Crítica: El director Gore Verbinski presenta ‘La cura del bienestar’, un cuento gótico que dibuja su terrorífico enigma en el reconfortable e inofensivo entorno de un balneario.

La cura del bienestar

En La cura del bienestar encontraremos todo un cuento gótico tan sorpresivo e impredecible como  irregular en su tramo final. Una arriesgada y curiosa apuesta cinematográfica que surge al mezclar las acertadas dosis de terror, suspense y thriller psicológico con los universos literarios de Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft, todo ello bajo la característica visión de su director Gore Verbinski (La Señal, la saga Piratas del Caribe, Rango), y a lo que hay que añadir además un pequeño toque de serie B. Su mayor pecado será recrearse en su tenebroso y oculto laberinto de incógnitas, lo que hará que su tramo final se alargue sin ninguna necesidad hasta los 146 minutos, provocando así que el espectador comience a revolverse en la butaca. ¿Un proyecto pretencioso? Claramente sí.

A Dane DeHaan le costará escapar de esta particular cura

A Dane DeHaan le costará escapar de esta particular cura

Sinopsis de ‘La cura del bienestar’

Su curiosa historia nos presenta a un joven y ambicioso ejecutivo, Lockhart (Dane DeHaan), que será enviado hasta un recóndito balneario situado en los Alpes Suizos con la misión de traer de regreso al presidente de su compañía. Cuando llegue a ese “centro de bienestar” descubrirá que algo extraño y misterioso retiene a todo aquel que pisa sus instalaciones, mientras viven ajenos a la realidad inmersos en sus sanísimas terapias. Quizá él también precise su propio tratamiento en busca de cura.

Dane DeHaan a su llegada a la balneario.

Dane DeHaan a su llegada a la balneario

Crítica

Gore Verbinski se revela claramente contra el cine mainstream con esta La cura del bienestar, campo en el que hasta el momento parecía sentirse cómodo mientras aceptaba dirigir los grandes proyectos encargados por las majors. Ahora nos presenta esta personal apuesta que no deja de ser de lo más rara tanto en lo que se refiere a su forma como en contenido, llegando a rozar el auténtico delirio; un proyecto que ni mucho menos gustará a todos los públicos y que no llegará a arrasar en taquillas. Una película que en definitiva, y bajo su aura encantada, presenta una clara crítica hacia el modo de vida en la sociedad actual y más concretamente sobre las profundas miserias del ser humano. Un mundo que sólo lo mueve el dinero, el éxito, la ambición y la envidia. Una sociedad enferma pero cuya cura aún se desconoce.

Mia Goth es Hannah, el personaje más enigmático de la cinta

Mia Goth es Hannah, el personaje más enigmático de la cinta

Pese a la generalización de secuencias vacías de contenido para el desarrollo de la trama (también producto del extendido y detallista guion de Justin Haythe), un experimentado Gore Verbinski conseguirá triunfante que el espectador no pierda durante su alargado desarrollo ni un ápice del interés suscitado durante su enigmático arranque. Mediante su envolvente atmósfera dibujará un terrorífico cuento que quedará enmarcado de forma totalmente atemporal, ya que pese a estar situada en la actualidad es capaz de aturdirnos de tal manera dentro de su laberinto fantástico que perderemos la noción del lugar y el tiempo. Sin duda quedaremos atrapados en lo original de su propuesta, entre lo fantasioso y misterioso de cada secuencia. La tensión sube en la sala; Lockhar no consigue dar con la clave ni con la salida; la situación se volverá insoportablemente incómoda. Verbinski ha conseguido su objetivo: asfixiar al espectador dentro de su propio relato.

Mia Goth se aparece en cualquier esquina del balneario

Mia Goth se aparece en cualquier esquina del balneario

Conclusión

Verbinski tomará como referencia ciertas secuencias de grandes títulos como ‘La naranja mecánica’ (1971), ‘El resplandor’ (1980), ‘Shutter Island’ (2010), entre otros. Visualmente quiere impactar tanto o más que lo grandes. De tal modo que lo conseguirá; la propuesta terminará ganando al espectador por su dirección artística -claramente muy superior- y no tanto por su argumento. La cura del bienestar quiere contar demasiado, resultar enormemente reveladora e impactante y cautivar de tal manera que finalmente nos costará empatizar con sus personajes, situaciones o emociones, no pudiendo más que alabar lo mágico de su composición visual pero poco más.

Crítica de la película 'La cura del bienestar': Pesadilla entre aguas termales
DIRECCIÓN8
GUION6
INTERPRETACIÓN7
LO BUENO
  • Consigue mantener la expectación hasta el final.
  • Visualmente es impactante.
LO MALO
  • Su excesiva duración.
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
8.6

Una Respuesta

  1. Will

    Visualmente es una pasada y los escenarios tambien. Lo que me molesta es irme del cine pensando que soy tonto pir no haberme enterado de muchas cosas. Pero al leeros me siento mejor… mal de muchos… jaja.. el caso es que no entiendo el tema anguilas, destilacion… pero lo que entiendo menos es que han visto los productores para meter pasta en ese guión…

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.