Película Crímenes de familia de Netflix: Crítica

Thriller dramático con un reparto de caché

Desde el 20 de Agosto ya está disponible en Netflix la película argentina Crímenes de Familia, una suerte de drama judicial y familiar que alterna dos supuestos crímenes y sus consecuencias en los tribunales y en la parentela. Desde Los Interrogantes os dejamos con nuestra crítica de la película Crímenes de familia de Netflix, una de nuestras recomendadas de la semana.

Sinopsis

La vida de Alicia e Ignacio, un matrimonio de clase alta, se ve truncada cuando su hijo Daniel y su empleada doméstica, Gladys, son acusados y juzgados por diferentes crímenes difícilmente justificables.

Cecilia Roth y Miguel Ángel Solá
Cecilia Roth y Miguel Ángel Solá

Crítica de la película Crímenes de familia de Netflix

El director bonarino Sebastián Schindel (El hijo, también disponible en Netflix) está a los mandos de la película Crímenes de familia, donde se atreve a contar, junto con el guionista Pablo del Teso, una historia que entrelaza dos episodios criminales que envuelven a una familia de los barrios de clase alta de Buenos Aires encabezada por Alicia (Cecilia Roth) e Ignacio (Miguel Ángel Solá).

Un reparto de caché

No hay nada que objetar a la pareja de aristócratas. Cecilia Roth (doble ganadora del Goya por Todo sobre mi madre y Martín (Hache)) realiza una interpretación elegante, mostrándonos dos caras: la de madre dispuesta a dar todo por su hijo Daniel (bordado por el actor Benjamín Amadeo), acusado de maltratar y violar a Marcela (Sofía Gala Castiglione), su ex-pareja; y la de mujer de estirpe noble pero amable tratando de obrar correctamente en un mundo cada vez más perturbado.

El padre de familia es interpretado por Miguel Ángel Solá, clásico actor todoterreno argentino y un icono en su país. Con menos protagonismo que Cecilia Roth, también logra una interpretación seria pero contenida ante la situación desesperante que está viviendo.

Desesperante también porque no solo el hijo de ambos es acusado, sino también su criada Gladys (la actriz amateur Yanina Ávila), juzgada por un crimen que desconocemos al principio de la película pero que se irá revelando a medida que los implicados vayan declarando.

Cecilia Roth en la película
Cecilia Roth en la película

Conciencia social

A pesar de las polémicas que rondan acerca de si la actriz amateur Yanina Ávila no cobró por su papel en la producción, se atisba un carácter comprometido con la brecha de clase y la violencia machista.

Gladys representa el eje central del conflicto. Ella es una mujer del medio rural que trabaja para Alicia e Ignacio a cambio de techo, comida y la crianza de su pequeño hijo Sebastián.

Las acusaciones que caen sobre Gladys solo son defendidas en un principio por su psicóloga criminal (Paola Barrientos). La concatenación de declaraciones y sucesos irá despejando la brecha y estableciendo un clima de respecto, afecto y sororidad entre los cuatro personajes femeninos: Gladys, su psicóloga, Alicia y Marcela.

La película Crímenes de familia de Netflix además, pone en jaque las grietas del sistema judicial, cuestiona la acumulación de bienes y refuerza la convivencia en austeridad; aunque quizás algunos aspectos de clase y género resulten un tanto estereotipados.

Una trama cocida a fuego lento

Sebastián Schindel es capaz de comprometerse con algo tan peliagudo como la violencia machista sin deshumanizar al criminal ni mostrar prácticamente imágenes violentas o relacionadas con los crímenes.

El director se limita a poner el ojo (o la cámara) sobre el tribunal o sobre el hogar; permitiéndose una evolución casi episódica en la que alterna declaraciones de los implicados con vivencias cotidianas mediante una puesta en escena simple pero elegante.

Sin embargo, sí que se echan en falta escenas con más riesgo que hagan explotar el thriller, que acaba siendo sacrificado y quedando en segundo en plano a favor de la psicología de los personajes. La película Crímenes de familia se acaba desarrollando de forma pausada, sin casi puntos de giro pero con una resolución precisa y coherente.

Opinión final de la película Crímenes de familia

La película Crímenes de familia de Netflix nos expone un drama judicial y de familia comprometido socialmente, con interpretaciones potentes y con una puesta en escena sobria y formal. Una buena película sin alardes para disfrutar en el sofá una tarde de domingo.

Trailer

RESEÑA FINAL
Cine social comprometido con magníficas interpretaciones.
DIRECCIÓN
7
GUIÓN
6
INTERPRETACIÓN
8
LO BUENO
Tanto los actores y actrices de renombre como los menos conocidos realizan interpretaciones notables.
La sororidad que acaban transmitiendo los personajes femeninos.
LO MALO
Que haya polémica en torno al cobro del salario de la actriz Yanina Ávila.
La trama es poco arriesgada y evoluciona de manera casi previsible.
7
Nota
Más artículos
Crítica de la serie A tres metros sobre el cielo de Netflix
Crítica de la serie A tres metros sobre el cielo (2020) | Netflix