Las carcajadas están garantizadas en la sala de cine con ‘Absolutamente todo’, una película gamberra, original y divertidísima donde se da la conjunción perfecta: alienígenas cachondos, Simon Pegg como protagonista, un perro vacilón parlante y la dirección de Terry Jones.

Crítica de ‘Absolutamente todo’

La vertiente más disparatada de la ciencia ficción regresa a la cartelera, tras varios años de vacío llega de la mano de Absolutamente todo, una cinta divertidísima, despreocupada y gamberra de la que sin duda disfrutarás si te decides por ella entre las opciones que trae la cartelera de este fin de semana. Una apuesta arriesgada y alocada donde el disparate reina a sus anchas en cada secuencia para regalarnos un sin fin de sinceras carcajadas. No decepciona, diversión 100% garantizada en lo nuevo de Terry Jones -ya sabes uno de los miembros de Monty Python– como director y guionista (junto a la colaboración de Gavin Scott).

El perro del protagonista, todo un crack

El perro del protagonista, todo un crack

Un grupo de peculiares y algo mal intencionados alienígenas viajan de planeta en planeta para ver qué tipo de especies habitan en ellos y las posibilidades que existen de aniquilarlos. Su próximo objetivo para eliminar por completo de la galaxia será la Tierra, pero en un repentino gesto de piedad intergaláctica deciden darnos una última oportunidad a sus habitantes. Mediante el más puro azar elegirán a Neil Clarke (Simon Pegg), un profesor de instituto, para concederle el poder absoluto con el que puede cambiar o conseguir todo lo que desee. Pero todo en esta vida tiene un “pero” y si no demuestra resultar merecedor de tan preciada concesión la humanidad desaparecerá.

Kate Beckinsale y Simon Pegg

Kate Beckinsale y Simon Pegg

“Ten cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir”. Esta será la máxima que se cumpla en cada deseo que se cruce por la mente de nuestro atónito protagonista. Un hombre bueno e inocentón, sin éxito entre las mujeres, infravalorado en su trabajo y al cual no toman en serio sus alumnos. Los deseos se acumulan… pero ¿será mejor el remedio que la enfermedad? El resultado de cada uno de esos deseos concedidos despertará inevitablemente una carcajada en el espectador. Cada vez que quiere hacer una cosa buena o hacer algo bien, el resultado final fruto de dicho deseo es completamente todo lo contrario, una espiral de catástrofes con la que pone en peligro la vida en la Tierra, sin él saberlo.

Kate Beckinsale y Simon Pegg

Kate Beckinsale y Simon Pegg

Simon Pegg y su álter ego, su mascota, un perro de lo más cachondo y vacilón -con el que aprenderemos que a ningún perro le gusta que le rasquen la barriga, tan sólo lo fingen porque saben que a sus dueños les hace ilusión- serán las dos grandes apuestas que harán que Absolutamente todo (2016) funcione a la perfección. Sin mencionar al comité de alienígenas, un grupo de tarados poco amigables y bastante cachondos, que está jugando a su antojo con el pobre Neil Clarke.

Simon Pegg y su mascota en la película

Simon Pegg y su mascota en la película

Absolutamente todo fue uno de los grandes descubrimientos de la pasada edición del Festival Syfy 2016 (XII Muestra Syfy de Cine Fantástico). Toda la sala gozó de lo lindo y no pararon de escucharse las carcajadas entre el público. Ahora tienes la oportunidad de verla en pantalla grande, ¡no dejes que se te escape de la cartelera!

Trailer de ‘Absolutamente todo’

Crítica de 'Absolutamente todo': Cuidado con lo que deseas
DIRECCIÓN8
GUION8
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • La mala leche de los deseos concedidos.
  • El perro, todo un crack.
  • Los malvados extraterrestres.
LO MALO
  • Mucha gente se la habrá descargado ya de Internet, ya que a España llega con un año de retraso.
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.