Película Un mundo normal de Achero Mañas: Crítica

La última voluntad

Achero Mañas regresa tras un parón de diez años con una historia que reivindica el poder de elección de cada uno, por encima de lo que la sociedad exige. Una película irregular y optimista hasta el extremo, que deja un sabor agridulce. Os dejamos nuestra crítica de la película Un mundo normal, ya en cines.

Sinopsis de la película Un mundo normal

Ernesto (Ernesto Alterio) es un excéntrico director de teatro que recibe la noticia de la muerte de su madre. Camino al cementerio decide robar el ataúd de su madre para arrojar el cadáver al océano, con la intención de cumplir su último deseo. Su hija (Gala Amyach), le acompañará con la expectativa de que cambie de opinión.

"Escena

Crítica de la película Un mundo normal

Un mundo normal es un título elegido a la perfección para este drama con toques de comedia que aborda la última voluntad de una mujer que desea que sus cenizas sean esparcidas en el mar cuando fallezca; una tarea que no dudará en completar su hijo.

El arte como contexto y telón de fondo

Con el mundo del arte como contexto y telón de fondo, el guion de la película Un mundo normal defiende, y no es la primera vez en los mundos de ficción que crea Achero Mañas, un mundo en el que la libertad de elección condiciona la vida de sus personajes, y donde el arte se eleva como una necesidad en el desarrollo de las personas. Un mundo, por tanto, nada normal y muy utópico, aunque para muchos sea el ideal. Ese el principal talón de Aquiles de una película que, por lo demás, cumple en todos en sus aspectos.

El cine de Mañas tiene que verse con cierta distancia y una mirada cómplice hacia un creador que reclama a través de sus historias la sociedad en la que le gustaría vivir y que es inalcanzable. Así, los espectadores que no entren en su juego percibirán el relato con condescendencia, sin llegar a sentirse partícipes de algo que saben que es imposible que se dé.

La dirección de Achero Mañas

Achero Mañas construye una historia con ritmo, regada con ciertos toques de humor que funcionan gracias a sus intérpretes y su sentido del cine social siempre presente; algo que puede molestar a cierto sector del público que nunca aceptará sus películas. La realización es correcta, sin alardes, aunque el uso de la música a veces se impone a la imagen, sin llegar a encajar, como ya le pasaba en “Noviembre”, su cinta del lejano 2003. Una historia que se emparenta con la propia Un mundo normal, siguiendo su pretendida autoría dentro del cine social, siendo mucho más vitalista y positivo que otros autores del género como podría ser Ken Loach, donde los personajes de sus películas sufren en un mundo hostil, sin llegar a triunfar nunca; todo lo contrario a lo que pasa en el cine del madrileño.

"<yoastmark

Ernesto Alterio encabeza el reparto

Ernesto Alterio lleva la voz cantante de un reparto que se complementa a la perfección, secundado por la joven Gala Amyach, hija del director, que debuta con buenas maneras y una naturalidad admirable, revelándose como una actriz a seguir en el futuro. Ruth Díaz, Pau Durà y Magüi Mira completan el resto de un elenco que resulta ser lo mejor de todo el conjunto.

Opinión final de la película Un mundo normal

La película Un mundo normal contiene un mensaje optimista, positivo, que parece no ser consciente de que lo que cuenta es una utopía para la mayoría o, simplemente, el sueño de un artista que quisiera que este mundo que nos ha tocado vivir fuera algo completamente distinto donde el arte es la cura para todos los males.

Trailer

RESEÑA FINAL
Cine social optimista y positivo.
DIRECCIÓN
5
GUIÓN
5
INTERPRETACIÓN
7
LO BUENO
El debut de Gala Amyach.
La relación de los dos hermanos protagonistas.
LO MALO
El utópico y vitalista cine de Mañas necesita verse con perspectiva.
El uso de la música.
5.7
Nota
Más artículos
Crítica de la película Nocturno (Nocturne)
Nocturno (Nocturne): Crítica de la película de Blumhouse