Crítica de la película “The disaster artist”: humor amargo

Crítica de la película “The disaster artist”. Tras ganar la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián por fin podemos ver en España la última película dirigida por James Franco. Una historia de perdedores capaz de sacar carcajadas.

Crítica

The disaster artist” se basa en el libro escrito por Greg Sestero y Tom Bissell que cuenta cómo se gestó “The room”, una película absolutamente recomendable por sus deméritos. Y ahí es donde residen los cimientos del film de James Franco. Sin conocer el libro, parece que los guionistas Scott Neustadter y Michael H. Weber gastan demasiadas páginas del libreto en presentarnos al protagonista y su comparsa, además del mundo en el que se van a mover, dejando lo más importante de la historia -el rodaje de “The room”- para demasiado tarde. Y aunque el resultado global es bueno, donde de verdad estaba la película que queríamos ver es en ese convulso rodaje, quedando un poco coja y dejando con ganas de más.

Aunque al espectador le resulte divertido lo que ve en pantalla, no se puede negar que la historia de este director de cine y actor es francamente amarga. Un hombre que se empeña en hacer algo para lo que no tiene dotes y que, cegado por su deseo de conseguirlo, no se da cuenta hasta el último momento del fracaso que ha cometido. Así, el tramo final, aun siendo divertido, provoca risas más incómodas que sinceras.

Imagen de la película "The disaster artist"

Imagen de la película “The disaster artist”

Franco ha concentrado todas sus energías en interpretar a Tommy Wiseau -el director de “The room”- y, por tanto, presenta una puesta en escena simple, sabiendo que lo importante de su película es lo que cuenta, siendo la manera de contarlo algo secundario. Por ello, técnicamente no se encuentra nada resaltable ni falta que le hace. Un acierto haber planteado de esta manera un relato que se sostiene por sí solo en su protagonista, incluso llegando a sobrar gran parte del resto de personajes.

James Franco interpretando al director de la película "The Room", Tommy.

James Franco interpretando al director de la película “The Room”, Tommy.

Lo más interesante de la cinta es sin duda la creación que realiza el propio Franco de Tommy Wiseau. Un personaje que hace suyo ya no solo en la caracterización, con un gran parecido, sino también con ese extraño acento, -imprescindible ver esta película en versión original- sus ademanes corporales o esa risa que provoca la carcajada involuntaria cada vez que aparece. Merecidísimos todos los premios que se lleve esta temporada. Su hermano Dave Franco encarna al amigo de Wiseau, un pobre y mediocre actor que se ve arrastrado por el supuesto genio de este artista. Una pareja que funciona a las mil maravillas. El resto del reparto queda irremediablemente superado por los dos hermanos. La película está plagada de caras conocidas que van desde actrices como Sharon Stone a directores como J.J. Abrams, sin obviar el cameo de Bryan Cranston.

Dave y James Franco como Greg y Tommy, respectivamente en un fotograma de la película "The Disaster Artist"

Dave y James Franco como Greg y Tommy, respectivamente en un fotograma de la película “The Disaster Artist”

The disaster artist” no es una obra maestra, y quizá alguno no le encuentre las virtudes que se le atribuyen desde que se empezó a hablar de ella; pero sí que es un ejercicio soberbio de interpretación por parte de un James Franco totalmente entregado al proyecto y que, en el fondo, rinde homenaje a Tommy Wiseau, un artista desastroso.

Crítica de la película “The disaster artist”: humor amargo
DIRECCIÓN5
GUIÓN6
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • James Franco y la creación de Tommy Wiseau.
  • El final, donde se pueden ver imágenes de “The room”.
LO MALO
  • Dedica menos tiempo del deseado a contar el rodaje de “The room”.
  • No volver a ver James Franco en este personaje.
6.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.