Thomas Vinterberg nos presenta una nueva versión cinematográfica del clásico de la literatura inglesa “Lejos del mundanal ruido”.  Una buena elección para el espectador que huya de los dinosaurios este fin de semana.

Crítica de la película “Lejos del mundanal ruido (2015)”

“Es difícil para una mujer definir sus sentimientos en un lenguaje creado principalmente por el hombre para expresar los suyos”. Dicha frase tan elocuente y reinvicativa, pronunciada por nuestra bella protagonista Bathsheba Everdene,  resume a la perfección la esencia de la cinta que nos presenta este fin de semana Twentieth Century Fox para competir en cartelera con la esperadísima Jurassic World. Independencia y amor juegan a ser “doctrinas” antagónicas en esta Lejos del mundanal ruido, uno de los primeros cantos al feminismo escrito por Thomas Hardy en 1874 (Far From the Madding Crowd).

Imagen de "Lejos del mundanal ruido"

Imagen de “Lejos del mundanal ruido”

Independiente, fuerte, atrevida y valiente, así es Bathsheba Everdene (Carey Mulligan). Una mujer cuya personalidad arrolladora logra resultar verdaderamente sorprendente y reveladora para la época en la que se sitúa el relato. Así en la rural campiña inglesa, durante la época victoriana, una joven llamada Bathsheba, muy a su pesar, hará todo lo que esté en su mano para escapar de los cánones establecidos para una mujer de su edad y su posición en la sociedad que le rodea. Carácter y cabezonería no le faltarán para lograr sus propósitos, no atarse ni depender económicamente de ningún hombre y sacar a flote una descuidada granja sin dudar en “remangarse la camisa”. Algo que también le permitirá su destacada posición económica al recibir una importante herencia. Pero de forma espontánea, como suele ser en estas cosas del corazón, surge una historia de amor, amistad y ante todo lealtad con su vecino, el apuesto Gabriel Oak (Matthias Schoenaerts). La joven testaruda se resistirá pero ¿cómo esquivar al destino?

Imagen de "Lejos del mundanal ruido"

Imagen de “Lejos del mundanal ruido”

Pero al pobre Gabriel le saldrá competencia en la ardua tarea de conquistar el corazón de Bathsheba. En su camino se cruzarán un maduro burgués que bebe los vientos por la joven, William Bolwood (Michael Sheen), con él la prosperidad y la tranquilidad están garantizadas, y un atractivo sargento bastante alocado, caprichoso y dominante, Frank Troy (Tom Sturridge), con este pretendiente lo único que está garantizada es la pasión. El cuarteto amoroso está formado pero ¿a cuál de ellos elegirá la independiente Bathsheba? ¿Terminará sucumbiendo al placer carnal con alguno de ellos? ¿O seguirá manteniendo sus ideales de independencia hasta el final de sus días?

Imagen de "Lejos del mundanal ruido"

Imagen de “Lejos del mundanal ruido”

El director Thomas Vinterberg (La caza, 2012) ofrece una nueva versión de este clásico de la literatura inglesa, ya llevado a la gran pantalla en 1967 por John Schlesinger, de impecable factura tanto a nivel técnico -magnífica fotografía de Charlotte Bruus Christensen- como artístico -sublime la banda sonora de Craig Armstrong- aunque perdiendo algo de carácter en la narración de los hechos que presentan al espectador, dulcificando en exceso algunos de los dramas más álgidos de la película a los que se tiene que enfrentar sin más remedio Bathsheba Everdene.

Imagen de "Lejos del mundanal ruido"

Imagen de “Lejos del mundanal ruido”

El reparto de esta Lejos del mundanal ruido funciona a la perfección. Carey Mulligan sabe jugar extraordinariamente sus cartas, su rostro angelical despierta ternura y su mirada y gestos descubren a una mujer testaruda capaz de cualquier cosa por mantener su propio rumbo siguiendo sus propias reglas; Matthias Schoenaerts convence como ese pretendiente perseverante, paciente y leal, transmite confianza y cercanía en cada plano, complicado no elegirle; Michael Sheen sabe cómo hacer para ganarse de nuevo el corazón del espectador, un corazón que ya pertenece al personaje de Oak pero que gracias a la cercanía y bondad de las que dota al personaje logrará desestabilizarnos; y Tom Sturridge, quizá sea la interpretación que menos convenza por resultar demasiado histriónico llegando a parecer sobreactuado.

Imagen de "Lejos del mundanal ruido"

Imagen de “Lejos del mundanal ruido”

En conclusión, Lejos del mundanal ruido resulta ser una adaptación bastante notable aunque escasa de pasión, dramatismo y fuerza en algunas escenas esenciales que la podrían haber convertido en imprescindible, aún así una buena elección para el espectador que no necesite dinosaurios como excusa para visitar las salas de cine.

Trailer de la película “Lejos del mundanal ruido (2015)”

Crítica de la película "Lejos del mundanal ruido" (2015)
DIRECCIÓN6.5
GUION6
INTERPRETACIÓN7.5
FOTOGRAFÍA8.5
LO BUENO
  • La fotografía y el uso de los paisajes como elemento envolvente.
  • Las interpretaciones de Carey Mulligan, Matthias Schoenaerts y Michael Sheen.
LO MALO
  • Tom Sturridge y su sobreactuada actuación.
7.1Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
9.4

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.