Se armó el Belén, la película de animación más navideña de la Navidad, convencerá a los más pequeños gracias a la simpatía de sus tres personajes principales: un burro, una paloma, unos camellos y una oveja, que sin saberlo terminarán siendo testigos del Nacimiento del Niño Jesús en Belén.

Crítica de la película de animación “Se armó el Belén” (2017)

En Navidad la cartelera se llena de propuestas familiares. En esta ocasión la distribuidora Sony Pictures ha decidido apostar por competir en taquilla con la cinta de animación “Se armó el Belén” y con el esperado regreso de un clásico noventero “Jumanji”. Las dos propuestas pueden resultar interesantes como parte del plan de pasar una tarde en familia; la primera con temática más clásica y la segunda mucho más gamberra, pero sin duda ambas resultarán un acierto.

Bu y su amiga la oveja Ruth en "Se armó el Belén"

Bu y su amiga la oveja Ruth en “Se armó el Belén”

Se armó el Belén (2017) resultará una buena opción si queremos que los más pequeños de la casa conozcan la historia del Nacimiento de Jesús; de por qué celebramos la Navidad; qué hizo a María y José viajar a Belén; quién fue Herodes; el motivo de que el niño Jesús naciera en un pesebre… La excusa para contarnos toda la historia serán las ganas de aventura y un inconformismo innato de un burro, Bu, y una paloma, Dave, los cuales serán los verdaderos protagonistas de la historia. De fondo el relato clásico que todos conocemos sobre la Anunciación y el posterior Nacimiento de Jesús, aunque con algunas diferencias notables en lo que respecta a lo que nos relata la Biblia; y llevando la voz cantante un grupo de animales de lo más dicharachero y divertido. De la unión del viaje de los animales buscando la cavalgata real y de María y José caminando hacia Belén, consiguen entremezclar y relacionar dos tramas muy dispares pero que combinan a la perfección y terminarán confluyendo en el Portal de Belén. Eso sí, el viaje a los más adultos puede que se nos haga un poco cuesta arriba…

Los camellos de los Reyes Magos

Los camellos de los Reyes Magos

Su director Timothy Reckart (del equipo de animación de “Anomalisa“) consigue, al usar en su favor las infinitas posibilidades que le otorgan este grupo de animales, un dinamismo y comicidad inusual para la historia del Nacimiento. Los niños entrarán de lleno en la aventura vivida por Bu -que sin remedio nos recordarán al burlón burro de Shrek- y Dave, dos súper colegas que terminarán asistiendo sin proponérselo al momento cumbre de la Navidad. El resultado final será una propuesta que aunque no terminé de resultar brillante, sí será convincente y entretenida sobre todo para su público objetivo, los niños.

La Virgen María en "Se armó el Belén"

La Virgen María en “Se armó el Belén”

Pero ¿cuáles son sus principales fallos para no terminar de enganchar al público adulto? Que los gags resulten demasiado infantiles, forzados y “blancos”; un simple y esbozado diseño de los animales, de sus personalidades y sus motivaciones; que en más de una ocasión nos resulten bastante familiares las aspiraciones de estos animales. Así, lo que podría haberse convertido en un emotivo relato navideño capaz de unir generaciones, pasa a ser un mero entretenimiento para los pequeños. Solvente sí, pero tan sólo eso.

Eso sí nos ha regalado otro gran villancico para la colección de clásicos de la mano de Mariah Carey, que escribe e interpreta el tema original de la película bajo el título es The Star. Por algo ya está nominada a los Globos de Oro de este año.

Crítica de la película de animación "Se armó el Belén" (2017)
DIRECCIÓN6
GUIÓN5
ANIMACIÓN7
LO BUENO
  • La elección de los animales como protagonistas.
  • Perfecta para explicarle a los niños el sentido de la Navidad.
LO MALO
  • Que sus gags resulten algo manidos e infantiles.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
7.9

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.