Crítica de la película Lake Bodom: Una de terror a las orillas de un lago

Slasher palomitero pero que no dejará huella

A propósito del Festival de Sitges, máximo exponente del cine fantástico y de terror, recuperamos la película Lake Bodom (2016), que pasó por el festival y que ahora está disponible en Amazon Prime Video. Una cinta de terror slasher que rememora uno de los asesinatos múltiples más sonados de Finlandia. Os dejamos con nuestra crítica de la película Lake Bodom.

Sinopsis

Cuatro adolescentes (dos chicos y dos chicas), deciden pasar el fin de semana a orillas del Lago Bodom, donde se produjeron los famosos asesinatos en 1960. Sin embargo, las diferentes intenciones de cada uno y el frío y la oscuridad del bosque, no harán fácil una estancia que guarda un pasado sangriento… y un presente.

Los protagonistas del slasher
Los protagonistas del slasher

Crítica de la película Lake Bodom

El director finlandés Taneli Mustonen (con otros dos largometrajes en su haber, The Reunion y Ella and Friends) pasa de la comedia al terror para refrescar el escalofriante caso ocurrido en el Lago Bodom en 1960. Así, escribe a cuatro manos con Aleksi Hyvärinen un guion repleto de giros, donde nada es lo que parece y cualquiera podría ser sospechoso. ¿Preparado para adentrarte en la película Lake Bodom que ahora puedes encontrar en Amazon Prime Video?

Un repaso a la historia del lago Bodom…

Uno de los sucesos más pavorosos del país escandinavo. El 5 de Junio de 1960, dos jóvenes parejas fueron asaltadas una noche de acampada a orillas del lago Bodom. Sólo uno de ellos sobrevivió, aunque con gravísimas heridas. Habían sido atacados con un cuchillo y un objeto contundente por un agresor vestido de negro y de un rojo intenso. Todo ello según las declaraciones del superviviente, que conmocionado se tuvo que enfrentar a la condena, ya que fue señalado como el culpable. Fue absuelto de todos los cargos y abandonó la prisión un año después.

Nunca se encontró al asesino. Las armas del crimen nunca fueron encontradas. El asesino se llevó diferentes pertenencias de las víctimas que los investigadores encontraron desconcertantes.

Una historia misteriosa y terrible que el director recrea en la película Lake Bodom (2016) a su manera, ambientándola en la actualidad y con los sucesos reales de trasfondo. Sucesos que Atte (Santeri Helinheimo Mäntylä) conoce al dedillo, y que usará para alentar a sus compañeros Ida (Nelly Hirst-Gee), Nora (Mimosa Willamo) y Elias (Mikael Gabriel) en la investigación de lo ocurrido.

Los jóvenes, en su papel de adolescentes en apuros, realizan una actuación solvente para una premisa un tanto clásica. Ellos cuatro son los absolutos protagonistas de la cinta, quizás acompañados por alguna presencia desconocida.

Escena de la película Lake Bodom
Escena de la película Lake Bodom

Y otra a la del slasher…

Slash: literalmente, cuchillada. De este cortante sustantivo deriva el género slasher, y por ende su respectivo arma favorita. Un subgénero de cine de terror de explotación, que normalmente pone en apuros a adolescentes que se las tienen que apañar ante el asesino psicópata de turno.

Aunque podríamos establecer Psicosis (del maestro Alfred Hitchcock y casualmente de 1960) como pionera, no es hasta los estrenos de Halloween (John Carpenter, 1978) y Viernes 13 (1980, Sean S. Cunningham), con los archiconocidos Michael Myers y Jason Voorhees como homicidas sin escrúpulos, cuando el subgénero encuentra su propio rumbo. Subgénero que hasta hoy sigue produciendo con más o menos éxito, desde Scream (Wes Craven, 1996) y su respectiva parodia, Scary Movie, hasta el remake actual de Halloween.

En el género, predominan personajes adolescentes sumidos en un cambio hormonal, que celebran el éxtasis sexual propio de su edad, y consumen drogas. El grupo protagonista es entonces atacado por una presencia misteriosa que va acabando poco a poco con ellos. Un modus operandi que da como resultado películas de resultado predecible. Uno se enfrenta a un slasher como a un relato ya contado, y es el camino y la ineptitud de los jóvenes protagonistas lo que lo animan.

Porque no hay mucho que decir

Y es que como hemos advertido, es un subgénero con poco de lo que hablar, que sumado a que la película se limita a nutrirse de otras de su categoría, resulta mala, aunque no un tedio.

La película Lake Bodom (2016) se muestra ágil en su primera mitad, y al llegar a la parte reciclada, estamos lo suficientemente dentro como para aguantar las patadas que vienen a continuación (ayuda su corto metraje, 80 minutos): una colección de giros sin pies ni cabeza que derrumban una historia que ya estaba construida sobre unos cimientos endebles, pero que al menos se sostienen por una realización aceptable y una banda sonora enigmática, que es uno de los puntos fuertes de la película (animo a escuchar la pieza de Panu Aaltio –The Obsession-, perteneciente a la cinta).

Una historia real sin resolverse
Una historia real sin resolverse

Opinión final de la película Lake Bodom

La película Lake Bodom bebe directamente del subgénero al que pertenece y de los escalofriantes sucesos ocurridos en Finlandia en 1960 y da como resultado una película resultona, que gracias a su corto metraje permite su visionado con ligereza. No cambiará la vida de nadie.

Ficha Técnica

Título original: Bodom
Género: Terror, Slasher
Sitio Oficial: Película Lake Bodom
País: Finlandia
Idioma: Finlandés
Fecha de estreno en España: 26 de agosto de 2020
Productora: Münchhausen Productions, Don Films
Distribuidora: Amazon Prime Video
Duración: 90 min.
Año: 2016
Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años

Ficha Artística

Dirección: Taneli Mustonen
Guión: Aleksi Hyvärinen, Taneli Mustonen
Fotografía: Daniel Lindholm
Música: Panu Aaltio
Reparto: Mimosa Willamo, Nelly Hirst-Gee, Mikael Gabriel, Santeri Helinheimo Mäntylä, Ilkka Heiskanen, Sami Eerola, Pirjo Moilanen

Cartel

Crítica de la película Lake Bodom
Crítica de la película Lake Bodom

Trailer

RESEÑA FINAL
No resulta original pero sí efectiva.
DIRECCIÓN
5
GUIÓN
1
INTERPRETACIÓN
5
LO BUENO
La realización y las interpretaciones son al menos aceptables.
La pieza The Obsession, de Panu Aaltio, recurrente en la banda sonora de la película.
LO MALO
No aporta nada de frescura al género.
La colección de giros de guion, que son patadas a la comprensión humana (recomiendo tomarlas con humor).
3.7
Nota
Más artículos
Crítica de la película Los últimos días del crimen
Crítica de la película Los últimos días del crimen de Netflix