Ridley Scott regresa al cine con “Todo el dinero del mundo”, una película que pasará a la historia por reemplazar -o borrar del mapa- a Kevin Spacey en apenas una semana de rodaje. Un thriller policiaco donde la angustia por la vida del joven heredero Getty va en aumento según transcurren los minutos de metraje.

Todos hemos canturreado alguna vez eso de “Si yo fuera rico”… ains ¡que no haríamos si fuéramos asquerosamente ricos! Pues la nueva película del director Ridley Scott nos muestra en la persona en la que quizá nos convertiríamos si llegara a tocarnos ese ansiado Euromillón. De tal modo que nos hará plantearnos ¿realmente se es más feliz con tanto dinero? ¿sabrías disfrutar entre tanta ostentación? ¿es necesaria tanta riqueza acumulada en una misma persona? Realmente no; el problema está en que estas fortunas han existido -la película se basa en un caso real-, y seguirán existiendo, mientras otros no tienen un techo bajo el que pasar la noche.

Charlie Shotwell y Christopher Plummer en "Todo el dinero del mundo"

Charlie Shotwell y Christopher Plummer en la película “Todo el dinero del mundo”

Sinopsis de la película “Todo el dinero del mundo”

Todo el dinero del mundo nos cuenta el famoso caso que ocupó miles de portadas de periódicos en los años 70. La historia del secuestro de un chaval, nieto del magnate del petróleo John Paul Getty (Christopher Plummer), por parte de la mafia calabresa en las concurridas calles de Roma. Sus secuestradores exigían un rescate de 17 millones de dólares, una cifra que el multimillonario no estaba dispuesto a conceder bajo ningún concepto; aunque el alto precio que estuviera dispuesto a pagar fuera la propia vida de su joven nieto.

El joven secuestrado sólo contará con la incansable búsqueda de una madre desesperada por traer a su hijo sano y salvo de regreso a casa, Gail Harris (Michelle Williams), a la que no le quedará más remedio que confiar dicha tarea al ex agente de la CIA Fletcher Chase (Mark Wahlberg), ahora convertido en persona de confianza del tirano y ruin abuelo multimillonario del joven; dispuesto a ceder a su “mano derecha” con tal de no soltar ni un dólar para el rescate de su nieto.

Mark Wahlberg y Michelle Williams en una escena de la película

Mark Wahlberg y Michelle Williams en una escena de la película

Crítica de la película “Todo el dinero del mundo”

Basada en la novela biográfica ‘Painfully Rich: The Outrageous Fortunes and Misfortunes of the Heirs of J. Paul Getty‘ de John Pearson, el guionista, David Scarpa, dibuja una trama cargada de tensión que en ocasiones deja paso a un thriller policial donde la intensa negociación marca el ritmo de una tragedia que perece palparse en cada secuencia. Aquí es donde la dirección de Ridley Scott alcanza su esperado esplendor y cautiva con una narración ágil e intrigante que mantiene al espectador en vilo pendiente del futuro del joven heredero Getty. Una tórdida historia que sin duda Scott sabe como llevar a la gran pantalla de forma atrayente.

Andrew Buchan, Charlie Shotwell, Christopher Plummer y Michelle Williams

Andrew Buchan, Charlie Shotwell, Christopher Plummer y Michelle Williams

John Paul Getty, interpretado por Christopher Plummer, es un personaje tan extremo que tendremos que hacer un esfuerzo para no pensar que estamos ante una fábula inventada que intenta un moderno homenaje al personaje del Sr. Scrooge en Cuento de Navidad de Charles Dickens. Y es que como dice el dicho: la realidad siempre supera a la ficción.

Nos encontramos ante un hombre tan ruin, mezquino, avaricioso e insensible que no le conmoverá ni el sufrimiento de su nieto. ¿Cómo habría sido el Getty de Kevin Space? Ya nunca lo sabremos, lo que sí podemos decir es que Plummer lo clava interpretativamente y también físicamente, sin necesidad de absurdas prótesis en la cara. Un papel que no es que aparezca en multitud de escenas, pero que sin embargo logra tener una importante presencia durante todo el metraje gracias al aplomo de la interpretación de Christopher Plummer.

Romain Duris es uno de los secuestradores | Foto de la película "Todo el dinero del mundo"

Romain Duris es uno de los secuestradores | Foto de la película “Todo el dinero del mundo”

Otras dos de las interpretaciones sublimes de la cinta vienen de la mano de Michelle Williams, Gail Harris, una mujer fuerte a la que ni el poderoso dinero de su ex suegro será capaz de callar ni parar en la incesante lucha de rescatar a su hijo, y Mark Wahlberg, Fletcher Chase, el fiel compañero de Getty que sí terminará teniendo conciencia de las dimensiones del problema familiar y de la falta total de empatía de su jefe.

Michelle Williams es la madre del chico secuestrado | Imagen de la película "Todo el dinero del mundo"

Michelle Williams es la madre del chico secuestrado | Imagen de la película “Todo el dinero del mundo”

Opinión de la película “Todo el dinero del mundo”

Todo el dinero del mundo es un thriller policiaco convincente que tiene muchos elementos atrayentes: un angustioso secuestro realizado por una panda de delincuentes de poca monta, la alargada sombra del hombre más rico del mundo, y la incesante lucha que sólo puede librar una madre. Una película tan bien narrada e interpretada, de forma completamente realista, que logrará transportarnos a las calles de la ciudad de Roma en aquella noche de 1973 (y si no que se lo digan al crítico que literalmente cayó desmayado en la escena más angustiosa de toda la película).

Trailer de la película “Todo el dinero del mundo”

Crítica de la película "Todo el dinero del mundo": Si yo fuera rico...
DIRECCIÓN8
GUION7
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • La notable presencia de Christopher Plummer durante toda la película.
  • Supone un convincente ejercicio de thriller policiaco.
LO MALO
  • Que gran parte del público pueda recordar su final, ya que es una historia real que sucedió hace relativamente poco tiempo.
  • Que pase a la historia por la película que "borro del mapa" a Kevin Space.
7.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.