La locura desatada en la playa de Maspalomas llega este fin de semana a la gran pantalla con la ópera prima de Manuela Burló Moreno, “Cómo sobrevivir a una despedida”. Una comedia autóctona sobre una despedida 100% femenina con mucho sabor a la saga “Resacón”.

Cómo sobrevivir a una despedida: Crítica

Embriagada del espíritu de la saga “Resacón” y cargada de filosofía teenager llega este fin de semana el primer largometraje de Manuela Burló Moreno (“Pipas”) a la gran pantalla bajo el título Cómo sobrevivir a una despedida. Sexo, drogas y Spice Girls dan origen a esta divertida propuesta cinematográfica que ya ha recibido el favor del público asistente al Festival de Málaga.

Úrsula Corberó, Brays Efe, María Hervás, Natalia de Molina y Celia de Molina en "Como sobrevivir a una despedida" (2015)

Úrsula Corberó, Brays Efe, María Hervás, Natalia de Molina y Celia de Molina en “Como sobrevivir a una despedida” (2015)

Nora está organizando una despedida de soltera de esas que nunca se olvidan… de “despendole total”. Y aunque nos será sencillo llevarse a la novia unos días de juerga, ya que es la típica seta de cualquier grupo, sus amig@s no desistirán en el intento de pasar esa “última aventura” todos juntos. Gisela, la novia, es esa amiga que siempre se queja de que le duelen los pies a las 2 de la mañana o que no le gustan los sitios con mucha gente. La típica plasta sí, esa es ella, la mojigata novia de esta despedida de soltera. Acompañadas por el resto de la “chupipandi”, formada por Mateo, Marta y Tania, podrán rumbo a un inolvidable viaje a la playa de Maspalomas en Gran Canaria, donde el sol, la marcha nocturna, los mojitos y los chulazos les están esperando.

Úrsula Corberó, Celia de Molina, Natalia de Molina y Brays Efe en "Como sobrevivir a una despedida" (2015)

Úrsula Corberó, Celia de Molina, Natalia de Molina y Brays Efe en “Como sobrevivir a una despedida” (2015)

Una película para y por los más jóvenes. Continuos son los guiños a esta generación denominada en la cinta como “BY” (“Brand Yourself”): YouTubers, mileuristas, becarios hasta la eternidad, con miedo al compromiso, paro juvenil elevado, hipsters, conectados 24 horas al Whatsapp …. esa generación nacida a finales de los años ochenta y que ha día de hoy buscan desubicados un sitio en una sociedad que parece darles la espalda. Pero ante todo lo que transmite la cinta son ganas de pasarlo bien pase lo que pase o ¿acaso te vas a casar más de una vez en la vida? –lo más posible a día de hoy es que sí, otra cosa es que tus amigas estén dispuestas a organizarte más de una despedida de soltera claro-. Esa es sin duda la filosofía final de “Cómo sobrevivir a una despedida”. El público desconectará de problemas durante 1.30h para sumergirse en la odisea de despedida de soltera que le está esperando a Gisela donde nada saldrá a derechas: terminará absurdamente drogada por sus maravillosas “flores de Bach”, ligará con el tipo más feo y raruno de Maspalomas, acabará siendo nombrada reina del concurso de travestis, tendrá que invertir todo el dinero de su boda en pagar los desperfectos ocasionados en la habitación de hotel de lujo donde se hospedan… ¿Qué más puede pasar?

María Hervás y Celia de Molina en "Como sobrevivir a una despedida" (2015)

María Hervás y Celia de Molina en “Como sobrevivir a una despedida” (2015)

“Cómo sobrevivir a una despedida” muestra su mayor acierto en el casting de sus cuatro personajes femeninos protagonistas, descubriéndonos un par de talentos nuevos que tan sólo habíamos visto antes sobre los escenarios teatrales. Las cuatro actrices muestran grandes dotes para la comedia y el gamberreo sin tapujos: Natalia de Molina (Goya revelación por Vivir es fácil con los ojos cerrados”) es la bloguera del grupo y organizadora de la despedida; Úrsula Corberó es la ligona y descarada de la pandilla; María Hervas es la “doña calamidades” del grupo, una gafe que no levanta cabeza; y Celia de Molina es la novia, tan remilgada y aburrida que le costará disfrutar de su propia despedida.

Celia de Molina, María Hervás, Brays Efe, Úrsula Corberó y Natalia de Molina en "Como sobrevivir a una despedida" (2015)

Celia de Molina, María Hervás, Brays Efe, Úrsula Corberó y Natalia de Molina en “Como sobrevivir a una despedida” (2015)

Con esta “Cómo sobrevivir a una despedida” volvemos a asumir la vertiente más comercial del cine gamberro norteamericano y lo hacemos nuestro, introduciendo frases y costumbres made in Spain. Desde luego el argumento de la película no es para nada original ya que no duda en copiar el esquema “Resacón en Las Vegas”: fiestón desmesurado del que no recordamos nada al día siguiente y donde tendremos que ir buscando pistas para ir reconstruyendo esa noche. Tan sólo cabe destacar el uso de un vocabulario lejano a cualquier censura, hablando de sexo sin tapujos algo que hace más creíble su argumento y que realmente es de agradecer, y que las protagonistas de esta “megafiesta” sea un grupo de mujeres acompañadas de su inseparable amigo gay. Y es que ¡sí señores!, nosotras también decimos las mismas burradas cuando nos juntamos, nos gusta tener cerquita a un buenorro que nos alegre la vista, nos mola “tontear” como al que más y desfasar como si no hubiera un mañana. Por fin una película se atreve a mostrar el otro lado, la despedida 100% de las chicas ¿o pensabas que nuestra despedida ideal era irnos todas juntas a un spa? ¡Anda ya!

Cómo sobrevivir a una despedida: Entrevista a Úrsula Corberó y Manuela Burló Moreno

Cómo sobrevivir a una despedida: Entrevista a Celia y Natalia de Molina

Cómo sobrevivir a una despedida: Trailer

Crítica y entrevistas de "Cómo sobrevivir a una despedida"
DIRECCIÓN6
GUION5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • La comicidad innata de estas cuatro jóvenes actrices.
  • El momento Wannabe no tiene desperdicio.
  • Su descaro y naturalidad "Made in Spain".
LO MALO
  • Un ritmo en ocasiones demasiado lento.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.