¿Dónde está el límite de una persona? Y ¿qué podría llegar a pasar si lo sobrepasamos? Eso es lo que redescubriremos en este remake de “Carrie”, un clásico del terror de Stephen King, en su regreso a la gran pantalla de la mano de la cineasta Kimberly Peirce.

Sinopsis de la película “Carrie” (2013)

Cartel de "Carrie" (2013)

Cartel de “Carrie” (2013)

Carrie White (Chloë Grace Moretz) es una adolescente introvertida, tímida y retraída que poco o nada tiene en común con el resto de sus compañeros de instituto. ¿La culpa de su exclusión es 100% de la joven o de la crueldad de los compañeros de clase? Definitivamente no. Su madre, Margaret White (Julianne Moore), tiene mucho que ver en esa auténtica catarsis emocional en la que se encuentra su hija, sometida a insultos, bromas y vejaciones a diario por el resto de compañeros. Como buena fanática religiosa, con brotes neuróticos y bastante obsesiva, Margaret White ha criado a su pequeña Carrie desde el miedo al pecado y a las crueles intenciones del Diablo, la veneración a la Biblia y bajo la más absoluta disciplina y austeridad, generando en ella ese tipo de “rareza” nada atractiva que le hará ganar más bien pocos amigos. ¿Hasta cuándo Carrie podrá soportar tanta crueldad?.

Crítica de la película “Carrie” (2013)

En este ansiado puente de Diciembre podremos encontrar en la cartelera uno de los remakes más esperados de los últimos años: “Carrie” (2013), que como la originaría está basada en la famosa novela de terror de Stephen King. Seguramente muchos de los que os encontráis leyendo estas líneas sois amantes del género de terror y, cómo no, ya habéis visionado la magnífica y alabada “Carrie” de Brian de Palma en más de una ocasión. Dicha cinta de 1976 se convirtió en todo un clásico y su escena del baile de graduación en una de las más veneradas de la historia del cine.

Imagen de la película "Carrie" (2013)

Imagen de la película “Carrie” (2013)

Pues bien, pese a ser una copia exhaustiva escena tras escena de la original, esta nueva y renovada -mediante teléfonos móviles y vídeos en Youtube- “Carrie” (2013) de la cineasta Kimberly Peirce (Boys Don’t Cry) no correrá la misma suerte que la original. La “Carrie” de Peirce deja mucho que desear, tanto a nivel de dirección como a nivel de interpretación, no logrando ni por asomo igualar a la inquietante “Carrie” de Brian de Palma.

Imagen de la película "Carrie" (2013)

Imagen de la película “Carrie” (2013)

“Carrie” (2013) se convierte por momentos en un American Pie o en algo más parecido a Scream que a una obra maestra del terror. Y es que la directora Kimberly Peirce otorga una visión demasiado teenager de Carrie -atención a la escena de me pongo mona/o para ir al baile-, no sabemos si es porque está buscando acercar a ese tipo de público a las salas o por falta de ingenio a la hora de llevar a buen puerto el drama que oculta la historia original. Peirce intentará jugar, enfatizar y remarcar en demasía tanto la música como los efectos especiales, lo cual creará un clima nada natural que logrará precisamente todo lo contrario de lo que pretende: sacarnos aún más de la película.

Imagen de la película "Carrie" (2013)

Imagen de la película “Carrie” (2013)

Chloë Grace Moretz, a la que muchos recordábamos gratamente como la niña reparte leña de “Kick-Ass”, es la marginada, solitaria, traumatizada y, en ciertos momentos, aterrorizada Carrie White. Lamentándolo mucho su interpretación flojea bastante en esta ocasión… no llega a convencer ni como modosita y rechazada alumna de instituto, víctima de un bulling brutal por parte de sus compañeros de pupitre, ni como desatada y recién adicta al Mal en las escenas finales. Por todo ello no llega a despertar la suficiente empatía en el espectador como para compadecerse de la pobre muchacha o como para sumarse en su sangrienta reivindicación final.

Imagen de la película "Carrie" (2013)

Imagen de la película “Carrie” (2013)

La cosa cambia, y mucho, cuando hablamos de Julianne Moore en el papel de la psicótica, amargada, sectaria y obsesiva Margaret White. Una palabra basta: magistral. En las escenas en las que aparece la actriz el grado de tensión sube como la espuma y será entonces cuando apreciemos los verdaderos momentos de auténtico terror. Muy atentos a la primera secuencia introductoria a la historia y que tiene como protagonista a Julianne Moore, realmente sobrecogedora.

En definitiva, para aquellos que aún no conozcan la historia de Carrie White este remake les resultará entretenido pero nunca estremecedor como ya lo era su predecesora.

Trailer de la película “Carrie” (2013)

Crítica de la película "Carrie", el popular libro de Stephen King vuelve a tomar los cines
DIRECCIÓN4
GUION5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • Julianne Moore como Margaret White. Dios te libre de tener una madre así...
LO MALO
  • La dirección de Kimberly Peirce otorgando una visión demasiado teenager de Carrie.
5Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
6.7

3 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.