Película que narra la tragedia del submarino ruso “Kursk”, que se hundió en el año 2000 y en el que murieron sus ocupantes por la negligencia del gobierno de su país al tardar demasiado en prestarles ayuda.

Kursk

Kursk” es de esas historias a las que los productores se aferran, sabedores de que están ante una tragedia que bien podría funcionar en la pantalla grande, pero el problema para el espectador es que el desenlace es conocido, y, por tanto, el impacto que provoca la película es nulo. Sin nada que sorprenda, el ejercicio de llevar a la pantalla grande un suceso como este se queda en lo meramente elegiaco, con pocos valores cinematográficos que destacar.

Colin Firth en Kursk 2018 – Crítica de cine

Reseña y trama

Por todo ello, la película de Thomas Vinterberg avanza a medio gas, resultando demasiado fría y cumpliendo en sus intenciones, sin llegar a sorprender en ningún momento. El director de aquella gran y olvidada película que es “La caza” sigue haciendo gala de una puesta en escena sobria, intentando incomodar cuando la situación lo requiere, y es capaz de elaborar un par de secuencias que, a pesar de que el espectador conoce la historia, consiguen mantenerle en tensión. Ambas se desarrollan bajo el agua, y suponen lo más interesante de un film que, por lo demás, visita los mismos lugares comunes que la mayoría que abordan estos temas. Se muestra la recreación de lo sucedido dentro del submarino, la gestión del gobierno y el ejército para rescatar a los supervivientes con la participación inglesa y, por último, la lucha de las familias por recabar un poco de información. Tres frentes, tres tramas, que quedan equilibradas, siendo quizás la menos interesante la de las familias, aunque curiosamente es donde se encuentran los valores interpretativos más destacables.

El reparto

Y es en el terreno artístico es donde encontramos nombres conocidos como Colin Firth, Léa Seydoux o el gran Max Von Sydow, los tres con grandes momentos, en especial el veterano intérprete que goza de poco tiempo en pantalla, pero da un recital cada vez que aparece. El resto del reparto es desconocido para el público casual y se relaciona con los trabajadores a bordo del submarino, con un trabajo correcto por su parte.

Llama la atención que un director tan poco dado a la espectacularidad se haya asociado con un productor como Luc Besson, acostumbrado a los grandes excesos en sus películas, pero el binomio funciona; ya que ambos extremos se equilibran y el hecho de que Besson esté detrás de la producción hace que  esta cinta, en principio pequeña, se pueda beneficiar de grandes nombres, tanto en el reparto como en el caso de la música con Alexandre Desplat poniendo su batuta al servicio de la historia, una vez más, con una partitura muy interesante aunque no sea de sus trabajos más destacados.

Artemiy Spiridonov y Lea Seydoux en Kursk 2018

Kursk: Opinión final

“Kusk” cumple con el objetivo que pretenden alcanzar las películas que retratan este tipo de tragedias, sin embargo, su excesiva frialdad juega en contra de una historia que pedía ser aún más crítica, y eso que no se esconde para nada, pero también mucho más épica, exaltando el coraje de unos supervivientes que hicieron todo lo posible por salir de aquel infierno que sufrieron hasta sus últimas consecuencias.

Kursk Crítica de la película 2018
DIRECCIÓN6
GUIÓN6
INERPRETACIÓN7
LO BUENO
  • Las apariciones de Max Von Sydow.
  • La secuencia en la que tienen que ir a buscar las balas de oxígeno.
LO MALO
  • Demasiado fría.
  • Conocer el final de antemano le resta tensión.
6.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.