Crítica de la película Yuli (2018) de Icíar Bollaín

5 nominaciones a los Premios Goya 2018

Quién diría que en estos días de consumo rápido podríamos dar con una maravilla como Yuli, de la directora Iciar Bollaín . Una película con mayúsculas que a pesar de tener una historia sencilla, consigue meternos de lleno en la trama y nos remueve por dentro. Una auténtica oda a la emoción y la superación. Aquí os dejamos nuestra crítica de la película Yuli (2018), ya disponible en plataformas como Amazon Prime Video.

Sinopsis

Una película sobre el bailarín cubano Carlos Acosta que nos permite adentrarnos en su vida, haciéndonos partícipes de la historia del primer bailarín negro en interpretar algunos de los papeles más famosos del ballet. Se nos muestra desde la que fue su dura infancia hasta la madurez, pasando por multitud de momentos complejos de su vida que harán de él la persona que siempre soñó con ser o, por lo menos, la persona que siempre quiso su padre que fuese.

Escena de la película Yuli (2018)
Escena de la película Yuli (2018)

Crítica de la película Yuli

La dirección de Iciar Bollaín

La directora Iciar Bollaín nos presenta una película que escapa de la espectacularidad de estos tiempos, con una trama sólida y meditada, que nos cuenta la vida de la leyenda del ballet Carlos Acosta. Su capacidad técnica para adentrarnos en la historia es maravillosa, además de su enorme capacidad para hacernos vibrar usando las imágenes, utilizando el diálogo solo cuando es necesario y sin recrearse en los aspectos dramáticos. Dejando entre ver el sufrimiento a través de sus actos y su situación familiar, sin necesidad de sobreexponerlo, lo que hace que conectes más y se vea más creíble.

Realmente el trabajo que consigue la cineasta en la película Yuli (2018) es maravilloso, pues no necesitamos saber de baile para conectar desde el primer momento con el protagonista, incluso, consigue que entendamos sus enormes contradicciones.

La directora Iciar Bollaín
La directora Iciar Bollaín

El reparto de la película

El reparto quizá sea la parte más importante de la película Yuli (2018); hay varias interpretaciones admirables, con especial mención a la que hace el propio Carlos Acosta, aunque residual, la cual consigue darle un toque más de credibilidad.

Keyven Martinez, como un joven Carlos, nos logra conquistar con su ambivalencia, con sus dudas, y su enorme tortura interior, que a pesar de querer agradar a su padre y convertirse en un gran bailarín, necesita volver con su familia y recuperar su vida.

Por otro lado, Santiago Alfonso interpreta a su padre Pedro Acosta, y consigue conmovernos con ternura pese a ser un padre bastante disciplinado y a veces agresivo.

Sin embargo, el mejor papel de toda la película y el que me hizo quedarme pegado a la pantalla desde el primer momento es el papel del pequeño Acosta, interpretado por Edison Manuel Olvera. Este pequeño hace que nos riamos, lloremos y seamos parte de Cuba. Es gracioso, tierno e inteligente. Un niño rebelde que ama a su familia y que, con un poco de cariño y, a veces, mano dura, es capaz de todo.

Una banda sonora recomendadísima

La banda sonora de la película Yuli (2018) también es magistral, Alberto Iglesias nos trae una obra que se fusiona a la perfección con la obra, pareciendo parte del propio escenario que plantea la película. Inmersiva, emocional y repleta de sustancia.

Opinión final de la película Yuli

En definitiva, la película Yuli (2018) es una propuesta maravillosa que todos deberían ver y que dudo que sea capaz de dejar indiferente a nadie. Está cargada de emoción y sensibilidad que nos conmueve, mostrando una realidad cubana y social de la época que nos hará erizar nuestra piel sin que llegue a sentirse forzado.

Yuli nos cuenta la historia de una persona, de un bailarín, con sus virtudes y sus defectos, con sus dudas y ambiciones. Una persona que tiene que luchar muy duro por llegar a salir de un país que no ofrece muchas más posibilidades. Debatiéndose en infinidad de ocasiones entre lo correcto y lo deseable.

Trailer

RESEÑA FINAL
Una historia sencilla pero emotiva. Una de las imprescindibles entre los estrenos de cine de 2018.
DIRECCIÓN
7.5
GUIÓN
7
INTERPRETACIÓN
9
LO BUENO
Sin lugar a duda la maravillosa interpretación de los actores, en especial del pequeño Acosta.
Una historia simple pero emotiva que nos emocionará desde el primer momento.
Ponerse en la piel de uno de los mejores bailarines de todos los tiempos, pudiendo además ser participes del contexto social y político de cuba en la época. Narrado todo con un cariño impecable.
LO MALO
Es difícil encontrar algún puto flojo a la película, pero quizá lo peor sea el ambiguo cambio de secuencia entre los distintos Acosta, siendo un poco difícil a veces saber si estamos con el mayor, el joven o el niño.
7.8
Más artículos
Cutrecon 9. Festival Internacional de Cine Cutre de Madrid
Películas de la Cutrecon 2020. Lo mejor de lo peor