Llega a las pantallas la adaptación cinematográfica del cómic italiano Dylan Dog. Un detective que se encarga de los casos más extraños del mundo pues sus clientes suelen ser seres sobrenaturales que no han encontrado el descanso eterno. Dylan Dog: “¿Sin pulso? Sin problema”. Estreno en las salas españolas viernes 29 de Junio.

Trailer de Dylan Dog: Los muertos de la noche

Sinopsis de Dylan Dog: Los muertos de la noche

Dylan Dog Pelicula

Un superzombi a punto de machacar a un vampiro

Dylan Dog (Brandon Routh) es un detective privado venido a menos desde que vivió un suceso traumático que le hizo alejarse de su anterior forma de ganarse la vida. Acompañado siempre por su ayudante (Sam Huntingtong) que desconoce su pasado, Dylan Dog ha ido sobreviviendo aceptando casos de segunda categoría para no verse envuelto con los asuntos del mundo sobrenatural. La fórmula le funcionó hasta que recibe el encargo de investigar el brutal asesinato del padre de una chica rica (Anita Briem) que cree ha sido cometido por un hombre lobo.

A partir de ese momento Dylan Dog se ve envuelto en una complicada trama en la que hombres lobos, zombis y vampiros serán los protagonistas de un malévolo plan en el que el ser más demoniaco y terrible puede ser liberado para destruir a la especie humana.

Crítica de Dylan Dog: Los muertos de la noche

Dylan Dog con problemas con los vampiros

Dylan Dog con problemas con los vampiros

Como ya es costumbre en mí, tengo que agradecer este tipo de producciones que se alejan de lo convencional aunque el resultado no sea una obra maestra. Seguramente en este resultado influya el hecho de que es la adaptación americana de un famoso comic italiano con casi 25 años de historia. Así la premisa “los cineastas tenían el reto de crear una película que gustara a las audiencias americanas, sin dejar de ser fiel a los fans europeos” que se puede traducir por “vamos a ver si conseguimos que le guste a todo el mundo” no funciona, y eso que hay muy buenas intenciones.

Un vampiro requemado

Muy buenas intenciones porque es cierto que el maquillaje de látex está por todas partes y que las máscaras, mostruos, zombis y demás criaturas recuerdan mucho al cine de los años 80. También hay muy buenas intenciones al crear el personaje de Dylan Dog como el típico investigador privado que está de vuelta de todo y que no teme por su vida (a ver, si en tiempos se enfrentó a seres sobrenaturales y conoce todos sus secretos…) y en que el personaje siga trabajando a la antigua con un maletín de doctor de principios de siglo XX, lleno de frascos, muestras y productos de alquimia. Todo eso hace esbozar una pequeña sonrisa al evocar películas como “Terroríficamente muertos”, “Fright Night” (La primera versión) o incluso por la mezcla de géneros “Golpe en la pequeña china” como indica el director de Dylan Dog, Kevin Munroe.

Dylan dog analizando un pelo de hombre lobo

Pero no se puede gustar a todo el mundo sólo con buenas intenciones y menos con un mundo tan marcado como lo es el comic de Dylan Dog con todos esos años de desarrollo (el comic se sigue haciendo). Lo que debería haber hecho, sino tratar de agradar a los seguidores de Dylan Dog, porque eso es imposible ya que todos los fans sacarían fallos de donde fuera, sí comprometerse con su esencia. Con esto quiero decir que deberían de dejar de intentar agradar al público americano con la típica fórmula de personaje listo, acompañante ingenuo, tía rubia en apuros, malo malísimo.

Si se logra pasar por alto que es una típica producción americana lo demás está bien. Es cierto que la historia flojea un poco pero no tanto como para que no logre intrigar a alguien que le guste el género. Está bien que el personaje de Dylan Dog logre conservar su dignidad de anti héroe sin caer en demasiadas gracias de tipo duro, llegando incluso a rechazar un beso de la chica rubia (sí, tras mucho pasteleo y lucha de sentimientos, pero es lo que hay). Es muy original la subtrama que hay tras la zombificación del ayudante de Dylan Dog, en la que nos muestra el día a día de la supervivencia de los zombis ,cómo intentan mantenerse frescos, qué técnicas utilizan para mantenerse aseados o cuál es alimento alternativo a la carne viva humana. Tanto es así que creo que debería ser una película en sí misma porque la idea da para mucho y no da tiempo a explotarla.

Dylan Dog está protagonizada por Brandon Routh (Superman Returns), Anita Briem (Viaje al centro de la tierra, Los Tudor), Sam Huntington (Superman Returns, No es otra estúpida película americana), Taye Diggs (Equilibrium, Chicago, House on Haunted Hill) entre otros. Una vez más, todos grandes actores. Ahora muchos podrían decir: ¿Cómo que grandes actores? ¡Si menos Superman a los demás no los conozco!. A lo que yo contestaría, y sin embargo no han dejado de trabajar en la dificilísima industria del cine-series americana.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.