Película Hater de Netflix (2020): Crítica

El click que enciende la mecha

Si estas leyendo esto es porque te interesa nuestra opinión sobre Hater, la nueva película polaca de Netflix. Podríamos decir que es una mala película, y sería mentira. Podríamos decir que es una obra maestra, y también seria mentira. Sea como sea, te condicionaríamos y no la verías del mismo modo. Pues en eso se basa la película Hater (2020), en el poder de la sugestión. Aquí arranca nuestra crítica de la película Hater de Netflix.

Sinopsis de Hater

Tomek Giemza (Maciej Musialowski) es expulsado de la facultad de derecho por plagiar un trabajo. A partir de aquí,  la película Hater se convierte en un thriller construido por una espiral de mentiras que irá creciendo a un ritmo vertiginoso.

Por un lado, Tomek engañará a los Krasucka, la familia rica que le paga los estudios y se obsesionará con su hija Gabi (Vanessa Aleksander). Por otro, empezará a trabajar en Best Buzz, una empresa de relaciones públicas que tiene como objetivo desprestigiar a través de las redes sociales. Pero estas dos líneas paralelas acabaran cruzándose y tendrá que jugar a doble banda cuando la empresa le encargará hundir la carrera política de Pawel Rudnicki (Maciej Stuhr), un amigo íntimo de la familia Krasucka. Manipulación, engaño, obsesión en primer plano con el ascenso del fascismo como telón de fondo. Que empiece el arte de la guerra.

Escena de la película Hater de Netflix
Escena de la película Hater de Netflix

Crítica de la película Hater de Netflix

El cine de crítica social nunca pasa de moda. De un modo u otro, siempre encontramos películas que hacen tambalear las bases de nuestra sociedad. Y la película Hater, premiada en Festival Tribeca, es un claro ejemplo de ataque a la realidad actual en la era de la posverdad e Internet. En clave de thriller, el director polaco Jon Komasa consigue rodar una película que conecta con el presente con situaciones que serian aterradoras si traspasaran la pantalla.

La era de la posverdad, las fake news y el ascenso de la extrema derecha

La película Hater de Netflix es un claro retrato de la situación actual de la opinión pública. Somos bombardeados diariamente con miles de mensajes que pretenden apelar a nuestras emociones e influenciarnos. La mayoría de ellos son titulares sensacionalistas o noticias falsas, y su vehículo perfecto son las redes sociales. ¿Lo más siniestro? Hay empresas que se dedican a esto.

El puesto de trabajo de Tomek en Best Buzz consiste en construir una estrategia a través de las redes sociales para desprestigiar a quien el cliente diga. El fin es inmoral, los medios aún más. Para conseguirlo, fabrican diariamente una gran cantidad de perfiles falsos que sirven para difundir bulos. Como por ejemplo la primera tarea de Tomek: hundir la vida a una influencer. A través de una estrategia ridícula pero efectiva, consigue que retire sus perfiles públicos.

Pero la cosa se pone más seria cuando la política entra en plano. Un cliente anónimo contrata a Best Buzz para desacreditar al progresista político Pawel Rudnicki y, por lo tanto, favorecer a las políticas ultraderechistas que están emergiendo en Polonia. El odio, el amarillismo y la violencia toman protagonismo desvelando un retrato de una sociedad deshumanizada que no está tan lejos de la realidad.

De esta manera, Jon Komasa pone en evidencia la peligrosidad de este tipo de mensajes que pueden influenciar a las masas y traspasar las pantallas. Hater de Netflix (2020) se convierte en el testimonio de como un click puede ser la chispa que encienda la mecha de una ola de influencia que desate la cara inicua de las redes.

Escena de la película Hater de Netflix
Escena de la película Hater de Netflix

El ascenso hacia la locura

Más allá de los temas sociales, la película Hater de Netflix consigue una perfecta construcción del arco de Tomek, el protagonista. Al principio, lo vemos como un pobre niño al que la vida lo ha tratado mal. Pero poco a poco, iremos viendo como esta inocencia va transformándose y cogiendo matices mucho más siniestros.

Se verá envuelto en toda una red de mentiras y manipulación que le obligará a convertirse en una especie de espía infiltrado y a tomarse al pie de la letra la cita de “Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más cerca”. Así, el personaje se irá desdoblando y dividiéndose en dos. A su vez, muestra una personalidad e interpretación que sigue la línea de Travis (Taxi Driver) y que recuerda a ‘Mr.Robot‘ en ciertas expresiones.

Esta dualidad se ve remarcada con grandes detalles de fotografía e iluminación en momentos clave de encuadre del protagonista. Los primeros planos se alargan provocando tensión y suspense mientras vemos a Tomek de perfil, casi nunca de cara, mostrando así las distintas aristas del personaje. Todo esto reforzado por una luz y paleta de colores fría que nos remite al ambiente helado que pretende recrear la película.

Pero no es únicamente la personalidad del protagonista la que presenta dualidad, sino que también lo encontramos en el tono general. La cámara no juzga, únicamente muestra. Nos coloca al lado de Tomek y nos enseña como es su mundo para que luego sea el espectador quien decida de que lado ponerse.

Maciej Musialowski y Vanessa Aleksander
Maciej Musialowski y Vanessa Aleksander

Con el ritmo y la harmonía de Europa

La música clásica (entendida en su significado más amplio) es un de los clichés de la cultura europea. “Música occidental, música pura, música nuestra” para los que entienden la cultura como propiedad privada. Por eso, el hecho de utilizarla en “Hater” cobra un sentido muy ligado a la subtrama del ascenso ultraderechista.

De este modo, es interesante observar cómo Komasa musicaliza algunas escenas clave con música clásica. Mientras Tomek realiza los preparativos para su estrategia, suena la voz de una soprano cantando “El lamento de Dido”. Incluso se atreve a hacer sonar “El canto de la alegría” en una de las escenas más climáticas y agresivas de la película.

Las secuencias cobran un mayor dramatismo cuando la música funciona como contrapunto y aporta fuerza al contenido. El subtexto que crea remite a la ideología conservadora radical occidental que pretende cerrarse a las otras culturas y mantener los valores tradicionales que definen Europa.

Maciej Musialowski y Vanessa Aleksander
Maciej Musialowski y Vanessa Aleksander

Opinión final de la película Hater de Netflix

Así pues, no es de extrañar el éxito que está teniendo la película Hater en Netflix. Se trata de una película que, aunque domine la ficción, conecta con el presente y manifiesta la cara siniestra de Internet. Con una violencia y agresividad latente en su interior, es capaz de hacernos reflexionar sobre el papel que tienen las redes sociales en la formación la opinión pública. Todo esto a través de una historia que hace presa al espectador ansioso de saber su desenlace y deseoso de que únicamente sea eso, una película.

Trailer

RESEÑA FINAL
Trepidante relato que nos muestra la cara más siniestra de Internet.
DIRECCIÓN
8
GUIÓN
9
INTERPRETACIÓN
7
LO BUENO
El uso metafórico de la música clásica.
LO MALO
Que no esté tan lejos de la realidad
8
Más artículos
Crítica de Ven con papá en Movistar
Crítica de Ven con papá. Thriller gore con Elijah Wood