‘Su mejor historia’ es un drama romántico con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo, donde una joven acaba trabajando como guionista de una película de propaganda que repasa el episodio de Dunkerque.

Crítica de la película “Su mejor historia”

Su mejor historia vuelve a emplazar al público en la Segunda Guerra Mundial. Posiblemente el conflicto que más juego ha dado al séptimo arte. En esta ocasión, la trama cuenta con un argumento que titubea con la inclusión de la mujer en el ámbito laboral, y muestra cómo en plena guerra, muchas de ellas asumían trabajos reservados a los hombres, abriéndoles un nuevo horizonte al acabar el conflicto. Lo que sobre el papel parece una premisa interesante y poco desarrollada en el cine, pudiendo aportar una perspectiva feminista a un momento histórico donde siempre se ha optado por representar a los hombres como los únicos protagonistas de un periodo decisivo en el destino de Europa, resulta ser un relato que mezcla géneros de manera errónea, centrándose en una historia de amor que deja de lado el valor y coraje de su protagonista, virando hacía una drama que llega tarde y no aporta nada al resultado final.

Gemma Arterton y Sam Claflin escribiendo "Su mejor historia"

Gemma Arterton y Sam Claflin escribiendo “Su mejor historia”

Lone Scherfig patina en la ejecución del relato, alargándolo más de lo necesario en ciertos momentos y dotándolo de un ritmo muy irregular que hace tediosa la experiencia a partir del planteamiento y no culmina de manera satisfactoria con un desenlace extendido en demasía. Sus aportaciones visuales son correctas, apoyadas por una dirección de fotografía solvente junto a un diseño de producción y vestuario que recrean la época de manera correcta, sin destacar especialmente en un tejido histórico tan explotado que ya nada sorprende.

Gemma Arterton y Sam Claflin protagonizan "Su mejor historia"

Gemma Arterton y Sam Claflin protagonizan “Su mejor historia”

Gemma Arterton se encarga del rol protagonista, alejándose de su registro más habitual y saliendo airosa con un buen resultado; reivindicándose como una intérprete que puede aspirar a protagonizar más proyectos que suelen estar monopolizados por las mismas caras. Sam Claflin, su compañero de escritura, también aprueba situándose al mismo nivel que su compañera y manteniendo la química entre ellos. Sin embargo, el verdadero valor interpretativo de la película y auténtico robaescenas es Bill Nighy. El veterano intérprete vuelve a hacer gala de su presencia en pantalla representando a un actor muy reconocido en Inglaterra que por apariencia física y maneras podría recodar a Vincent Price o incluso David Niven. Cada una de sus apariciones son estimulantes dentro de una película que por lo demás seria tildada de sosa y que Nighy levanta cada vez que su figura inunda la pantalla.

Gemma Arterton y Sam Claflin en una escena de la película

Gemma Arterton y Sam Claflin en una escena de la película

Su mejor historia es una película extraña. Su mezcla de géneros confunde al espectador al no saber si es premeditada o una desviación de intenciones de sus responsables que abordan el esbozo de una comedia romántica, que acaba tornándose en drama con un ejercicio de metacine como telón de fondo; resultando su contexto lo más interesante y únicamente salvable de un producto irregular y soporífero.

Crítica de la película 'Su mejor historia': Amor por la escritura
DIRECCIÓN5
GUION5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • Bill Nighy.
LO MALO
  • No aprovecha su punto de partida.
  • La mezcla de géneros parece involuntaria y lastra el relato.
5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.