Llega a España con cierto retraso la última película de la francesa Emmanuelle Bercot. Un relato social que plantea más dudas que soluciones respecto a los métodos de reinserción de los delincuentes menores de edad.

Sinopsis de La cabeza alta

Malony, un adolescente problemático, lleva desde los seis años visitando el juzgado de menores. La jueza Florence y el educador Yann, darán todo de sí para que el joven vuelva a ser reinsertado en la sociedad, para lo cual le internarán en un estricto centro donde conocerá a Tess, una chica que le hará replantearse las cosas.

Crítica de La cabeza alta

Últimamente el cine de nuestros vecinos galos parece haberse acotado a dos géneros, -al menos el que llega a nuestras pantallas- el drama educacional y la comedia histriónica, siguiendo la tradición de su afamado Louis de Funes. La cabeza alta pertenece al primero de ellos pero con una diferencia esencial, aquí no hay situaciones edulcoradas y la historia funciona como reflexión interna sobre una problemática que no es ajena a ningún país.

La cabeza alta - Catherine Deneuve

La cabeza alta – Catherine Deneuve

Emmanuelle Bercot y Marcia Romano han construido un relato que pone en duda el sistema vigente que regula el tratamiento de los menores culpables de delito. Así, el libreto nos muestra como Malony, el protagonista, no responde correctamente a las sanciones puestas; quedando evidente que su problema debe ser abordado desde otra óptica. Resulta interesante que la película nos haga reflexionar sobre este hecho sin llegar a conclusiones, dejando al espectador que sea él mismo el que responda a las preguntas. Aun con estos méritos, el film resulta alargado en demasía, dando la sensación de que estamos viendo la misma situación en distintos centros de internamiento una y otra vez. La trama podía haber sido resuelta en menos tiempo prescindiendo de varias secuencias que no aportan nada más que alargar el relato.

La dirección de Bercot es efectiva, sobre todo en su trabajo con los actores. Sin embargo, algún plano resulta confuso y en ocasiones la contemplación en distintos elementos se queda fuera de lugar por anticlimáticos, intentando emular virtudes del cine de Malick que aquí no vienen a cuento. Parece que la realizadora se ha esmerado más en el guion, dejando de lado el trabajo visual al que le dedica muy poco, aunque no sea algo que la historia precise.

La cabeza alta - Benoit Magimel-Rod Paradot

La cabeza alta – Benoit Magimel-Rod Paradot

El reparto es lo más destacable de la película. Todos los intérpretes pasan con nota en sus personajes, destacando al joven Rod Paradot que convence con su creación de adolescente problemático, siendo un actor muy a tener en cuenta en el futuro. Benoît Magimel aguanta el tipo y crea interés en los duelos interpretativos que comparte con Paradot. Por su parte, Catherine Deneuve, como siempre, hace gala de una naturalidad que ya la quisieran para sí muchas otras actrices.

“La cabeza alta” peca de tibia y alargada en exceso, pero sus intérpretes salvan un relato que por lo demás se erige como crítica al sistema y vehículo de reflexión sobre la educación de los más jóvenes. El espectador no debe buscar un final feliz ni complaciente, pues no lo va a encontrar, tan solo preguntas que no tienen respuesta.

Trailer de La cabeza alta

Crítica La cabeza alta: interpretando lo social
DIRECCIÓN6
GUION5
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Interpretaciones destacables.
  • Las preguntas que plantea.
LO MALO
  • Se alarga demasiado.
  • Que el espectador piense que es otra película más sobre educación.
6.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
6.3

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.