Crítica de El Caballero Oscuro. Un clásico firmado por Christopher Nolan

Con la reciente noticia de que Warner Bros está barajando la posibilidad de reestrenar en cines la trilogía de Batman protagonizada por Christian Bale para alentar a la gente a volver a las salas, en Los Interrogantes queremos revisionar ‘El Caballero Oscuro’ (2008), el ya clásico film de Batman que consagró a su director Christopher Nolan como uno de los más importantes de nuestra generación.  AVISO: Este texto contiene algunos SPOILERS que serán previamente avisados (aunque sinceramente es poco probable que no hayas visto la película). Os dejamos con nuestra crítica de El Caballero Oscuro, imprescindible para los amantes de los superhéroes y de Batman.

Sinopsis de El Caballero Oscuro (2008)

La batalla por el alma de Gotham está en buenos momentos, gracias a la acción del Fiscal del Districto Harvey Dent, el comisario de policía James Gordon y el vigilante nocturno Batman (Christian Bale). Pero la aparición de un nuevo villano apodado “Joker” (Heath Ledger) desestabilizará aún más esta lucha.

El Batman de El caballero oscuro
El Batman de El caballero oscuro

Crítica de El Caballero Oscuro (2008)

Que Christopher Nolan se consagró con esta película es un hecho. La secuela de su primera película sobre el hombre murciélago,  Batman Begins (Christopher Nolan, 2005) sorprendió a todo el mundo y se convirtió en el modelo a seguir del cine de superhéroes desde su estreno, aunque nadie llegara siquiera acercarse. Y aunque Nolan tiene tanto adeptos como detractores, la que nos ocupa es el mejor ejemplo para demostrar que es de los mejores haciendo lo que hace. Y ahora, en esta crítica de El Caballero Oscuro, desgranaremos el porqué.

La película de El Caballero Oscuro tiene muchas capas de análisis. Podríamos hablar durante horas sobre todas sus pequeñas virtudes, sus detalles, su planteamiento, e incluso mencionar detalles tan curiosos como que Heath Ledger se encargó sin supervisión del director de los “videos caseros” que envía a la televisión en la ficción. Pero queremos centrarnos en lo fundamental, en lo básico que hizo que esta película, en lenguaje de Internet, lo petase. Y eso es, principalmente, a que nos cuenta una buena historia.

Morgan Freeman
Morgan Freeman

Lo mejor, su narrativa

Y sí, El Caballero Oscuro es de esas películas cuya narrativa es impecable. Consigue engancharte desde el primer momento y durante sus dos horas y medias te mantiene pegado al asiento, dándote paulatinamente dosis de adrenalina y emociones, y avanzando en su historia de tal manera que solo quieres más. Te cuenta tan bien su historia que no importa que se tome ciertas licencias.

Una crítica recurrente en muchas películas es la “carencia de lógica” esas escenas y/o decisiones que ocurren y que no nos terminan de cuadrar. Pero realmente, esa falta de lógica no es más que una percepción que tenemos cuando la narrativa no está funcionando como debiese. Pues bien, El Caballero Oscuro tiene algunos momentos que, mirados con la debida precisión, no tendrían mucho sentido. [Ahora desvelamos algunos datos de la película] “¿Cómo saben Gordon y la policía que el personaje de Lau (Chin Han) está compinchado con la mafia?” “¿Por qué Batman después de salvar a Rachel de la caída de su ático no vuelve a por el Joker?” “Qué casualidad que el Joker sepa que solo uno de los dos (Harvey Dent o Rachel) va a salvarse, ¿no?”

Heath Ledger
Heath Ledger

Pero, ¿sabéis qué? La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: ¿Qué más da? Y nos da exactamente igual porque sirven a un propósito. Sirven a una historia que sabe muy bien por donde nos está llevando y nosotros, espectadores, la estamos disfrutando de tal manera que esas cosas no nos afectan. Y no nos afectan porque, como hemos comentado, la narrativa de la película es impecable.

Su guion, su manera en ir desvelándonos los elementos de su trama, su uso del montaje y la ambientación son tan exquisitas que se nos podría contar cualquier cosa. Nolan es un director que pone todos los elementos al servicio de la trama y con El Caballero Oscuro puso toda la carne en el asador para tenernos expectantes hasta el último segundo.

Otra característica a recalcar de este film es que los géneros no tienen por qué ceñirse a unas reglas concretas. El Caballero Oscuro, ante todo, no es una película de Superhéroes (aunque Batman esté en ella). Tenemos una película de crímenes, con tres focos diferenciados persiguiendo un objetivo; tenemos elementos de cine negro (aunque gran parte de la película se desarrolle, como diría el Joker “a plena luz del día”); pero no tenemos ningún elemento de epicidad ni de grandilocuencia al estilo de los superhéroes en pantalla. En opinión de quien esto escribe, hacer una película totalmente distinta aunque tuviese el recubierto de un héroe de cómic fue un acierto en toda regla, porque te permite enriquecer la historia y construir, finalmente, una película auténtica y única. Y eso se agradece.

Y una vez teniendo una base más que sólida, llega el momento de analizar la superficie, el impacto visual inicial. No solo la película está grabada muy bien, sino que, hablando en cristiano, la película está muy chula.

Heath Ledger es Joker
Heath Ledger es Joker

El reparto de la película

El elenco es magnífico: Christian Bale, Michael Caine, Morgan Freeman, y un Heath Ledger en estado de gracia. Sus actuaciones son dignas y están muy conseguidas, sobre todo el Joker que marcó un hito en la historia de los villanos en el cine con una interpretación grabada a fuego en la memoria de todos (y que ganó el Óscar póstumo.

Las secuencias de acción están muy bien elaboradas, la banda sonora de Hans Zimmer (pese a ser atemática) consigue provocar las sensaciones deseadas y la película está repleta de momentos geniales y de citas para el memorándum de cualquier cinéfilo.

El único punto negro que le veo y que siempre le veré a esta película fue la elección de Maggie Gyllenhaal como Rachel Dawes. No solo desvirtúa el personaje encarnado por Katie Holmes en la anterior entrega sino que su actuación deja mucho que desear.

Hay que decir que Nolan se tomó muchas licencias con respecto al cómic. De hecho muchas críticas se centraron en que el villano conocido como “Dos Caras” se relegó a un segundo plano. No obstante, repito una pregunta que he formulado anteriormente “¿Y qué más da?” A la hora de hacer una película, uno tiene que preocuparse de que en su formato, en este caso el cine, la historia sea coherente y la película responda sus mismas preguntas. El uso de los elementos del cómic, en mayor o menor medida, siempre que estén justificados serán bienvenidos. Y Nolan sabe mejor que nadie como coger elementos y hacer que encajen perfectamente en su trama. Por eso funcionan. Sirven a su historia, no a los lectores de cómics, ni a cómo nos hayamos imaginado al personaje anteriormente. Y nuevamente, si la historia funciona, si lo que nos cuentan está bien, importa bien poco si se parece más o menos al cómic. Sencillamente, nos da igual.

Escena de El caballero oscuro
Escena de El caballero oscuro

Opinión final de El Caballero Oscuro (2008)

En resumen, El Caballero Oscuro (2008) es una película que por méritos propios consiguió un hacerse un hueco en el podio de las películas más aclamadas. Y que eso ocurriera no se debió al marketing ni a su espectacularidad, sino a que entendió muy bien su historia y supo contarla de la mejor manera posible. Todo cuanto vemos en ella sirve al propósito de que nos adentremos en su trama, que nos preocupemos por sus personajes y que nos llevemos las manos a la cabeza cuando algo está a punto de pasar. Cine en su máximo esplendor.

Trailer

DIRECCIÓN
10
GUIÓN
9
INTERPRETACIÓN
9
Reseña de lectores0 Votos
0
LO BUENO
Toda la construcción de su trama.
El Joker de Heath Ledger.
LO MALO
Maggie Gyllenhaal.
9.3
Más artículos
Crítica de la película El diablo a todas horas de Netflix
Película El diablo a todas horas de Netflix: Crítica