Crítica de Tigertail (Netflix). Donde hubo fuego…

Disponible en Netflix

Crítica de Tigertail, la nueva propuesta de Netflix. Un drama generacional que habla de las oportunidades perdidas, lo irreversible de las decisiones tomadas y la renuncia desinteresada. Una película que de manera sencilla e intimista logra llegar al corazón del espectador.

Sinopsis de Tigertail

Viajaremos al Taiwán de la posguerra en los años 50. Allí un niño huérfano de padre es criado por sus abuelos, mientras su madre intenta encontrar trabajo para salir adelante.

Ahora Pin-Jui (Tzi Ma, Hong-Chi Lee, Zhi-Hao Yang) es un joven que trabaja junto a su madre en una fábrica. Las jornadas de trabajo son infernales y muy duras, los únicos momentos de felicidad del joven serán durante los encuentros con su novia, la jovial y enérgica Yuan (Joan Chen, Yo-Hsing Fang, Hai-Yin Tsai). Las deudas aprietan y la única salida para el futuro de Pin-Jui y su madre será que el joven acceda a casarse son la hija del dueño de la fábrica, Zhenzhen (Fiona Fu, Kunjue Li) y emigrar junto a ella a Estados Unidos, la tierra prometida donde los sueños se hacen realidad.

Escena de la película Tigertail de Netflix
Escena de la película Tigertail de Netflix

Crítica de Tigertail (Netflix)

“Donde hubo fuego, cenizas quedan” o por lo menos eso es lo que siempre ha afirmado uno de los refranes de nuestra cultura popular. Sobre esa idea del primer amor, de ese que se queda idealizado en el corazón y en la mente, el que nunca muere; sobre esa idea de lo que fue y ya nunca será teoriza la ópera prima de Alan Yang, curtido en series como Master of None y Parks and Recreation. Empezamos con la crítica de Tigertail, una propuesta llena de sensibilidad y cocinada “a fuego lento”.

La preciosa historia de amor de Tigertail
La preciosa historia de amor de Tigertail

Tigertail de Netflix

Una cinta que de manera sutil y honesta consigue llegar al corazón del espectador. Sin artificios ni melodramas exagerados que busquen la lágrima fácil, su historia de pérdidas y sacrificios es de lo mejor que encontrarás en el actual catálogo de Netflix. La plataforma ha decido apostar por un producto propio de carácter más intimista del que nos tiene acostumbrados, y hemos de reconocer que su resultado final es bastante más notable que el de muchos de sus propuestas blockbuster.

¿Qué encontraremos en su propuesta?

Así Tigertail presenta un relato generacional, mediante una estructura similar a la utilizada por Almodóvar en ‘Dolor y gloria’, donde conoceremos la bonita historia de amor entre Pin-Jui y Yuan, que se conocen durante su niñez en los años 50. Un amor truncado durante la juventud pero que vive eterno en la memoria de un Pin-Jui ya casi anciano.

La película también ahonda sobre las decisiones que tomamos en la vida y cómo condicionan nuestro futuro. La boda de Pin-Jui le alejó finalmente de su hogar, y de su amada Yuan, pero además le condenó al sufrimiento eterno de no volver a ser feliz. Una vida anodina, de casa al trabajo y del trabajo a casa; algo que su director nos deja claro con la escena de la subida y bajada constantes de la persiana de la tienda donde trabaja un joven Pin-Jui recién llegado a los Estados Unidos.

Ya no hay lugar para el amor, las risas, sólo una cosa como meta: sacar a la familia hacia delante. Lo cual es evidente que ha dejado un gran vacío emocional en ese Pin-Jui adulto incapaz de mostrar sus sentimientos ni de empatizar, tan siquiera, con el sufrimiento de su hija, Angela. Un hombre cuya dureza ha sido aprendida y de la cual no se permite desprender ni un sólo segundo.

La relación de padre e hija marca la narración de la cinta
La relación de padre e hija marca la narración de la cinta

El apartado técnico acompaña a la historia

Todo ese dolor y frustración también quedan en evidencia en la fotografía y en la música de la cinta. Esa juventud idealizada y ese amor que vive eterno en la mente del protagonista, estará lleno de colores vivos y saturados, e incluso lleno de ruido, el de la fábrica, y música, la que le encanta bailar a la joven Yuan. Sin embargo cuando viajemos al presente, la escena se teñirá de colores fríos a los que envuelve en un silencio demoledor.

Los recién casados intentado ganarse un futuro en Estados Unidos
Los recién casados intentado ganarse un futuro en Estados Unidos

La dirección de el debutante Alan Yang

El principal problema de la cinta, y que tenemos que destacar en esta crítica de Tigertail, será que Alan Yang resuelve mejor las escenas de los flashbacks que nos acercan a ese amor perdido de la juventud de Pin-Jui y la relación de protección con respecto a su madre; y sin embargo no deja que fluya el relato referente a la actual relación con su hija y de cómo el pasado ha marcado su frío carácter, haciendo así que la historia transcurra de forma precipitada en este aspecto.

Escena que define la soledad del protagonista de la película Tigertail de Netflix
Escena que define la soledad del protagonista de la película Tigertail de Netflix

Opinión final de Tigertail (Netflix)

Alan Yang dirige y escribe su primer largometraje con gran acierto, sensibilidad y sutileza. Un relato lleno de melancolía, que culmina con una hipnótica secuencia final de un Pin-Jui regresando al único sitio donde durante su juventud consiguió ser feliz.

Trailer

DIRECCIÓN
7
GUIÓN
7
INTERPRETACIÓN
7
Reseña de lectores0 Votos
0
LO BUENO
La imagen y el sonido acompañan a la historia.
Los flashbacks a la juventud perdida.
LO MALO
Lo apresurado del metraje cuando se sitúa en el momento actual.
No está doblada al español, lo que hará que mucho espectador desista de verla.
7
Más artículos
La película de terror Malasaña 32 llega al cine
Crítica de Malasaña 32. Mezcla de costumbrismo y casas encantadas