#Vivo de Netflix: Crítica de la película de zombis

Zombis y Youtubers

La cinematografía surcoreana le sigue cogiendo el gusto a las historias de zombis tras la aclamada Tren a Busan (2016) y la elogiada serie Kingdom (2019). Ahora nos presenta la ópera prima del director Il Cho; #Vivo es todo un éxito en su paso por las pantallas de su país, y que ya se encuentra disponible en Netflix. Os dejamos con la crítica de la película Vivo.

Sinopsis de Vivo

Una extraña y desconocida infección se propaga con rapidez por la ciudad en la que reside el joven youtuber Oh Joon-woo (Yoo Ah-In). Aislado en su casa, tendrá que sobrevivir al hambre y a los violentos infectados que amenazan con devorarle desde el otro lado de la puerta.

Shin-Hye Park en la película
Shin-Hye Park en la película

Crítica de la película #Vivo de Netflix

La noche de los muertos vivientes (1968) de George A. Romero, puso la semilla del subgénero zombi; una temática explotada hasta la saciedad, especialmente en lo que llevamos de siglo, y que se ha extendido como un virus por diversos ámbitos culturales: literatura, cómics, cine y televisión.

La película #Vivo de Netflix recoge multitud de los tópicos que han inundado desde sus inicios la temática de muertos vivientes para mostrarlos, con dispar fortuna, en una serie casi ininterrumpida de set-pieces: persecuciones frenéticas, secuencias donde los personajes tienen que actuar con sigilo, los consabidos momentos de drama por la pérdida de seres queridos, escenas de acción con armas de todo tipo y, por supuesto, desmembramientos varios.

Escena de la película Vivo de Netflix
Escena de la película Vivo de Netflix

Guerra Coreana Z

A los cinco minutos de película ya hemos sido testigos de la presentación del personaje central, de su situación y de la expansión imparable de la infección por las calles de la ciudad. La película Vivo de Netflix va al grano desde el primer minuto, lo cual acaba resultando un arma de doble filo. Si bien no da lugar a demasiados tiempos muertos, tampoco ofrece personajes bien construidos ni una trama que pueda llegar a sorprender lo más mínimo a un espectador con un poco de experiencia en este tipo de género.

Es imposible ver #Vivo y que a lo largo de su metraje no acudan a nuestra mente títulos con los que guarda demasiadas similitudes: el comienzo recuerda al de Guerra Mundial Z (Marc Forster, 2013), la parte de reclusión del protagonista retrotrae a la propia La noche de los muertos vivientes, y en sus momentos de acción más desmadrados podemos acordarnos de Posesión infernal (Sam Raimi, 1981), solo por citar algunas de las cintas más populares del subgénero.

Ah-In Yoo rodeado de sangre zombi
Ah-In Yoo rodeado de sangre zombi

Intentando salvarse del desastre

La labor de dirección de Il Cho es eficaz, pero se echa en falta algo más de personalidad para convertir alguna de sus escenas más poderosas en algo que permanezca realmente en el recuerdo. Las secuencias de terror y de acción están filmadas de manera un tanto plana, aunque son lo suficientemente variadas y dinámicas como para no aletargar en exceso al espectador.

En el apartado interpretativo no se le puede poner demasiados peros a la película. El protagonista Yoo Ah-In lleva el peso de la película con una interpretación algo pasada de rosca pero que encaja perfectamente con el tono exagerado del film. A pesar del esquematismo de su personaje el joven actor despunta en los instantes más dramáticos, logrando sin duda los momentos más destacados de toda la película.

La tecnología en tiempos de pandemia

Pese a lo manido de la historia y sus personajes, la película Vivo de Netflix se deja ver con cierto interés, sobre todo porque la situación de su protagonista nos recuerda inevitablemente al confinamiento que todos hemos sufrido por la epidemia del Covid-19. Algunas de sus escenas más acertadas conducen a reflexionar sobre la relación entre la tecnología y la soledad en el mundo actual.

A través de escenas que revelan la dependencia tecnológica del protagonista se muestra la paradoja que supone estar más unidos que nunca con el resto de la sociedad global, a la vez que sentimos el desamparo y la desconexión con una realidad que nos lleva a un estado de total frustración y aislamiento.

Zombis atacando
Zombis atacando

Opinión final de la película Vivo

La película Vivo de Netflix no ofrece nada que no hayamos visto anteriormente. Estamos ante una sencilla historia de confinamiento con zombies, puntualmente disfrutable por su falta de pretensiones y porque no se anda con rodeos a la hora de entrar en acción. Puede que de haber sido firmada en Hollywood parte de la crítica y los espectadores no la hubiesen acogido con tan buena predisposición, pero, como sabemos, el cine coreano está más de moda que nunca.

Ficha Técnica

Título original: #Saraitda
Género: Zombis, Terror
Sitio Oficial: Película #Vivo Netflix
País: Corea del Sur
Idioma: Coreano
Fecha de estreno en España: 8 de septiembre de 2020
Productora: Perspective Pictures, Zip Cinema
Distribuidora: Netflix
Duración: 98 min.
Año: 2020
Calificación por edades: No recomendada a menores de 16 años

Ficha Artística

Dirección: Il Cho
Guión: Il Cho, Matt Naylor
Música: Kim Tae-seong
Fotografía: Son Won-ho
Reparto: Yoo Ah-in, Park Shin-hye, Hyun-Wook Lee, Chae Kyung Lee

Cartel

Cartel de la película Vivo de Netflix
Cartel de la película Vivo de Netflix

Trailer

RESEÑA FINAL
Una película de zombis entretenida en líneas generales, pero que no ofrece nada que no hayamos visto antes.
DIRECCIÓN
6
GUIÓN
4
INTERPRETACIÓN
6
LO BUENO
El actor principal en los momentos más intimistas.
No pretende ser más de lo que es.
LO MALO
Un guion con pocas sorpresas.
La parte final acumula giros poco creíbles.
5.3
Nota
Más artículos
Crítica de la película Cajas oscuras (Black Box)
Cajas oscuras (Black Box): Crítica de la película de Blumhouse