Crítica de Musa (Muse), la nueva película de terror del director Jaume Balagueró protagonizada por Christopher Lloyd, Franka Potente, Leonor Watling, Elliot Cowan y Manuela Vellés. Recientemente proyectada en la Sección Oficial Fantástica fuera de competición en el Festival de Cine de Sitges 2017. Estreno en cines el 10 de noviembre de 2017.

Crítica de la película Musa

La esperada Musa de Jaume Balagueró resulta ineficaz en su repetitivo planteamiento de un suspense que tendremos la sensación de haber visitado con anterioridad.

Que manía con vendernos el cine de suspense como terror… nada más decepcionante que no encontrarnos lo que esperamos cuando entramos a la sala de cine. Su errónea publicidad será sólo uno de los problemas que surjan cuando Musa se enfrente a su público, pero ni mucho menos el más importante. Su mayor obstáculo para conectar con el espectador parte de su ineficaz guion, pretenciosamente transcendental, que logrará conseguir que una historia basada en presentarnos multitud de enigmas mientras sus protagonistas intentan resolverlos, termine por no trasmitirnos nada al no ser capaz de mantener el propio misterio en el que se fundamenta su trama.

Leonor Watling en la película de Musa.

Leonor Watling en la película de Musa.

La historia nos traslada a Irlanda. Allí un profesor de literatura, Samuel (Elliot Cowan), verá como su secreta amante y amada alumna se suicida trágicamente. Desde ese mismo momento vivirá atormentado por un sueño recurrente en el que verá morir a una mujer. Esa misma mujer aparecerá muerta en circunstancias similares a los terroríficos acontecimientos que se dan cada noche en sus sueños. Tratando de aportar una explicación racional a un hecho tan irreal, Samuel visitará la escena del crimen y allí conocerá a Rachel (Ana Ularu), una joven que asegura haber soñado con el mismo asesinato.

El propio director Jaume Balagueró,  junto al guionista Fernando Navarro, han sido los encargados de adaptar la novela “La dama número 13” de José Carlos Somoza. La cinta presenta un universo ya visitado en multitud de ocasiones, eso sí, narrado de forma nada fluida y bastante impostada. No serán pocos los espectadores que salgan del cine con la sensación de haber revisado la cinta de “Los crímenes de Oxford”, de Álex de la Iglesia (2008).

La actriz Ana Ularo en una escena de la película Musa.

La actriz Ana Ularo en una escena de la película Musa.

Quizá son demasiadas las explicaciones que haya que aportar para que el espectador siga con garantías la historia y para que entendamos la verdadera dimensión de esas “musas”, pero el caso es que terminará resultado reiterativa, dando la continua sensación de no avanzar en la trama. Además serán multitud las situaciones que nos resulten inverosímiles e incoherentes; en definitiva, todo contribuirá para que acabemos escapando y distanciándonos de lo que está sucediendo en la gran pantalla. Dejando en evidencia que hay historias que por muy bien que funcionen sobre el papel, no son aptas para la adaptación cinematográfica.

Pero por contradictorio que resulte le faltará profundidad a la trama de dichas “musas”, no quedando claro cuántas son; cuáles son sus poderes y sus motivaciones, por qué pueden o no usar sus poderes; por qué pueden haber olvidado su pasado; entre muchas otras incógnitas. Y por el contrario algunas de las subtramas, como la de la trata de blancas, resultarán totalmente innecesarias, logrando tan sólo alargar el metraje y ensuciar el resultado final.

El actor Christopher Lloyd con Eliot Cowan en la película Musa.

El actor Christopher Lloyd con Eliot Cowan en la película Musa.

No puedo terminar esta crítica sin reconocer y alabar el cuidado y minucioso trabajo de fotografía, música y dirección de arte de la cinta. Sin duda la verdadera razón de visionar Musa y principales culpables de regalarnos un arranque más que prometedor.

Pretendiendo presentarnos una historia tan impactante como reveladora, se pierde en una pretenciosa historia de musas y poetas pero que termina por olvidar su principal propósito: el suspense. A Balagueró no le han acompañado las musas en esta ocasión… habrá que esperar con impaciencia su obra definitiva, capaz de superar la terrorífica “Los sin nombre” (1999) y el gran ejercicio de suspense “Mientras duermes” (2011). Está claro que talento no le falta al afamado director, es tan sólo cuestión del elegir una buena historia que llevar a la gran pantalla.

Crítica de la película "Musa": Decepcionante ejercicio de suspense
DIRECCIÓN6
GUION2.5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • La participación Christopher Lloyd y Franka Potente.
  • Su fotografía, música, dirección de arte, localizaciones..
LO MALO
  • Que finalmente sólo se pueda salvar su arranque.
  • Que la historia se pierda dentro de su propio misterio.
4.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.