPRETACIÓN
7
LO BUENO
Los duelos dialécticos y de miradas entre Anya Taylor-Joy y Ralph Fiennes
La mordaz crítica hacia el sistema capitalista en el que nos encontramos.
LO MALO
Su desenlace resulta algo "soso".
Sabemos cómo van a terminar sus comensales desde prácticamente su arranque.
Le falta perversión.
5.8
Nota