La película ‘La cura del bienestar’ llega a las carteleras para atraparnos en su particular pesadilla de aguas termales. Hablamos con su director Gore Verbinski y su actor protagonista Dane DeHaan durante su visita a Madrid sobre los secretos de la cinta.

La Cura del Bienestar: Entrevista a Gore Verbinski y Dane DeHaan

Dane ¿qué nos podrías contar sobre tu personaje? Al principio no es sencillo cogerle cariño.

Es muy ambicioso y aveces parece no tener corazón. Es capaz de cualquier cosa por conseguir más poder, dinero… y por eso es el héroe perfecto para esta historia porque es ese tipo con el cuál te querrías tomar una cerveza pero tampoco te importa que le peguen un puñetazo en la cara. Es bueno que no resulte cercano desde un primer momento ya que durante muchos momentos de la película mi personaje lo pasará realmente mal; si generara tanta empatía no sería tan entretenido el recorrido por esas escenas de tortura.

Gore ¿por qué Dane era el protagonista perfecto para ‘La cura del bienestar‘?

He seguido la carrera de Dane durante mucho tiempo y creo que es un magnífico actor, muy cinematográfico. Tiene ese aire clásico que le hace muy sincero en su forma de interpretar, algo esencial para este papel. Lockhart, como todos los grandes personajes, tiene sus muros; hay muchas cosas que desconoce de la realidad que le rodea. A lo largo de la película irá destuyendo esos muros, algo que Dane ha logrado plasmar totalmente. Es un enfermo listo para diagnósticar.

Gore Verbinski y Dane DeHaan nos hablan sobre La cura del bienestar

Gore Verbinski y Dane DeHaan nos hablan sobre La cura del bienestar

Ambos tenéis una extensa carrera a vuestras espaldas en la que habéis tocado casi todos los géneros posibles, sobre todo tú Gore. ¿Hay algo que os apetecería muchísimo para vuestro próximo proyecto?

Dane: Siempre busco algo nuevo, no sé lo que será lo siguiente. He hecho géneros distintos, películas diversas y no sé que me queda por hacer… igual un musical (risas). Me atrevería con ello si el guion es bueno, me representa un reto y estoy bajo las órdenes de un buen director.

Gore: Yo me apunto a dirigirle en un musical. En esta película hay muchas escenas en la ducha y le he escuchado cantar y puedo afirmar que tiene muy buena voz (risas).

Dane ¿ha sido muy agoviante rodar la escena en que estás inmerso en el tanque de agua rodeado de anguilas?

Fue una secuencia muy intensa. Nos llevó rodarla más de una semana y media. Intenté sólo sentir esa ansiedad cuando mi personaje en la película comienza a agobiarse porque no puede respirar, ya que lo más importante cuando estás tanto rato bajo el agua es mantener la calma. Lo peor lo vivirá el espectador junto a Lockhart en las salas.

¿Créis que finalmente habrá una cura posible para la humanidad?

Gore: No soy muy optimista con este tema…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.