Morgan es una atractiva película de ciencia ficción dirigida por Luke Scott, interesado en las vicisitudes de la vida sintética.

Sinopsis de la película ‘Morgan’

Lee Weathers (Kate Mara) es enviada a una instalación científica oculta en remoto bosque para determinar la viabilidad de un experimento secreto donde se ha producido un accidente. La agente de la corporación hará una serie de entrevistas personales al personal de la instalación en las que les preguntará por el desarrollo de Morgan (Anya Taylor-Joy), un sujeto creado a partir de ingeniería genética.

Crítica de la película ‘Morgan’

Luke Scott, hijo del famoso Ridley Scott que es uno de los productores de la película, dirige su primera película, Morgan, un thriller de ciencia ficción protagonizado por Kate Mara (Marte, 2015) y Anya Taylor-Joy (La Bruja, 2016). De trama sencilla, la película necesita de un público al que le encante la ciencia ficción sin condiciones. Acción contiene, pero de una forma desproporcionada para los espectadores ávidos de “ensalada de hostias” e insípida para los amantes del género citado. Morgan es interesante, inquietante e intensa hasta que el guión comienza a resolver la trama “por las buenas”, yendo por el camino que todo el mundo anticipaba. Todo justificado, todo dentro de los parámetros lógicos establecidos por el argumento. Sin embargo dejará un poso de insatisfacción tras haber hilado minuciosamente temas tan interesantes como la ingeniería genética, la vida sintética y los dilemas morales y éticos que conlleva su creación.

Anya Taylor-Joy, Kate Mara

Anya Taylor-Joy, Kate Mara

El hijo de Ridley Scott (Los Duelistas, 1977. Alien, el octavo pasajero, 1979. Marte, 2015), Luke Scott, ha vivido el cine desde pequeño de una forma literal. Uno de sus primeros trabajos en los que le echó la mano a su padre fue precisamente en su primera película “Los Duelistas”, ganadora del festival de Cannes de 1977 por unanimidad, haciendo las veces de actor junto a su hermano Jake Scott como hijos del personaje de Keith Carradine.

Luke Scott junto a Keith Carradine y su hermano mayor Jake Scott

Luke Scott junto a Keith Carradine y su hermano mayor Jake Scott

De ahí en adelante tanto Luke como Jake vivieron en un auténtico parque temático de cine mientras jugaban en los decorados de Alien, El octavo pasajero, teniendo la oportunidad de presenciar escenas míticas como la irrupción del “bicho” durante la comida espacial. Así mismo, Luke estuvo ayudando a su padre en el montaje de Blade Runner (1982), en la que Ridley Scott fue el productor, llevando guardando y guardando cintas de la edición. Así Luke se convirtió en un ayudante en la sombra del conocido cineasta, estando presente en las segundas unidades de rodajes como El reino de los cielos (2005) y otros trabajos de su padre.

Kate Mara es la gélida agente Lee Weathers, la "fixer" de la compañía

Kate Mara es la gélida agente Lee Weathers, la “fixer” de la compañía

En el 2012 dirigió un corto, Loom, para mostrar la capacidad de grabación en 4K la nueva cámara Red. En ese corto aparecía el embrión, bastante desarrollado por cierto, de lo que a día de hoy es su primera película Morgan. Escrito por Luke, aquí ya están todas las ideas que el director explora en su primera película. Del mismo modo, la estética aséptica y el aspecto de la criatura ya estaban definidos en este trabajo. De hecho, como cuenta el director, Loom, fue la inspiración que le llevó al guionista Seth W. Owen (Peepers, 2010), a escribir Morgan, guión que le propuso a Luke en el momento justo en el que él estaba interesado en rodar su primera película.

Luke Scott anda sobrado de habilidad para realizar un proyecto cinematográfico. Sólo ver las primeras imágenes aéreas del coche del personaje de Kate Mara, Lee Weathers, conduciendo a través de un frondoso bosque, mientras que una leve banda sonora apuntala lo que será el comienzo de una película cargada de tensión, uno se da cuenta que las ideas de este director, son cuanto menos claras y precisas. Una habilidad que, según sea la cultura cinematográfica del espectador, puede ser un arma de doble filo.

Anya Taylor-Joy es Morgan.

Anya Taylor-Joy es Morgan.

Una de las pegas es precisamente esta claridad de ideas aplicadas a la hora de dirigir a los actores. Kate Mara está encorsetada en un personaje tan inquietante como poderoso. Una “fixer” (persona que se encarga de arreglar las cosas) que deja muy poco a la imaginación. Anya Taylor-Joy, que da vida Morgan, a pesar de lograr esa dualidad para despertar empatía en el espectador a la vez que infundir respeto, se mueve dentro de unos marcados patrones de actuación que apenas dejan aflorar los grises de un personaje muy complejo. Mientras que el resto del equipo se mueven en una ambigüedad demasiado clara.

Luke Scott dando indicaciones a Kate Mara durante el rodaje.

Luke Scott dando indicaciones a Kate Mara durante el rodaje.

Sin embargo, la escena central de la película protagonizada por Paul Giamatti (El Ilusionista, 2006) y la ya mencionada Anya Taylor Joy es una de las más intensas, en el buen sentido de la palabra, que se pueden presenciar en una película de cine. De hecho es la culminación de la película y hasta donde el director consigue aumentar la presión del relato. A partir de ahí comienza el descenso progresivo para dar paso a una solución llena de acción carente de sentimiento. El espectador que ha seguido atentamente todo el argumento queda huérfano de causa y, de forma inversa a lo que acontecerá en pantalla, ningún tipo de lucha interior afectará a la persona.

Entrevista a Luke Scott

Trailer de la película ‘Morgan’

Crítica de la película 'Morgan' y entrevista con el director Luke Scott
DIRECCIÓN7
GUION7
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • La intensidad con la que se desarrolla la película hasta llegar a la escena de inflexión.
LO MALO
  • Tras la escena principal la película se desinfla.
7.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.9

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.