Crítica de No andaba muerto estaba de parranda | Película de Netflix

Disponible en Netflix

La película No andaba muerto estaba de parranda de Netflix es la nueva comedia del director Fernando Ayllón. Tras diagnosticarle un tumor maligno, su protagonista decidirá aprovechar al máximo las seis semanas que le quedan de vida y viajar por Europa junto con su mejor amigo. Hoy os dejamos la crítica de No andaba muerto estaba de parranda, una cinta colombiana que bien podría ser made in spain.

Sinopsis de No andaba muerto estaba de parranda (Netflix)

Juan Pablo (Ricardo Quevedo) es contable en una exitosa agencia de viajes, pero su vida sólo hay amargura e infelicidad. Una novia que le engaña, un salario que no le da para llegar a fin de mes, un trabajo que le tiene esclavo hasta altas horas de la noche, y para colmo, ahora le dicen que tiene un tumor por el que le auguran seis semanas de vida más.

Escena de No estaba muerto estaba de parranda de Netflix
Escena de No estaba muerto estaba de parranda de Netflix

Crítica de No andaba muerto estaba de parranda (Netflix)

¿Qué harías si te quedaran seis semanas de vida? Esa es la premisa de la que parte la nueva adquisición de Netflix, la película No andaba muerto estaba de parranda. Una comedia de enredos cuyo protagonista es el típico perdedor al que le han diagnosticado una enfermedad terminal, ese será el momento en el que se de cuenta lo miserable que es su vida y decida vivir los pocos días que le quedan al máximo.

Una canción de Peret…

Su argumento nos recuerda a una de las canciones más conocidas del mítico Peret, aquella titulada ‘El Muerto Vivo’, recogida en su disco ‘Canta y se feliz’ (1967). En España es un tema imprescindible de verbena, lo que muchos no sabrán es que la canción es original del compositor y director de orquesta colombiano Guillermo González Arenas (1965). Y de esa canción parece partir la idea de la cinta.

Ricardo Quevedo y ‘Polilla’
Ricardo Quevedo y ‘Polilla’

Los compadres colombianos

Pero ese no es el único motivo por el que muchos podríamos pensar que nos encontramos ante una cinta española… también cabe la sospecha de estar ante el estreno del nuevo proyecto del dúo cómico apodado como “Los compadres“, Alberto Sánchez y Alfonso López.

Pues bien, nada de esto es verdad. No andaba muerto estaba de parranda de Netflix (2020) es una película de origen colombiano, pero sí guarda ciertas similitudes con las posibilidades planteadas anteriormente.

La película que ya puedes ver en Netflix también está protagonizada por un dúo de cómicos, los humoristas colombianos Ricardo Quevedo y Nelson Polanía, más conocido como ‘Polilla’. Un dueto que en actitud y maneras nos recordará, y mucho, a los andaluces. Además los gags de la película también se centran en temas como la corrupción, las juergas, las drogas, las traiciones, el sexo, etc. Su resultado son escenas bastante grotescas con más bien poca o nada de gracia. Ejemplo de ello son las visita al museo genovés o la pelea ilegal de serpientes en la ciudad de Barcelona (lo que hay que ver…).

Ricardo Quevedo y ‘Polilla’, los protagonistas de la película
Ricardo Quevedo y ‘Polilla’, los protagonistas de la película

Fernando Ayllón, director y guionista

Tanto el guion como la dirección de la cinta corren a cargo de Fernando Ayllón, cineasta colombiano con un largo recorrido en el género de la comedia. En la película No andaba muerto estaba de parranda de Netflix intenta transmitir al espectador ese “despertar” necesario para disfrutar de la vida, quitándonos lastres innecesarios de encima y personas tóxicas de nuestro camino. Disfrutar de cada día como si fuera el último, ese es el lema de la cinta.

Lamentándolo mucho la película no cumple su principal objetivo, el de hacer reír con las situaciones que propone. Algo que viene motivado bien por lo absurdo y forzado de las mismas, o por lo repetitivo, ya que escenas similares se han llevado a la comedia en multitud de ocasiones.

Este muerto está muy vivo
Este muerto está muy vivo

Opinión final de No andaba muerto estaba de parranda (Netflix)

En conclusión, podemos decir en nuestra crítica de No andaba muerto estaba de parranda que la cinta colombiana puede cumplir con la misión de entretener, aunque terminan haciéndose largos sus 90 minutos de metraje por el abuso, entre otras cosas, de las “escenas musicales”. Pero lo que no conseguirá será divertir como pretende, ya que la gran mayoría de sus gags no funcionan o bien por forzados o por repetitivos.

Trailer

DIRECCIÓN
5
GUIÓN
4
INTERPRETACIÓN
5.5
LO BUENO
La idea general podría haber resultado divertida.
LO MALO
Sus gags no funcionan.
Sus 90 minutos de duración terminan por hacerse largos y pesados.
4.8
Más artículos
17 Muestra SYFY de Cine Fantástico
17 Muestra SYFY de Cine Fantástico