A contracorriente Films apuesta por Ballerina, una fabulosa película de animación fresca, entretenida, divertida, encantadora, detallista y contemporánea. Niños y adultos compartirán la pasión de los creadores y de los personajes protagonistas.

Crítica de la película de animación Ballerina

Bravo. Y punto. Si hubiera tenido la ocasión de aplaudir el día del estreno lo hubiera hecho bien a gusto. Y con “bravos” y todo. Sí. Treinta millones de euros bien gastados en un producción franco-canadiense e una historia que cualquier machista calificaría “para niñas”. Pero de eso nada -y eso que el cartel elegido para nuestra nación sólo refleja el argumento principal de la historia.

Con un objetivo sencillo, la película se presenta a través de dos huérfanos, Félicie (Elle Fanning) una alocada y enérgica niña, y Víctor (Dane DeHaan), un inteligente y patoso niño. El objetivo en la vida de ambos es perseguir su sueño y convertirse en bailarina, en el caso de ella, e inventor, en el caso de él. Pronto harán todo lo posible para escapar juntos del orfanato con la intención de viajar a París y lograr aquello que tanto desean cada uno.

La protagonista de la película Ballerina en una escena

La protagonista de la película Ballerina en una escena

Lejos de inventar nada, el guión de Carol Noble, Eric Summers y el también productor y guionista Laurent Zwitoun, -de las fantásticas películas Los Seductores, Llévame a la Luna e Intocable- propone la típica historia de superación personal gracias a la dedicación, el trabajo mientras se ensalza la amistad y la ética. Típico, tópico y sin duda necesario, porque la forma de contarlo se aleja mucho de la fácil ñoñería acostumbrada en este tipo de producto dirigido al público infantil.

Ballerina es enérgica como su personaje femenino protagonista y rompe todos los antiguos tópicos sobre sexos débiles y demás arcaicos eslóganes. Bailar mola, y mucho, y gracias a la cuidada animación y a la excelente representación de los movimientos en las escenas, más de uno -que tenga algo de sensibilidad artística, claro- se dejará tomar por la emoción de la cinta fantaseando ante la posibilidad de estudiar ballet. Un supuesto que llegada a cierta edad es tan difícil como fantasear en convertirse en Ironman o Batman pero… Ahí está la energía -y magia- de esta cinta.

La protagonista junto a Régine Le Haut, la malvada de la película.

La protagonista junto a Régine Le Haut, la malvada de la película.

Las que no durarán un instante en querer enlazarse unas punteras son las niñas y casi seguro los niños. Lo del género femenino lo tengo clarísimo porque Acontracorriente Films me brindó la oportunidad de asistir a un pre-estreno de tarde donde sólo puede ver niñas -bastante pequeñas- acompañadas de sus madres y, si algo me quedó claro, es que todas salieron danzando mostrando sus mejores movimientos.

La película es tan ágil como previsible pero esto, tal y como lo muestra la película, no tiene por qué ser negativo. Al acudir al cine a ver una producción de este tipo, los espectadores suponen una serie de valores característicos típicos que, consciente o inconscientemente, están deseando encontrar. Normalmente estos valores suelen ser sencillos, universales y éticos. Por supuesto, también esperamos ver una representación de los planos negativos de la vida, personajes despóticos, malvados, altivos, contrarios a lo que debe ser un ejemplo de conducta. Del mismo modo, muchos adultos acaban dando por sentado que una película infantil que no provenga de los consabidos titanes de la animación será irremediablemente aburrida -Tadeo Jones-. Sin embargo, como ya he apuntado anteriormente, Ballerina logra superar el tedio, tratando a los más pequeños como lo que son: personas pequeñas.

El personaje de reparto masculino, Victor, aspira a convertirse en un magnífico inventor.

El personaje de reparto masculino, Victor, aspira a convertirse en un magnífico inventor.

La creatividad es impresionante y los detalles del dibujo son magníficos. La luz empleada para la películas es fantástica, llena de luminosidad y colores pastel. El ritmo es alto en todas las escenas y, de forma inesperada, se introducen escenas de acción -sí, sí, acción- magníficamente ejecutadas. Pueden ser algo gratuitas sí, pero su introducción no llega a ser molestamente forzada. De hecho la dirección de Eric Summer y Éric Warin es exquisita a la hora de tomar elecciones.

Por otro lado Ballerina está planteada para que los dos géneros puedan identificarse en la historia. Ellas, por supuesto, se quedarán con la protagonista, una niña moderna -y eso que estamos a finales del siglo XIX-, mientras que ellos estarán entretenidos con las aventuras secundarias del niño inventor. Cuando uno es crío, y por mucho que algunas feministas se empeñen, a los niños por lo general le van más las pistolas y a las niñas las muñecas, y esto es algo que han tenido en cuenta a la hora de enganchar al público objetivo. Por supuesto, ambos géneros disfrutarán al máximo de la carrera de Felicia (Elle Fanning en el doblaje original) gracias a su planteamiento a lo Karate Kid (duros entrenamientos, sacrificio y técnicas creativas para mejorar agilidad y potencia muscular) pero para contentar a todos es necesario mostrar personajes con los que cada uno pueda sentirse identificado. Luego, una vez atrapada la atención, si la película es buena -como es el caso- todos los espectadores quedarán atrapados en la trama principal de Ballerina.

Personajes tópicos y típicos que funcionan fantásticamente. Por un lado, los dos niños protagonistas, Felicia y Víctor que sueñan con hacer realidad sus sueños. Por otro, los antagonistas, una estirada señora elegantemente vestida a la moda de finales de XIX, adinerada y malvada, cuyo único interés es colar a su pequeña hija en el ballet de la Ópera de París. Por supuesto, la malcriada hija, también hará todo lo posible para fastidiar a los protagonistas, pues ella se sabe con sobrada posibilidades gracias a su entrenamiento, su enchufe, y sus pocos escrúpulos a la hora de pasar por encima de cualquiera.

La protagonista junto a sus compañeras en una divertida escena de danza

La protagonista junto a sus compañeras en una divertida escena de danza

Aparece también la figura del maestro mentor de las artes marciales, en este caso de la danza, una mujer venida a menos quien por supuesto acabará echando una mano a la protagonista inculcándole los principios necesarios para llevar a cabo cualquier arte: entrenamiento, pasión y dedicación. Amén de otros magníficos personajes secundarios que arroparán y propiciarán subtramas y conflictos a la impulsiva Felicia.

Precisamente, la gracia de Ballerina está en la viveza de sus personajes y sus cuidados detalles. Todos, absolutamente todos, han sido dotados de vida y propósitos para crear una fantástica historia de animación. Todos están vivos porque han sido dotados de un pasado y un fin. Desde el personaje más cándido, pasando por el más humorístico y terminando con el más malvado -al que su hubieran querido hubieran sido capaces de justificar hasta sus acciones con facilidad-, todos, tienen su reservado protagonismo. Unos lo serán de necesarias escenas cómicas, otros de las más emotivas, y alguno tendrá sentido en poner la guinda graciosas y, de manera inesperada, robará una sonrisa a la sala.

Maddie Ziegler, la niña protagonista de los videocliops de SIA, pone voz a Calille Le Haut (Izquierda), el personaje antagonista de la película

Maddie Ziegler, la niña protagonista de los videocliops de SIA, pone voz a Calille Le Haut (Izquierda), el personaje antagonista de la película

Ballerina cuenta con unos cuantos números de danza que oscilan entre el baile moderno y la danza clásica. Espectacular es la parte final, con duelo incluido, en la que, llegados de una divertida escena de acción, se echa toda la casa por la ventana para representar un fantástico ballet (valgan todas las acepciones de esta palabra) que maravillará a la audiencia. La película sabe transmitir la emoción del escenario y la audiencia, la sensación de jugárselo todo a una carta sobre las tablas, el nervio de querer estar ahí y, aunque lo dulcifica todo -es una película infantil- sabe reflejar parte del sacrificio que conlleva alcanzar un sueño, en este caso, la de ser bailarina de ballet.

En conclusión, Ballerina es una brillante producción cinematográfica de animación que partiendo de una idea sencilla y utilizando un menospreciado arte, el del ballet, logra componer una sobresaliente película que sabrán disfrutarán todos los públicos. Eso sí. Advierto que sus hijos desearán ingresar en una academia sí, o también.

Crítica de la película de animación Ballerina: Magnífica y sobresaliente
DIRECCIÓN9
GUIÓN8.9
INTERPRETACIÓN9
ANIMACIÓN10
LO BUENO
  • Imaginativa, enérgica, divertida, espectacular... una película de animación muy entretenida.
  • La animación es de sobresaliente y los movimientos de danza son espectaculares.
  • Partiendo de una idea sencilla y de el ballet, un arte tan desconocido, fascinante y sacrificado, Ballerina logra entretener a jóvenes y mayores.
LO MALO
  • Formarse prejuicios y desperdiciar la oportunidad de verla en el cine.
9.2Nota Final
Puntuación de los lectores: (20 Votes)
7.3

3 Respuestas

  1. Maria

    Mira, antes usted a puesto que ha las niñas les va mas las muñecas y a los niños la pistola. ESO ES UN COMENTARIO TOTALMENTE MACHISTA,POR QUE COMO USTED PUEDE VER HAY MUJERES CON PISTOLA Y HOMBRES CON MUÑECAS,ASI QUE,LA VIDA NO ES ASI,HA LO MEJOR USTEDES ESTAN CON LA PISTOLITA Y LAS MUJERES HACEMOS COSAS MAS UTILES QUE MATAR.POR ESO SI QUE NO PASO.

    Responder
  2. Miguel Rivera

    Gracias por esta crítica, ayer pasé por el cine y vi que este film está en estreno. Ahora, con más seguridad, iré a disfrutarlo pronto.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.