Dirigida por Michael Showalter, Hello, my name is Doris, es el salto a la gran pantalla del corto Doris & The Intern (Doris y el becario) dirigido y escrito por Laura Terruso, que también firma el guión de esta adaptación junto al director.

Sinopsis ‘Hello, my name is Doris’

Hello, my name is Doris es una película independiente que tiene todas las de pasar desapercibida tanto como el personaje que la protagoniza, Doris (Sally Field. La señora Doubtfire 1993. The Amazing Spider-Man 2012). Una mujer mayor, muy mayor -¿O no tanto?- de edad indeterminada que viste con llamativos modelitos antiguos, que se considerarían “retros” si se los pone una veinteañera, pero que ella se los compró en el momento en los que se llevaban.

Sally Field es Doris, la protagonista de la película

Sally Field es Doris, la protagonista de la película

Doris es una raruna, el extremo contrario de lo que los modernos conoce por viejoven. Una señora que pasaría totalmente desapercibida si no fuera porque no encaja en el mobiliario actual de la vida. Una rareza única que se encuentra en el momento de inflexión más importante de su vida.

Doris lo tiene claro. Ahora es el momento de lanzarse a la piscina y llevarse de calle al chico nuevo de la oficina John (Max Greenfield. New Girl.). Atractivo, guapo, moderno y actual como “Baby Goya and the Nuclear Winters“, la banda indi de música electrónica que lo peta entre los alternativos de pro.

John (Max Greenfield) y Doris (Sally Field)

John (Max Greenfield) y Doris (Sally Field)

Doris está preparada para todo. Ha asistido a una charla de autoayuda con su amiga Roz (Tyne Daly. Harry, el ejecutor 1976) y está convencida de que ella puede convertirse en la protagonista de una de sus novelas románticas. ¡Fuera inhibiciones! -y algún que otro problemita adquirido durante los años de cuidado de su fallecida madre-. Ya es hora de abordar la nueva vida indi, electrónica y moderna en la que vive John.

Crítica ‘Hello, my name is Doris’

Protagonizada por Sally Field, la película camina entre el drama y la comedia, predominado esta última muy a pesar del personaje protagonista Doris, quien no es nada consciente de cuán dramática es su vida. Situaciones cómicas se reparten durante todo el metraje alternándose con escenas de desenlace previsiblemente dramático. Nadie espera que una mujer anclada en otra época -estética y mentalmente- vaya a acabar ligándose al joven soltero triunfador de la oficina. Sin embargo, la excelente interpretación de Sally Field y la de los personajes allegados que apoyan a la protagonista -como su amiga de toda la vida Roz (Tyne Daly)-, conseguirán que despierte en la audiencia esa imprescindible empatía que hará desear que su gesta llegue a buen puerto.

Roz (Tyne Daly) y Doris (Sally Field) - Crítica de 'Hello, my name is Doris'

Roz (Tyne Daly) y Doris (Sally Field) – Crítica de ‘Hello, my name is Doris’

El guión (Michael Showalter y Laura Terruso) expone todo un recorrido plausible para una improbable protagonista, mientras que el director se encarga de justificar sutilmente las ideas que empujan adelante a Doris para realizar su particular aventura. Si bien es cierto que en ocasiones la película roza el ridículo -momento en que el espectador podrá sentir la sensación de vergüenza ajena-, todo está atado con la medida adecuada como para que nadie quiera descolgarse de la trama. Así, la aparición de personajes mucho más estrambóticos, como todos los que se mueven en el ambiente indi que rodea al coprotagonista Max Greenfield, que son considerados la tendencia y la norma, consiguen acercar más a Doris a la empatía. De esta manera no “canta” que una señora totalmente fuera de onda sea la “hipster” más “cool” de la fiesta de “Baby Goya and the Nuclear Winters” aunque sea por accidente.

Isabella Acres es Vivian y Sally Field es Doris

Isabella Acres es Vivian y Sally Field es Doris

Sally Field es la que tiene el trabajo más difícil en esta producción. Logra que Doris sea tan creíble como entrañable. Consigue que un personaje tan extraño y peculiar tenga la capacidad de emocionar y hacer reír a partes iguales. Su interpretación merece tal reconocimiento que, de haber trabajado en una película de gran presupuesto y empuje de distribución, bien hubiera podido optar a la estatuilla. Helen Hunt y Jack Nicholson lo consiguieron por la comedia romántica “Mejor Imposible”.

Trailer ‘Hello, my name is Doris’

Crítica 'Hello, my name is Doris', inesperadamente divertida
DIRECCIÓN8
GUION8
INTERPRETACIÓN9
LO BUENO
  • Sally Field es el motor de la película
  • El humor aparece a pesar del drama en el que se basa
LO MALO
  • Puede que algunas personas se la tomen demasiado en serio.
8.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.4

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.