The Florida Project: Crítica de la película

Una pequeña obra maestra

Ya está disponible en Amazon Prime Video la película The Florida Project, una de las joyas del cine independiente estadounidense de 2018 que se estrena ahora en la plataforma para seguir atrapando corazones con sus coloridos planos y sus pequeños protagonistas. Aquí os dejamos con nuestra crítica de la película The Florida Project, una pequeña obra maestra que no os podéis perder. 

Sinopsis

Muy cerca de Disney World Orlando, familias desestructuradas malviven en un pequeño motel buscándose las castañas para llegar a fin de mes. Mientras los adultos tratan de sacar dinero para el alquiler, los más jóvenes del complejo trastean por los edificios abandonados de los alrededores disfrutando del calor del verano y aspirando a sacar unos pocos centavos con sus picardías para poder comprar al menos un helado.

Bria Vinaite y Brooklynn Prince en la película
Bria Vinaite y Brooklynn Prince en la película

Crítica

Plano de entrada: Una pared morada, croma que acompañará durante toda la película, protege con su sombra a un par de niños aburridos del calor de Florida. Un tercero los llama; hay nuevos inquilinos en el Future. Suena Celebration de Kool & The Gang. Títulos de crédito. No volverá a sonar más música hasta la escena final de la película.

Niños, planos coloridos, música cool, verano… y Disney World Orlando de telón de fondo. Un starter pack que nos deja con el rollito feel good para después aplastarnos con el mazo de la vida, adentrándose en las raíces de la América profunda y mostrándonos familias desestructuradas afectadas por la crisis de 2008 que luchan por llegar a fin de mes.

La película The Florida Project es atrevida e inocente, tierna y despiadada. Una obra maestra de la ironía vital que saca a la luz la deshumanización a través parajes coloridos y miradas ingenuas.

Los críos protagonistas de la cinta
Los críos protagonistas de la cinta

Juventud, divino tesoro

Gran parte del mérito de la propuesta la tiene el joven reparto, liderado por la joven Moonee (Brooklynn Prince). La pequeña intérprete se come la pantalla con una interpretación descarada y picaresca pero de fondo tierno, que me hace replantearme si es una de las mejores interpretaciones infantiles que he visto en pantalla.

A su lado, Scooty (Christopher Rivera), Dicky (Aiden Malik) y Jancey (Valeria Cotto) deambulan por los alrededores de los moteles haciendo de las suyas y, de paso, revelándonos las miserias de los habitantes de las instalaciones.

Todo es posible gracias a la innegable dirección de actores de Sean Baker, director y guionista, que les otorga pequeñas escenas a modo de sketches y momentos de improvisación para lograr un tono natural e inocente, propio de la infancia.

Bria Vinaite y Brooklynn Prince en la película
Bria Vinaite y Brooklynn Prince en la película

Ser adulto es estar solo

El contrapunto dramático de la película The Florida Project corre a cargo de los más mayores, siempre en segundo plano pero con dos caras bien visibles.

Por un lado tenemos a Halley (Bria Vinaite), madre soltera de Moonee. Una joven de 22 años que hace lo posible por llegar a fin de mes, sacándose unas perras saltándose los límites de la ley si es necesario con tal de poder pagar una semana más de alquiler y poder dar a su hija lo que necesite. Una madre imperfecta y solitaria, que se deja consumir por la rabia y malcría a su hija, pero que indudablemente la quiere más que nada en el mundo.

Por otro lado Bobby (William Dafoe), el gerente del hotel. Un ángel de la guarda vestido con walkie y gafas de sol que custodia el motel con firmeza pero compostura. Una interpretación a la altura de uno de los mejores actores del momento que le valió la nominación al Oscar como actor de reparto.

El resto de secundarios, variopintos, potenciará la ironía de la película y agrandará los conflictos. Los niños ejercen de nexo entre ellos, ridiculizando los enfrentamientos de los adultos y aligerando el drama.

William Dafoe en la película
William Dafoe en la película

Al otro lado de Disney

Al otro lado de Disney, a escasos metros, se encuentra el microcosmos de la película. Un motel de carretera color violeta y sus alrededores: una pequeña piscina, una tienda de regalos, una gran frutería, un edificio en ruinas… El equipo de The Florida Project compone una sinfonía de localizaciones que brillan por su color, su armonía y su simpleza.

Los pequeños protagonistas no necesitan de los excesos del parque temático para crear su propio mundo: escupir los coches de los nuevos inquilinos es su mejor atracción, y espiar en topless a la vecina de la 213, su espectáculo favorito.

Escena de la película The Florida Project (2018)
Escena de la película The Florida Project (2018)

Opinión final

No hay peros en esta colección de momentos de una vida, de un verano donde detrás de la mirada más cálida, la de un niño, se esconden los escenarios más fríos. La miseria vital está ahí, y aunque trates de ocultarla con colores y gofres con sirope de arce, la desgracia acabará desbordando y Disney no te salvará. Nuestra conclusión de la película The Florida Project se resume con una palabra: Imprescindible.

Trailer

DIRECCIÓN
9
GUIÓN
8
INTERPRETACIÓN
9
LO BUENO
La lección y plasmación de la ironía vital.
La excelente interpretación de la joven Brooklynn Prince y de William Dafoe.
El microcosmos que se genera alrededor del colorido motel.
LO MALO
Quizás sobre alguna escena de “gamberrada infantil”.
8.7
Más artículos
Crítica de la serie Snowpiercer (Rompenieves)
Crítica de la serie Snowpiercer (Rompenieves) de Netflix