Ted, el oso de peluche más vivo y fumeta de todos los tiempos, vuelve a la carga con esta secuela en la que lucha por ser reconocido como “persona”. Si te gustan los trabajos de Seth MacFarlane (Padre de familia, Padre made in USA), o el cachondeo bestia, esta es tu película.

Crítica de ‘TED 2’

“¡Joder! ¡Coño! ¡Cojones! ¡Chúpamela! ¡Pásame la maría!” No lo digo yo, lo dicen en la película… y esto son solo tacos impersonales e inocuos imperativos. Ted 2 tiene mucho más y con crítica social incluida. Una vez más, Seth MacFarlane no deja títere con cabeza y se permite repartir toques de atención social tras gags macarras, irreverententes y nada correctos que podrían llegar a ser hasta hirientes. Amigos, amigas, lean esta crítica y descubran qué mueve a TED.

Ted y Mark Wahlberg en la película 'Ted 2' (2015)

Ted y Mark Wahlberg en la película ‘Ted 2’ (2015)

Seth MacFarlane es un hombre libre y hace lo que le sale de los cojones. Escribe, dirige y protagoniza (pone la voz al oso), en esta comedia. Mark Wahlberg, hace de colega infantil (¿cómo si no podría ser el colega de un oso?) y Amanda Seyfried es la chica. Hace de abogada enrollada… pero que hostias, es la chica que sé que está predestinada a liarse con Mark que por fumeta está divorciado de Mila Kunnis. El caso es que el oso Ted, que pasa por una crisis matrimonial con la imponente Tami-Lynn (Jessica Barth), decide arreglar su situación proponiendo tener un hijo (como la vida misma). El caso es que el gobierno de los EEUU toma cartas en el asunto porque ¿cómo demonios Ted, un oso de peluche, va ser padre de una criatura? Y ahí comienza la escasa trama que podemos encontrar en la película: Ted tiene que demostrar que es una persona ante un tribunal para que su mundo vuelva a recomponerse tras ser declarado como “propiedad”.

El osito Ted en la película 'Ted 2' (2015)

El osito Ted en la película ‘Ted 2’ (2015)

Supongo que cualquiera que se acerque al cine con intención de ver esta película, no lo hará porque espere ver un argumento que le deje con la boca abierta. Más bien pretenderá tenerla abierta a base de carcajadas. Eso sí, habrá de estar convencido de que se comparte el mismo sentido del humor que el de Seth MacFarlane, que lejos de ser sutil, alcanza cuotas desmedidas de agresión. Y como una imagen vale más que mil palabras, para ilustrar a esa idea, cabe decir que Nacho Vigalondo y el archiconocido proyecto de concejal de cultura de Madrid, Guillermo Zapata, podrían pasarlo muy pero que muy bien. No la recomiendo para sus detractores.

En esta dirección, Seth MacFarlane no duda en hacer humor con temas o muy controvertidos, o muy banales, o con la arriesgada mezcla de los dos. Es un maestro de la provocación, que mediante gags, diálogos y sketches, lo mismo puede lograr una sutil reflexión en las mentes más abiertas e inteligentes como el más absoluto rechazo de las también inteligentes pero cerradas mentes conservadoras. MacFarlane sabe que muchos de sus chistes son hirientes (los hace a conciencia) y más de una vez se ha tenido que enfrentar a la censura de sus trabajos (Padre de Familia ya fue cancelada durante un tiempo). Pero él es eso: escritor, director, actor… un artista que denuncia a su manera la hipocresía de la sociedad Estadounidense y occidental.

Mark Wahlberg, Ted y Amanda Seyfried en la película 'Ted 2' (2015)

Mark Wahlberg, Ted y Amanda Seyfried en la película ‘Ted 2’ (2015)

Así que en Ted 2 encontramos: chistes racistas (hacia unas cuantas culturas y etnias), homófobos, sobre víctimas del terrorismo, sobre enfermos, sobre guapos, sobre tontos, sobre listos, no tengo claro si también los hay machistas… Están los de índole escatológico que rozan el mal gusto… Los hay visuales, verbales, de situación, musicales, mudos… Seth MacFerlane demuestra un amplio gusto y dominio de las posibilidades cómicas y maneja a sus actores y colegas para sacarle el máximo partido. Y la verdad, hay momentos muy, pero que muy divertidos que no os debería contar nadie.

En la película disfrutaremos de reconocibles cameos, como el protagonizado por el fantástico Liam Neeson (Mil maneras de morder el polvo), en el que pone al osito en una situación incómoda al tener que atender a Neeson haciendo de sí mismo en su personaje típico de tío duro comprando una caja de cereales; y el mítico Sam J. Jones, Flash Gordon que vuelve para aportar glamour en esta secuela (Joder, el puto oso tiene razón, si has visto Flash Gordon de pequeño, y eres un crío de los 80, a la fuerza te tiene que molar la malísima película de Flash. “¡Flash! AaaaAAAAhhh ¡King of the imposible!”. Gracias a la música de Queen… que si no no se salva). Pero hay muchos más nombres importantes involucrados en la película como Morgan Freeman, John Slattery, Jay Leno, Patrick Stewart (como narrador) y otros conocidos de Estados Unidos.

Amanda Seyfried, Ted y Mark Wahlberg en la película 'Ted 2' (2015)

Amanda Seyfried, Ted y Mark Wahlberg en la película ‘Ted 2’ (2015)

Por lo demás, Ted 2 se sustenta únicamente de la sucesión de gracias, palabrotas y gags, todo muy al estilo de las conocidas series del señor MacFerlane quedándose bastante cojo de argumento. De echo, se queda tan corta la supuesta trama principal, demostrar que Ted es una persona y no una propiedad, que vuelve a aparecer Donny (Giovanni Ribisi) el malo de la primera Ted, para seguir con su particular obsesión de conseguir su propio osito de peluche animado.

En definitiva Ted 2 no deja de ser una especie de capítulo largo plagado de montañas de humor bizarro al que se le da preferencia por encima de todo. Cada cual debería valorarla según sus preferencias… pero reír, si eres de los que le gusta este tipo de humor, desde luego que te vas a reír, ya que para algunas escenas que no voy a desvelar (como no vaya al cine a verlo seguro que te lo jode el típico amigo tocapelotas), han sido muy pero que muy detallistas. Y además, en casi todos los chistes hay un toque de ácida crítica que le dan un plus (y una excusa) para hacernos sentir un poco más listos que el resto.

Trailer de ‘TED 2’

Crítica 'Ted 2' (2015): Hay un colega en mí
DIRECCIÓN8
GUION7
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Si te gustan las series de Padre de Familia, Padre Made in Usa, ya sabes que te vas a reír.
  • La relación de colegas entre el oso y Mark Wahlberg.
  • La crítica sutil entre todas las bizarradas que se suceden
LO MALO
  • Argumento justo para que la película vaya de algo... y aun así funciona
  • Que pinchó en USA y eso hará muy difícil ver una tercera entrega del osito tocapelotas
  • Me ha hecho replantearme mi posición sobre los chistes de humor negro...
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
6.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.