Una de las películas clave de este verano 2018 para pasar una tarde familiar en la sala de cine es sin duda “El mejor verano de mi vida”. Leo Harlem aporta el toque de humor a una película entrañable sobre la unión de un padre y su hijo.

Crítica de la película “El mejor verano de mi vida”

En estas calurosas fechas del año se agradece que llegue a la cartelera un título como El mejor verano de mi vida. Una película fresquita, con sus puntos cómicos y entrañables, y apta para que la familia al completo pase una entretenida tarde en el cine. Ese es el secreto del nuevo título del director Dani de la Orden (El Pregón), introducirnos en una roadmovie veraniega de un padre y su hijo hacia un destino tan vacacionalmente prometedor como el bolsillo lo permita. Una película que sin pretenciosidades innecesarias logra captar tanto la atención y las sonrisas de los más pequeños de la casa, como contar con la complicidad de los padres. Una película amable que resalta los valores de la familia y los amigos, y que deja claro que el dinero no es nunca lo más importante ni trae consigo la felicidad necesariamente.

Maggie Civantos en una escena de la película "El mejor verano de mi vida"

Maggie Civantos en una escena de la película “El mejor verano de mi vida”

Los protagonistas de la historia serán: Curro (Leo Harlem), un padre cincuentón que no está pasando sus mejores momentos ni laborales ni económicos. Y Nico (Alejandro Serrano), su hijo de 9 años al cual le ha prometido durante todo el curso que si sacaba todo sobresalientes le llevaría a un sitio flipante de vacaciones ese próximo verano. La sorpresa llegará al descubrir que el chaval trae las notas con un sin fin de sobresalientes en cada una de las asignaturas.

Leo Harlem, Alejandro Serrano y Maggie Civantos en la película familiar del verano

Leo Harlem, Alejandro Serrano y Maggie Civantos en la película familiar del verano

Lo bonito de la película es ver como los lazos afectivos de Curro y Nico se van estrechando más y más según pasan los minutos… dejando más que claro que aunque su padre no haya podido llevarle a EuroDisney, para Nico, tras todas las aventuras vividas junto a su padre, serán sin duda el mejor verano de su vida.

Dicen que la vida son momentos, esos que se quedan en nuestra memoria para siempre y, aunque muchas veces pongamos el dinero por delante para llegar al objetivo de la felicidad, si lo pensamos, en pocas ocasiones ambos factores han ido unidos, sobre todo cuando éramos niños. No hace falta dinero de por medio para que recuerdes con cariño los abrazos de tu abuela, los bocatas que te hacía tu abuelo en las meriendas, las horas y horas jugando a balón prisionero con tus amigos… esos son momentos de calidad, si señor. Y en estas sensaciones, y en este análisis, se centra la película “El mejor verano de mi vida“.

Jordi Sánchez e Isabel Ordaz en "El mejor verano de mi vida"

Jordi Sánchez e Isabel Ordaz en “El mejor verano de mi vida”

Opinión final de “El mejor verano de mi vida”

Dice el director Daniel de la Orden que ha tomado como referencia la película La vida es bella para realizar este largometraje. Ni que decir tiene que afirmando esto no sale bien parado. Las comparaciones son odiosas y esta mucho más; comparar la que nos ocupa con una obra maestra de nuestro cine más reciente es casi una blasfemia, una completa locura, aunque sólo se trate de una inspiración básica.

La película sólo sale triunfante si nos la tomamos como lo que es, un pasatiempo familiar para una tarde de verano. Con sus toques cómicos -que no llegan a los destornillantes momentos que nos regaló con “El Pregón”– y entrañables, gracias en gran parte a la gran elección que ha hecho con su actor protagonista: Leo Harlem. El actor tiene una vis cómica innegable a estas alturas, pero además aporta cercanía, sensibilidad y cierta melancolía a los momentos dramáticos de la propuesta. Quizá ese sea el único punto en común con la citada La vida es bella, las dos películas tienen como protagonistas a actores que son capaces de sacar una sonrisa al espectador en una situación dramática, para Roberto Benigni es el Holocausto nazi; para Daniel de la Orden son la crisis económica y la precariedad laboral que arrastramos desde hace ya más de una década en nuestro país.

Película "El mejor verano de mi vida" con Leo Harlem
DIRECCIÓN7
GUION5
INTERPRETACIÓN7.5
LO BUENO
  • Leo Harlem, el alma de la película.
  • Una comedia amigable y divertida para toda la familia.
LO MALO
  • Compararse ni lo más mínimo con La vida es bella.
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.