Crónica de la 17 Muestra SyFy 2020: Estreno de Onward

Un año más, y van 17, la muestra Syfy de 2020 congregó a cientos de fans de la fantasía, ciencia ficción y terror (en pequeñas dosis). Leticia Dolera, llena de energía, volvió a recibir a los “mandanguers” y se preestrenó la película de Disney Onward. Alegría y buen rollo en el Palacio de la Prensa de Madrid.

La muestra Syfy se vive en Gran Vía

Un año más que no tenía nada mejor que hacer un jueves por la tarde, un año más que llego pronto para recoger la acreditación y el abono de mi compañera. Directo a la cola. Son las siete y media de la tarde del jueves 5 de marzo y no hay nadie esperando para entrar en el primer día de la 17 muestra SyFy de 2020. En realidad hay una persona. La misma persona de todos los años. Un hombre alto, calvo y afeitado, con un abrigo negro y bufanda, rozando el medio siglo, se apoya en uno de los pilares del acceso al cine. Es el primero de todos los años. Una vez no lo fue, y se me coló -hace dos años tampoco tenía nada mejor que hacer- con la excusa de apoyarse en la columna porque le dolía la espalda.

Los hombre de seguridad del recinto, una mezcla entre “hombres de negro” y padrinos de boda con pinganillo, comienzan a delimitar los espacios como todos los años. Dejo un espacio libre entre la columna y me apoyo en la pared más cercana a la columna. Comienzan a llegar más asistentes. Un hombre de pelo y barba cano viene con sus hijas y un amigo. Les dejo que se pongan delante y llenen el espacio de separación que he dejado. “¿Cuántas salas hay hoy?”. “Creo que una” -le malinformo sin querer- “pero no estoy seguro. “¿Aquí es donde se grita?”. Su amigo le explica cuál es la gracia del festival.

17 Muestra SyFy 2020

¿Qué es lo bueno del Syfy?

En el SyFy, si una película es mala o mediocre, te lo pasas bien, ya que las ocurrencias de la audiencia, llena la sala de chascarrillos, gracietas y dichos hechos que ya son tradicionales. El amigo del posible profesor de comunicación audiovisual no parece convencerlo. “No, yo quiero que vean la película en otra sala” -aquí alguien de la audiencia gritaría ¡A la sala dos!– “yo ya la he visto el lunes y no quiero que la vean con interrupciones”. Deduzco que ha ido al pase de prensa de Disney. Como esto es el SyFy, y he insistido en que se pusieran delante porque era demasiado vago como para abandonar mi pared, le intento comunicar la esencia y gracia de este festival. Sigo sin convencerlo. Una de sus hijas parece interesada en la propuesta SyFy pero, según parece, acabarán perdiéndose todo el encanto.

“¿No vendréis a ver el resto de películas?”, pregunto. “No, sólo me interesa esta película”. Perplejo. No entiendo que un señor de cine no quiera ver todo el cine posible. Eso para mí es como comer siempre el mismo plato. Es como si un comentarista deportivo decidiera sólo comentar los partidos de su equipo favorito. “Nos ha dado las invitaciones Universal”.

A las ocho y media hay un gran bullicio en las taquillas, intuyo que la cola ya hace tiempo que trata de rodear el cine entrando por la calle Miguel Molina. Antes, cuando se hacía en los Cines de Callao, la cola se extendía cruzando la plaza. La gente se acercaba a preguntar a qué se debía. Ahora no causa tanto efecto.

Programación de la Muestra Syfy 2020
Programación de la Muestra Syfy 2020

La apertura de puertas en el Palacio de la Prensa

A las nueve casi en punto, se abren las puertas. Todos avanzan a toda velocidad por la galería hasta llegar a la entrada del cine. Nos cortan el programa de Onward, pues también hace la función de entrada. Delante de mí está el amigo de el profesor y na de sus hijas. Ya están en la sala grande, en la uno, en la sala de los mandanguers. “Esta es la sala del jaleo”, les indico, así que se dan media vuelta y se van a la sala de los tranquilos.

La sala, todavía vacía, salvo por los azafatos y azafatas que deambulan, luce con su característico tono azulado y morado. En la pantalla aparece la imagen de la 17 muestra Syfy. En ella se ve un Delorian de regreso al futuro y al fondo el mítico edificio de Callao en Gran Vía, donde los personajes de “El día de la bestia” de Alex de la Iglesia se pasearon agarrados a las letras de “Schweppes”. Las filas de la sala están veteadas de reposacabezas de SYFY y del canal Sky -alguno desaparecerá a modo de trofeo para su ocupante-. A su vez, cada butaca está ocupada por una caja de cereales. Mientras se llena la sala, algunas personas que no habían estado nunca en el festival, piensan que los cereales se los han traído de casa hasta que reparan en la promoción.

La sala se llena rápidamente. Me surgen dudas sobre mi ubicación. Suelo sentarme hacia atrás, pero al ver la sala tan vacía me emocioné y tiré a lo loco. Ahora es tarde para cambiar. En realidad estoy bien situado, pero la inseguridad e insatisfacción forman partes de la condición humana.

Cartel de la 17 Muestra SYFY de Cine Fantástico
Cartel de la 17 Muestra SYFY de Cine Fantástico

Leticia Dolera presenta la muestra Syfy 2020

La musa del Syfy, Leticia Dolera, presenta el festival. La alegría y el cachondeo de siempre es canalizada a través de la actriz, guionista, directora y polémica feminista. Botas blancas, pantalones negros, camisa larga abierta y una camiseta interior traslúcida que dejaba intuir sus pezones. Sí, las mujeres también tienen pezones. Pueden cubrirlos o descubrirlos, sigo sin entender el machismo de Instagram, la verdad.

Leticia habló a los mandanguers con su característica energía. “Miro hacia allí y me encanta porque sólo veo caras sonrientes”. Desde luego, el que va al SYFY, sabe que va a pasárselo bien. De hecho, el es uno de los pocos lugares donde una peli mala o mediocre, es convertida en un espectáculo de entretenimiento y cachondeo gracias a sus asistentes. Leti utilizó bastante el género femenino para referirse al conjunto de los asistentes a la muestra.

Luego llegó el señor de los agradecimientos. “No se oye”, le dijeron algunos. El pobre picó, y ni se dio cuenta. Agradecemos a Sky… Agradecemos Universal… Agradecemos a las distribuidoras que nos prestan sus películas… Se proyectará esto, lo otro lo de más allá. Y sobre todo agradecen a Disney que sábado 7 de marzo en la sesión de matinal se proyecte Trolls 2 un mes antes del estreno”. Se marchan del escenario entre aplausos.

Estreno de Onward en Syfy

Antes de iniciarse la proyección de Onward, todavía hubo tiempo para unos chascarrillos más. Durante la proyección de las “anuncios” Syfy y Sky hubo aplausos, exclamaciones y risas. Los mandanguers explotaron cuando apareció la imagen de Nicolas Cage, sin duda el más querido -para bien o para mal, que aquí nunca se sabe- en este tipo de muestras -en el Festival Nocturna también es muy querido-.

“¡La puerta! ¡La puerta!”. Algunos de los miembros del equipo de la muestra abandonaban el recinto por la puerta de emergencia lateral -salida oficial al terminar las películas-, los mandanguers lo acusaban. Empezaba Onward. La puerta entreabierta “¡La puerta! La puerta”! Risas de los organizadores que se quedaban, la puerta queda definitivamente cerrada.

Opinión de Onward, la nueva película de Disney Pixar en 2020
Onward fue preestrenada en la 17 muestra Syfy

Los mandanguers aprueban Onward de Disney

En la tierra de elfos, hadas, mantícoras, dragones y otros seres fantásticos se acostumbran a la tecnología quedando la magia de lado hasta desaparecer. Ian (Tom Holland), que ha crecido sin su padre, cumple dieciséis años y, como regalo, él y su hermano Barley (Chris Pratt) recibirán una vara mágica. Con ella, si hacen bien el hechizo, podrán disfrutar de su padre un día completo. El hechizo no sale bien del todo y tendrán que solucionarlo lo antes posible para poder disfrutar el máximo posible con su padre.

Totalmente de acuerdo con la reseña de Onward de mi compañera Diana Mangas. Onward es el Frozen de los niños. Si en la otra se hablaba del amor fraternal entre hermanas, en esta hace lo propio entre hermanos.

Los mandanguers aplaudieron cuando aparecieron las lunas (el mundo de Onward tiene dos satélites) e hicieron alguna gracia poco graciosa por evidente. Llamar Gandalf a la imagen de un típico mago, no es creativo. La ausencia de chascarrillos y los exagerados aplausos tras las escenas de acción indicaron que Onwald pasó el filtro. El mío también. Onwald es entretenida, no entrañable, pero está bien.

Así quedó inaugurado oficialmente la muestra de cine más divertida de España. Por cierto, el año que viene cumple 18 años “Ya puede beber” indicó alguno. Habrá que celebrarlo.

Más artículos
Crítica de la película Milagro en la celda 7 de Netflix
Crítica de Milagro en la celda 7 (Netflix). Directa al corazón