Jordi Sánchez y Eva Hache se convierten en personajes del mundo pitufo en ‘Los Pitufos, la aldea escondida’. Hoy entrevistamos a las voces pitufas españolas para que os cuenten todos los secretos de esta cinta de animación.

Entrevista a las voces españolas de Los Pitufos

¿Cuál es el primer recuerdo que tenéis de Los Pitufos?

Eva Hache: En mi caso la serie de televisión, algún tebeo y los muñequillos coleccionables que todos teníamos.

Jordi Sánchez: Para mi es sofá, sábado por la tarde, merienda de brazo de gitano y la serie de dibujos en la televisión.

¿Cuál es el secreto de Los Pitufos para seguir triunfando desde que se crearan en 1958?

Eva Hache: Yo creo que presentan un universo paralelo muy atractivo y con una personalidad propia. Es algo muy identificativo. Tu ves un pitufo y no lo confundes con ninguna otra cosa más. ¡Fíjate! Me acaba de venir a la cabeza que incluso hubo un disco del Padre Abraham con Los Pitufos.

Jordi, en esta ‘Los Pitufos, la aldea escondida‘ eres Gargamel. ¿No crees que ya está bien de perseguir pitufos? Son muchos años y nada de nada…

Jordi Sánchez: Ya pero si algo funciona ¿para qué cambiarlo? Las cosas que van bien es mejor no tocarlas. Este hombre lleva ya treinta años persiguiendo pitufos, nunca lo consigue, pero es un elemento que a los pitufos les altera un poco, les hace evolucionar y aprender; el que no aprende nada es él. Aunque nunca lo consigue no mejora ni cambia de actitud.

¿Cómo ha sido el trabajo de doblaje?

Eva Hache: Nosotros ya contábamos con la referencia de los actores americanos. Esa primera pista es muy importante en cuanto al tono que lleva toda la película y sobre todo el personaje en concreto. A mí me ha dado gusto escuchar a Julia Roberts, lo hace bien la muchacha (risas). El trabajo está en emular un poco el trabajo que ya ha hecho el actor de la versión original y adaptarlo al castellano que tiene su dificultad porque las palabras son más largas y hay que acoplarlas en menos tiempo. A mí es un trabajo que me encanta.

Jordi Sánchez: Yo creo que el personaje te sale gracias a la mezcla de lo que te aporta el actor americano, lo que te dicta el director de doblaje y lo que le puedes aportar tú. Pero sobre todo te lo marca el ver el dibujo. Yo no sabría hacerte la voz de Gargamel ahora mismo sin verle en acción.

En la película a Pitufina se le plantea un dilema y es que no se termina de encontrar a sí misma. ¿Cómo definiríais vosotros a Pitufina?

Jordi Sánchez: ¡Santa! Por aguantar a todos estos pesaos (risas).

Eva Hache: Yo creo que Pitufina en esta película alcanza un grado de madurez, deja de ser el instrumento de Gargamel para atrapar a los pitufos y busca su personalidad propia. Creo que el mensaje de la película en este aspecto es muy bueno: puedes ser quien quieras.

¿Habéis coincidido todos en el set de doblaje?

Jordi Sánchez: No, que va. Nos hemos conocido muchos de nosotros aquí hace un rato, al llegar a las entrevistas. Hemos doblado siempre nosotros solos junto al técnico y al director de doblaje. Normalmente es como se trabaja en doblaje, trabajas con lo básico en cuanto a la imagen de la película y casi siempre con las réplicas en inglés.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.