Genial, divertida, cómica, dramática, espectacularmente recargada y conceptualmente sencilla. El gran Hotel Budapest de Wes Anderson luce espectacular gracias a los intérpretes que dan sentido a toda la parafernalia visual. ¡Pasen a “El Gran Hotel Budapest” y vean!

Sinopsis de la película “El Gran Hotel Budapest” (2014)

El gran Hotel Budapest - Cartel

El gran Hotel Budapest – Cartel

Nos encontramos en un decadente hotel situado en un indeterminado país que se encuentra literalmente “lo más al este posible”. Este hotel, El Gran Hotel Budapest, vivió una grandiosa época de esplendor durante la primera mitad del Siglo XX.

Es durante esa época que su impecable director regente M.Gustave (Ralph Fiennes), se desvivía por la excelencia del servicio, la perfección del establecimiento y la atención de los huéspedes, prestando siempre especial atención a las más famosas y adineradas ancianas.

Cierto día fallece de manera inesperada una anciana poseedora de una gran fortuna y fama, dejando una sorprendente herencia al director del hotel. Los poderosos familiares de la anciana, totalmente contrariados con el último deseo de su pariente, comenzarán una despiadada persecución contra M. Gustave la cual sólo podría acabar con su encierro en prisión o con su asesinato.

Gracias a la ayuda de su joven discípulo, un botones con grandes aspiraciones llamado Zero (Tony Revolori), M. Gustave intentará librarse de la justicia representada por el oficial Henckels (Edward Norton), el siempre amenazante e hijo de la difunta Dmitiri (Adrien Brody), su despiadado esbirro (Willem Dafoe), resolviendo, lo que a todas luces parece, un premeditado asesinato.

Y esta fascinante historia, será contada en la decadente etapa comunista de “El Gran Hotel Budapest” por el que se rumorea que es el nuevo propietario del ahora ruinoso hotel (F. Murray Abrahm) a un huésped lleno de curiosidad (Jude Law).

Crítica de la película “El Gran Hotel Budapest” (2014)

En ocasiones bastan unas cuantas imágenes o planos, unas pocas palabras de un buen narrador o un simple título para intuir la gran historia en la que puede devenir una película. Por supuesto esto es justo lo que nos aguarda tras un título, un cartel, un rico reparto, una particular estética, un original y arriesgado aspecto visual, tan prometedores como nos muestra “El Gran Hotel Budapest”.

Imagen de la película "El Gran Hotel Budapest" (2014)

Imagen de la película “El Gran Hotel Budapest” (2014)

La película es un placer para los sentidos. De hecho el tráiler de “El Gran Hotel Budapest” es una buena muestra del gran trabajo que nos aguarda en el cine. Normalmente suelo echar pestes de toda la información que se suelen revelar en los trailers, pero en esta ocasión, por mucho que se intente exponer, no han podido meter todo lo bueno que tiene la película. “Más es más” y todo no cabe en tan poco tiempo.

Excelente. Al igual que el personaje principal interpretado por el fantástico Ralph Fiennes, obsesionado con la perfección, Wes Anderson ha buscado concienzudamente la excelencia con cada toma, con cada composición visual, con cada nota musical, con cada chiste, gag, ritmo, tiempo, palabra… más una infinidad de aspectos. Si no ha llegado a la perfección absoluta, se ha quedado muy cerca.

Imagen de la película "El Gran Hotel Budapest" (2014)

Imagen de la película “El Gran Hotel Budapest” (2014)

No se han dejado de correr riesgos para realizar una película atemporal llena de constantes referencias históricas. Uno de los más llamativos y divertidos es sin duda el rodaje de los distintos períodos históricos con distintos formatos según la época. Así la mayoría de la película la tendremos que visionar en 1.37:1, o lo que es lo mismo, una proyección casi cuadrada, como las primeras filmaciones cinematográficas, pero también habrá tamaño panorámico, lentes anamórficas… Algunos pueden pensar que esto es un inconveniente pero, en una época invadida por el irremediable 3D, resulta que lo clásico se vuelve efectivo y apasionante… y eso que yo no soy ni de lejos uno de eso críticos que aborrecen las tres dimensiones, o dicen que le duelen los ojos o la cabeza si se pone unas gafas polarizadas.

Imagen de la película "El Gran Hotel Budapest" (2014)

Imagen de la película “El Gran Hotel Budapest” (2014)

Es también destacable el constante humor, bastante negro y a pesar de todo muy simpático, con el que desenvuelve esta alocada aventura llena de palabrería culta y excelentes modales excepcionalmente interpretados por el extenso y virtuoso reparto representado en el cartel de “El gran hotel Budapest”.

Por no extenderme en elogios, concluiré que “El Gran Hotel Budapest” es una película especialmente cinematográfica que ha aprovechado todos los recursos disponibles de otras épocas para crear un mundo perfecto. Una vez más vuelve a quedar en evidencia que la imaginación, la creatividad y una buena historia son la esencia de una gran película.

Trailer de la película “El Gran Hotel Budapest” (2014)

Crítica de "El gran Hotel Budapest": Más es más
DIRECCIÓN10
GUIÓN9
INTERPRETACIÓN10
LO BUENO
  • Todo cargado de detalles
  • Interpretación sobervia
  • Humor y drama
LO MALO
  • Que no haya más versiones originales circulando cerca de las casas
9.7Nota Final

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.