Entrevista a Hans Petter Moland Director Venganza Bajo Cero
Entrevista a Hans Petter Moland Director Venganza Bajo Cero

Entrevista a Hans Petter Moland, director de Venganza Bajo Cero

Entrevistamos al director noruego Hans Petter Moland por el estreno de Venganza Bajo Cero, la última historia de venganza protagonizada por Liam Neeson en la que es su primera película en Hollywood. La película llegará a los cines el próximo viernes 26 de Julio de 2019.

Entrevista a Hans Petter Moland, director de Venganza Bajo Cero

Supongo que es la pregunta que todo el mundo le hace pero parece obligada; ¿qué lleva a un director a rehacer su propia película? 

Hans Petter Moland: En efecto, no es la primera vez que oigo esa pregunta (risas) pero la responderé apropiadamente. La sabiduría convencional dice que no debes rehacer tus propias películas pero esta fue una oportunidad de contar la historia a una audiencia diferente y más amplia. Cuando mi productor me pidió que lo hiciera, tuve que pensarlo, porque sólo había pensado en vender los derechos, pero después traté de ser más abierto de mente y pensé que si, por ejemplo, hubiera hecho una obra de teatro y me hubieran pedido que la representara en Brodway probablemente lo haría, así que con ese pensamiento me dije “Bueno, pues estoy de acuerdo” y lo acepté. Pensé que era una buena oportunidad para poder hablarle a otro público y de ser más lúdico en otra lengua; he vivido muchos años en los EEUU y también he explorado ese material en ese contexto, así que me pareció una buena idea.

El Director Hans Petter Moland y Liam Neeson (Entrevista Venganza Bajo Cero)
El Director Hans Petter Moland y Liam Neeson (Entrevista Venganza Bajo Cero)

En su primera película, titulada Uno tras otro (2014), fue Stellan Skarsgård quien tuvo el papel principal. En esta nueva, Venganza bajo cero (2019), versión es Liam Neeson. ¿Fue Liam la primera opción en la que pensó para el papel principal? 

H: Liam Neeson es un actor maravilloso. Y sí, fue siempre la primera opción porque que él actuara aportó mucho a la película. Sin duda, uno de los mejores actores de su generación. Obviamente él es distinto de Stellan, los dos son brillantes, distintos, pero con grandes cualidades.

¿Es el paisaje un detonante para las decisiones que toman los personajes? 

H: El paisaje es la naturaleza. No hay ruido de la sociedad, es casi como en el Oeste, entonces los dilemas morales se ven con más precisión en un entorno natural. Obviamente, el personaje de Liam tiene en ese entorno lo que le da sentido a su vida, así que la naturaleza es uno de los personajes importantes de la película y hace pequeños a los demás. Para los indios es la tierra que han perdido, básicamente es una guerra territorial en un lugar que antaño fue de los indios en su totalidad. Darse cuenta de eso es un momento doloroso, ver en lo que se han transformado.

‘Venganza bajo cero’ tiene un contenido de humor negro muy claro. ¿Está ese humor negro para hacer comedia o también para hacer una crítica al cine negro?

H: Está ahí por diversas razones. Primero, cuando hice esta película era en principio para burlarme un poco de lo patético de la venganza y del pathos mitológico de los capos y los gángsters y de la manera tan seria en la que se les ha tratado siempre en el cine. Así que pensé en retratarlos como lo que son, gángsters, gente no muy inteligente pero sí muy violenta. Y también para refrescar el tema y ser irreverente con cualquiera que se tome a sí mismo demasiado en serio.

Hans Petter Moland firmando durante la presentación de la película Venganza Bajo Cero en Madrid
Hans Petter Moland firmando durante la presentación de la película Venganza Bajo Cero en Madrid

Cuando alguien muere,  aparece un fondo negro y posteriormente una esquela, ¿cómo se le ocurrió esa idea?

H: No estaba en el guion. Durante el montaje, estuve jugando con mi editor con el que hice la película original y desde el principio, en las películas de acción muere mucha gente, así que aquí quise tratarlos como seres humanos cuando mueren, aunque no sean muy buenas personas. Y una cosa que tenemos en común todos los humanos cuando morimos es que nos ponen una esquela. Entonces era una manera de despedirlos allá donde se vayan. También era una manera de jugar, porque es predecible ver cuando alguien va a morir. Después de 3 ó 4 muertes y esquelas, la gente se acostumbra y la esquela se vuelve un chiste en sí misma, algo que el público espera cuando alguien va a morir. Por ejemplo con el conserje, el momento cuando le ponen el pie en la boca…

En una película llena de hombres, hay dos mujeres (la agente de policía y la mujer de Vikingo) que sobresalen por encima de todos. ¿Cómo ha sido dar forma a estos personajes femeninos?

H: Las tres mujeres que hay en la película (también la mujer de Liam) son mucho más inteligentes que los hombres. Es un punto importante, todos los hombres son muy serios y ajenos al sentido del humor. Las únicas personas que se dan cuenta de lo que está sucediendo y se apartan son las dos esposas, y son muy diferentes entre sí. Una tiene una relación amorosa con Liam y en ese sentido ve como su relación se deshace por la manera que tiene él (Liam) de afrontar el duelo, que es encontrar a los culpables. Con la esposa de Vikingo, aquí tenemos a alguien que está viviendo en una relación narcisista y es probablemente el mayor error de su vida, así que intenté imaginar y pensar en personas que se encuentran en relaciones narcisistas y que les ocupa su vida al completo. Dejar una relación narcisista es un proceso largo y complejo. Para mí su plan es brillante, pienso que ella es el personaje más valiente de todos, es la única que se atreve a decir lo que todos saben, que su marido es estúpido y peligroso. Su objetivo para mí es como apartar a su hijo de ese padre tan terrible. Y su manera de hacerlo es provocarle para que cometa errores, porque forma parte de una estrategia de importunarlo para que se vea su verdadera faceta, ya que él (Vikingo) trata de comportarse como un buen padre. Así que con esta mujer provocándole, revelará su verdadera naturaleza y al final éste intentará pegarle. Y el personaje de Emmy quiere la excitación de detener a los malos y al final consigue con creces lo que esperaba.

Hans Petter Moland hablando a la audiencia junto a Leam Neeson antes del pase de presentación de la película.
Hans Petter Moland hablando a la audiencia junto a Leam Neeson antes del pase de presentación de la película.

Algo llamativo ha sido la estética entre comedia negra y film noir nórdico, así como un tono de novela gráfica. ¿Cuáles han sido sus influencias? ¿Le gustan las novelas gráficas y le han ayudado éstas a definir el tono de la película?

H: Primero de todo, yo no leo cómics. Cuando era pequeño no me permitieron leer cómics, sólo novelas. Mi madre pensaba que era mejor para mí que leyera libros. Pero a mí me encantaba también ir al cine. Parte de mi humor y mi temperamento es escandinavo, pero también fui a la escuela de cine en los EEUU, me encantaban las películas de Billy Wilder así que creo que soy una mezcla de todo eso. Cuando viví en NY al final de los setenta y principios de los ochenta, era una época en la que la ciudad estaba muy sucia y en banca rota, así que emergió un humor realmente negro. Una especie de sentido del humor de supervivencia, muchos de mis amigos eran muy irreverentes. Había un chiste que se contaba sobre la policía, que estaba tan mal pagada y entonces cuando tenían un aviso de un robo de un banco, se ponían a dar vueltas a la manzana para darle tiempo a los ladrones a escapar y la gente se reía de aquello en vez de clamar “Oh, que corrupta es la policía”. La gente hacía chistes sobre todo.  Recuerdo chistes muy divertidos y muy negros sobre sucesos trágicos que ahora no puedo repetir de ninguna manera (risas).

Comparando sus dos películas, en la segunda los diálogos van más al grano y el ritmo es más rápido. ¿Podría decirse que ha adaptado el ritmo al gusto americano?

H: Quizás… o quizás porque la he hecho por segunda vez y ya sabía lo que pasaba, entonces era más fácil ir al grano. Lo primero que hago siempre es recortar diálogo. Cualquier guion siempre tiene al principio demasiado diálogo. Incluso en mis propios guiones, cuando los escribo, al final tengo que quitarles prácticamente la mitad.  Y en la sala de montaje tengo que cortar la otra mitad. A lo que nos referimos con una película es que en su mayor parte la historia tiene que contarse de manera visual, entonces a no ser que haya un diálogo filosófico o político, que tenga mucho peso, los diálogos no deben de ser demasiados. Así que creo que esa es una de las razones por las que se ha quitado mucho diálogo. Pero también intenté que hubiese diálogo en la comunicación no verbal. Es posible que el público americano sea más impaciente pero también traté en esta película permitir a la gente que pensara antes de hablar porque a veces en las comedias se cortan los diálogos y a veces cuando se dice algo y sin responder te miro, también es una manera de decir algo. Puede ser suspense o muchas cosas. Es importante también preservar esto.

El hijo de Vikingo es probablemente el personaje más importante, representa la razón se da cuenta de todo. ¿Es una moraleja de la razón, de la propia película?

H: Sí, es el personaje más inteligente de la película y desde luego mucho más inteligente que su padre. El representa la esperanza y es mucho más importante que él sobreviva, más que su padre. El mundo es un lugar mejor cuando si su padre muere y el hijo estará mejor que él. Una situación win-win. El chico hace las preguntas correctas, es la lógica perfecta.

 ¿Puede ser el hijo de Vikingo una salvación para el personaje de Liam?

H: Sí, el personaje de Liam es un aficionado, tiene la suerte del principiante. Pero muy pronto se le acaban las opciones. Piensa en raptar al hijo de Vikingo para hacer algo muy cruel pero no es capaz de ello. Se lleva al chico a su casa y en vez de estar asustado le dice “¿Vives aquí solo?” así que realmente le hace sacar su humanidad, en vez de encerrarlo le ofrece algo para comer, es su naturaleza, tiene a un niño en casa y olvida que es un secuestrador.

 ¿Es una metáfora esa carretera vacía que une la casa de Liam con la ciudad?

H: Su trabajo es muy real, él conduce un quitanieves de la estación de ski al pueblo para abrir la carretera y permitir la comunicación con la civilización. Así que es en cierto modo un explorador, como en las películas del Oeste. La gente de la ciudad se fía de él y ese trabajo da sentido a su vida. Le hace sentir que es necesario incluso dice “yo despejo ese camino a través de la naturaleza” así que se considera como parte de esa civilización. Una vez que matan a su hijo, el decide vengarse, entonces su civismo desaparece y se vuelve tan salvaje como su entorno. No sé si es una metáfora o una alegoría, pero es una película que nos conduce a la parte más salvaje del alma, que no es un lugar agradable.

Laura Dern y Liam Neeson
Laura Dern y Liam Neeson

¿Se ha planteado continuar la historia o adaptarla al formato de serie de televisión? ¿Existe la posibilidad de hacer una saga de Venganza Bajo Cero?

H: Hace algunas semanas después de vender los derechos me preguntaron si quería hacer esto, pero no lo he hecho. ¿Quizás en el futuro? Tengo ciertas dudas acerca de las series, las miniseries es una manera de contar las historias pero en la que no puedes adaptar un formato de dos horas, aunque el formato de dos horas de una película sea ya de por sí artificial. Si la historia es más compleja, necesitarías 4-5 horas para ello. Pero al menos es una historia que tiene un principio, un desarrollo y un final. En la historia del ser humano, el contar historias es una parte fundamental de la misma. Si sólo cuentas historias que no tienen fin, como pasa en muchas series, ya no son historias, son intentos de hacerte adicto al cuentacuentos. A día de hoy, series de televisión hechas por excelentes directores y guionistas lo que hacen ante todo es mantenerte adicto a las mismas. No sé de dónde saca tanto tiempo la gente para ver tantas series. Es una manera muy diferente de contar, basadas en los cliffhangers, en qué es lo siguiente, en engancharte, ese es su objetivo. Pero cuando cuentas una historia con un final, la audiencia se hace preguntas, ¿por qué me has contado esta historia? ¿Cuál ha sido la razón de llevarme en este viaje? Si no hay final, es muy difícil poder hacerse esas preguntas.

En la versión noruega la mujer del jefe de la mafia es más calmada, pero en esta versión es más valiente, ¿se debe esto a la nueva visión sobre el papel de los géneros que hay a día de hoy?

H: Creo que en la película original ella lo “trata como un piano”. Ella lo hace para provocarlo, para que cometa fallos y pierda la custodia de su hijo. Creo que en esa relación es muy obvio que ella era superior. Cuando él le pega (lo cual es asqueroso) es también un cierto triunfo, porque él ya lo ha perdido todo. Siempre que hace algo, sus hombres le aplauden, es narcisista y es la primera vez que eso no ocurre.  En la nueva versión, Tom Bateman se comporta más como un adolescente y representa más una amenaza física y eso tiene que ver también con la dinámica, así que ella es más valiente porque se atreve a enfrentarse a él. Creo que es importante que él intenta pegarle, mostrando el tipo de ser humano que es, pero es más satisfactorio que ella evite que la golpee y ver encima cómo ella le humilla. En la primera película hasta que él no la golpea no se percibe como una amenaza, mientras que en la segunda versión es mucho más intimidante. Creo que es bueno que podamos llamarlo una evolución de género, pero creo que más que nada es la satisfacción de ver que una persona puede con un ser humano muy violento. Ella es el personaje más valiente de todos.

Laura Dern aparece como la mujer del personaje de Liam Neeson pero desaparece rápido del film. ¿Por qué esta decisión y no mantener a su personaje?

H: Para ella la venganza no elimina el dolor de la muerte de su hijo. Y cuando ve lo que su marido está haciendo, siente que no tiene sentido. Me gusta mucho Laura, es una actriz fantástica y podría hacer una película con ella sola. Pero si quieres hacer una película sobre la manera en la que los dos afrontan el duelo de distinta manera y como eso destruye su relación, no daría tiempo. Si tuviera la posibilidad de hacer una película solo con Liam y Laura en esta situación, de cómo lidian con ese problema y como eso supone el fin de su relación, podría hacer un drama muy interesante, pero entonces sería una película totalmente distinta.

Tom Bateman y Liam Neeson
Tom Bateman y Liam Neeson

¿Por qué los policías tienen maneras diferentes de afrontar los  hechos que presencian?

H: Ella huele las ratas a la primera y su compañero, que trabaja en la ciudad desde hace mucho, entiende que mucha gente va para hacer cosas ilegales. Él dice que la gente viene a este lugar a  fumar, drogarse etc y por eso los deja. Es lo que da un poco de vida a ese pueblo, la gente va a pasarlo bien y por ello los deja, con tal de que no se perturbe la paz del lugar. Por eso mira a otro lado. Pero aquí hay narcos importantes, que manejan mucho dinero y que en definitiva son peligrosos, así que alguien tenía que actuar.

¿Quiso aplicar la justicia poética en la escena final del filme?

H: Sí, él (Liam) consiguió su venganza y luego vuelve al trabajo. Pero el final en sí es muy amargo, ha perdido a su hermano, a su hijo y a su mujer, ha ocasionado ese caos. La película empieza con él siendo el ciudadano del año y al final acaba sentado en su camión no siendo tan civilizado como pensábamos. Al final nadie se escapa, todos responden por lo que han hecho. Quizás por eso el tipo del Ala Delta tampoco escapa y quien lo coge es la ley de la gravedad.

¿Te unes?