‘Vamos de polis’, una comedia que comienza flojeando y hacernos replantear el haber pagado nuestra entrada pero que terminará convenciendo y divirtiendo gracias a su apuesta por la acción hilarante de dos tipos blanditos que de la noche a la mañana se creen polis.

Sinopsis de la película ‘Vamos de polis’

Justin (Damon Wayas Jr.) es un prometedor creador de videojuegos pero en su multinacional empresa el talento no esta demasiado reconocido, y Ryan (Jake Johnson) es un exjugador de fútbol americano que tuvo que dejar la liga profesional por una lesión. Ambos se consideran unos fracasados a sus treinta y pico años, sin novia, sin dinero y, si me apuras, sin profesión.

Una noche deciden enfundarse en unos uniformes de policía para acudir a una fiesta de disfraces. La fiesta, que resultará ser de máscaras, no resultará la panacea pero gracias a esta arriesgada puesta en escena policial terminarán por descubrir su verdadera y apasionante vocación: ir de polis imponiendo sus normas y su ley, un mundo lleno de ventajas para dos marginados como estos.

Vamos de polis

Vamos de polis

Crítica de la película ‘Vamos de polis’

Bajo un título como este sólo pueden suceder dos cosas: que tus peores presagios se hagan realidad o que sorprendentemente la cinta te llegue a convencer “a su manera”. En el caso de Vamos de polis la balanza se acaba tornando hacia la segunda opción, algo que no tenía nada sencillo bajo ese título poco agraciado, un cartel espantoso y un trailer que le hace muy flaco favor. Pese a todo los “peros” previos, una vez acomodados en la sala de cine la película se defiende dignamente entre dos géneros: la acción y la comedia. ¿Imitación mala de ‘Infiltrados en la universidad’? Mala no, pobretona sí. La genialidad de sus gags en combinación con una acción trepidante, siempre respaldada de la genialidad de Tatum y Hill, son sin duda insuperables…

Damon Wayas Jr. y Jake Johnson en una escena de 'Vamos de polis' (2014)

Damon Wayas Jr. y Jake Johnson visitan la disco vestidos de polis en ‘Vamos de polis’

‘Vamos de polis’ cuenta con la presencia de dos de las caras más conocidas de la pequeña pantalla en estos momentos como son Damon Wayas Jr. y Jake Johnson, seguro que los recuerdas como los compañeros de piso de Zooey Deschanel en ‘New girl’. Lamentablemente ninguno de los dos logrará conquistar al público ni por su vis cómica ni por la química que desprenden interpretando a dos grandes colegas en la gran pantalla. Vamos, un trabajo actoral bastante justito para lo que cabría de esperar en dos actores que viven gracias a la comicidad de una serie de televisión.

Pero ¿de qué va la película ‘Vamos de polis’ (2014)? Pues de eso exactamente, de dos tipos que “van de polis” pero que no lo son ni por asomo. Unos treintañeros fracasados en sus respectivas carreras profesionales que por “azares de los videojuegos” se enfundarán un par de uniformes de policías para darse una vueltecita por la zona de copas de la ciudad. Por todos es conocido el poder de un buen uniforme -las féminas de esto sabemos bastante-, así estos dos caraduras no tardarán en darse cuentas de las propiedades “mágicas” de portar un uniforme como este. Las chicas se les lanzan a los brazos, los tipos duros les respetan, en la discoteca ya no hay que hacer colas, si quieres te fumas un porrito… que narices, ahora ¡tú eres el poli! Así, entre “coña y coña”, lo que sería una aventurilla policial sin importancia de una sola noche terminará por convertirse en toda una vocación para nuestros dos marginados protagonistas.

Damon Wayas Jr. y Jake Johnson en una escena de 'Vamos de polis' (2014)

Damon Wayas Jr. y Jake Johnson en el cine durante una escena de ‘Vamos de polis’

Y es en este punto donde verdaderamente comienza lo mejor de la película, que hasta el momento había cabalgado entre gags repetitivos, un sopor decepcionante y situaciones bochornosas. Aquí, queridos amigos, se da rienda suelta a la acción en ‘Vamos de polis’, el verdadero acierto de la cinta, junto con su ágil montaje, que poco a poco dejará el terreno del chiste fácil y vacilón para aportar un poco de “acción ilegal” a la que había sido una trama bastante uniforme y trillada hasta el momento. Luke Greenfield (‘La vecina de al lado’), director de la cinta, conseguirá sorprender gratamente con ese giro inesperado que hará que mejore mucho el concepto global de la película, siempre teniendo presente que nos enfrentamos a la típica comedia gamberra americana dirigida principalmente a adolescentes con ganas de pasar un rato de carcajadas.

Trailer de la película ‘Vamos de polis’

Crítica de la película 'Vamos de polis': Cómo ser poli a través de eBay
DIRECCIÓN5.5
GUION5
INTERPRETACIÓN4
LO BUENO
  • El giro de acción-humor que encontramos a mitad de la cinta.
  • El guiño a grandes sagas como 'Dos policías rebeldes' o 'Infiltrados en la universidad'.
LO MALO
  • La poca gracia y química que transmiten Damon Wayas Jr. y Jake Johnson.
4.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (23 Votes)
7.8

2 Respuestas

  1. jOE dIRT

    No entiendo por qué José Luis dice que es una “americanada”. Qué carajo ha aportado España en el séptimo arte? Acá en América se hace el mejor cine del mundo. Ustedes los europeos y su INJUSTIFICADA arrogancia. Esta película no es de las mejores, pero si se quiere pasar un rato entretenido, es una buena opción.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.