‘#Chef’, escrita, dirigida, producida y por supuesto, protagonizada por Jon Favreau, más conocido por sus trabajos de director en la saga Ironman, se estrena con la intención de entretener de la forma más distendidamente posible a la audiencia veraniega. Llena de caras conocidas y ausente de conflicto, ‘#Chef’ es amable, sencilla, divertida y entretenida. La opción ideal para terminar un día de verano con una sonrisa.

Sinopsis de la película ‘#Chef’

#Chef - Cartel

#Chef – Cartel

Carl Casper (Jon Favreau) lleva años siendo el chef de un famoso restaurante de Los Ángeles. Durante una década, el chef Casper y su equipo ha proporcionado un suculento menú que satisface tanto al gusto de los comensales como al bolsillo de Riva (Dustin Hoffman), propietario del restaurante, pero no las necesidades creativas y artísticas de Carl, quién se siente atrapado entre los fogones que antaño le proporcionaban tanta satisfacción.

Ilusionado por la noticia de que el famoso crítico culinario Rams Michel (Oliver Platt) acudirá al restaurante, Carl se lanzará a la creación de un nuevo menú con el que podrá demostrar a los demás, pero sobre todo a sí mismo, que sigue contando con esa chispa creativa que le valió la fama y el reconocimiento del que vive actualmente, pero las cosas no salen como cabría esperar y, tras protagonizar un escándalo en las redes sociales, el Chef Carl Casper se encuentra sólo y sin trabajo.

Apoyado por su ex mujer Inez (Sofía Vergara) y Marvin (Robert Downey Jr.), el que fuera el anterior marido de esta, Carl iniciará un negocio que llevaba años rondándole pero que, gracias a su acomodada posición, nunca se había lanzado a emprender. No sé querrá quedar fuera de la aventura el jefe de parrilla de su anterior trabajo y amigo Martin (John Leguizamo), y tampoco podrá librarse de su hijo Percy (Emjay Anthony), quien aprovechará el periodo vacacional para acompañar a su padre desde Miami hasta Los Ángeles, ciudad de destino del camión de tacos con el que el chef Casper remontará el vuelo.

Crítica de la película ‘#Chef’

Jon Favreau, director de la saga de Ironman, de Cowboys & Aliens y productor ejecutivo de tantos otros títulos, vuelve a los orígenes con una película personal, #Chef, de bajo presupuesto si lo comparamos con el de las últimas superproducciones en las que estuvo embarcado. Una película que cuenta con multitud de estrellas de la interpretación Hollywoodiana que prestan su reconocimiento para dar vida a pequeños personajes con la excepción de John Leguizamo y Sofía Vergara, que junto a Jon, son los protagonistas de la película.

Imagen de la película '#Chef' (2014)

Imagen de la película ‘#Chef’ (2014)

Este reparto “entre amigos” le viene genial a la trama amable y distendida con la que cuenta esta comedia de buenos sentimientos en la que todo, la música, el ritmo, el guion, la actitud de todos y cada uno de los personajes, empuja al espectador a que se sienta cómodo, relajado, entretenido y divertido. Y digo empuja porque, acostumbrado a el tipo de comedias de los últimos años en las que parten de una premisa justificada pero absurda como en Somos los Miller, o son totalmente esperpénticas a lo Paranormal Movie, o flirtean en cierto modo con el drama (elija una de tantas comedias Españolas, o Francesas al uso), cuesta creerse que tendremos casi dos horas de comedia forjada en el buen gusto, sobre todo esto, sin conflictos. Y no digo que no los haya, ¡por supuesto que los hay! Pero es la forma en cómo se van solventando lo que hace que la película fluya sencillamente dando la sensación de que no hay problema alguno, al menos para el espectador.

Imagen de la película '#Chef' (2014)

Imagen de la película ‘#Chef’ (2014)

Y es que, para bien, los problemas que se generan dentro del argumento de ‘#Chef’ se quedan al otro lado de la pantalla dejando al margen al público pero haciéndole partícipe a su vez de los momentos emotivos y sus resoluciones. Nadie se sentirá mal cuando el personaje interpretado por Jon Favreau se encuentre en la encrucijada de su vida o cuando protagonice el escándalo que le hará famoso en las redes sociales. Es más, el público disfrutará de lo lindo viendo la que se le viene encima, logrando el éxito que debería perseguir siempre una buena comedia: el gozo ajeno ante la situación dramática que vive el o los protagonistas.

Imagen de la película '#Chef' (2014)

Imagen de la película ‘#Chef’ (2014)

Todo en ‘#Chef’, al igual que los suculentos platos que se elaboran en la pantalla, ha sido concebido para el deleite del público. La música salsera versiona reconocibles canciones con las que se invita a disfrutar de la alegría y satisfacción de los buenos momentos que pasan los protagonistas gracias a la cocina, algo que es constante durante toda la película, mientras que Favreau hace que ni nos planteemos la veracidad de su deleite gracias a su curiosa preparación para el personaje, pues estuvo trabajando de incógnito en un camión de Kogi BBQ asesorado por Roy Choi, ganador del premio a Mejor nuevo chef de la revista Food & Wine, quien cuidó desde los tatuajes que luce Jon, hasta el punto de suciedad justo que debe tener un camión de tacos según transcurre su trabajo.

Imagen de la película '#Chef' (2014)

Imagen de la película ‘#Chef’ (2014)

Como director, llama la atención la forma en la que rueda las escenas de la comedia pues, una vez que consigue que la escena quede plasmada como ha sido escrita en el guion, invita al reparto a que la improvise libremente. Esto sin duda aporta nuevas posibilidades a los actores, que pueden contribuir con aportaciones nacidas desde sus personajes que a su vez, ayuda a que el director pueda realizar una comedia dinámica y más orgánica, tanto si se usan las escenas improvisadas como si no, pues de esta forma se dejan fuera las posibles presiones director-actor.

Imagen de la película '#Chef' (2014)

Imagen de la película ‘#Chef’ (2014)

Todo suma y aporta en la dirección del buen rollo. Tanto es así, que puede que alguien se mantenga alerta durante toda la proyección esperando que algo vaya mal de verdad pues, todo lo que ocurre, el distanciamiento del protagonista con su hijo, la relación con su ex mujer, alguna que otra pulla lanzada contra la jefa de sala interpretada por Scarlett Johansson, la licencia del camión, empezar de cero… se resuelve fácilmente y siempre con una actitud muy positiva en la que apenas cabe el conflicto. Salvo en las escenas protagonizadas por Dustin Hoffman que interpreta a Rovi, jefe del Chef Casper, o Oliver Platt, el crítico culinario el dicho “Dos no discuten si uno no quiere” es tomado por filosofía, cosa que, aunque a alguno le pueda parecer negativo, resulta interesante para crear ese ambiente de “todo va bien” mientras parece (erróneamente) que no está pasando nada.

Trailer de la película ‘#Chef’

Crítica de la película '#CHEF': el buen rollo de Jon Favreau
DIRECCIÓN8
GUION7
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • La química entre los actores, el ritmo de las escenas, la forma de resolver los conflictos.
  • La relación entre padre e hijo y sus escenas son muy interesantes.
  • John Leguizamo.
LO MALO
  • Tanta despreocupación puede ocasionar el efecto contrario. No estamos acostumbrados a que todo vaya tan bien ni en una película.
7.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (37 Votes)
7.7

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.