El pasado viernes se estrenó en las carteleras El Reino, la nueva película de Sorogoyen, un thriller político muy intenso que brilla por sí solo. Los hechos narrados en la película son ficticios, aunque a más de uno la película le recordará la triste realidad de nuestro país.

Crítica

¿Hasta qué punto es corrupto un país? Esa es la principal pregunta que nos plantea Rodrigo Sorogoyen en su último film, El Reino (2018). Sin duda es el mejor trabajo del director/guionista hasta la fecha. La puesta en escena supera su thriller anterior (Que dios nos perdone) y el guion es sublime, donde se refleja la rabia de los ciudadanos ante los continuos casos de corrupción en nuestro país. Es cierto que la película, analizada desde el punto de vista social, nos está diciendo: “Eh, despertad, esto no es ficción, esto ocurre fuera de este cine”. Si, así es, es un retrato de la realidad, crudo y frío.

Antonio de la Torre, Bárbara Lennie y Rodrigo Sorogoyen en El reino (2018)

Antonio de la Torre, Bárbara Lennie y Rodrigo Sorogoyen en El reino (2018)

Sinopsis

La película arranca con los miembros de un partido político comiendo en un restaurante de alto nivel y riéndose mientras se forran a costa de los chanchullos. Un par de días después se destapa una trama de corrupción que implica a un miembro del partido, Paco (Ignacio Fresneda). Manuel Gómez Vidal, nuestro protagonista (Antonio de la Torre) intentará ayudarle desobedeciendo las órdenes del partido, y el partido le cargará toda la estafa a él. Manuel se ve envuelto en una serie de traiciones y chivatazos que le harán tomar las medidas necesarias para destapar a los verdaderos artificies de la estafa.

Antonio de la Torre y Ana Wagener en la película El reino (2018)

Antonio de la Torre y Ana Wagener en la película El reino (2018)

Opinión de la película “El Reino”

El Reino es la película que este país necesitaba. El guion es la gran maravilla de esta obra, una trama donde nos presenta a un político corrupto, que es padre de familia el cual tiene una vida de lujo. Una vez que se destapa su implicación en la estafa vemos como sus tres pilares se desploman: trabajo, familia y amigos. La puesta en escena es bestial, Antonio de la Torre realiza el mejor papel de su carrera. A cada paso que da su personaje vemos como la ira, la rabia y la venganza lo van consumiendo, acabando por perder el sentido de la razón. El elenco que le acompaña queda ensombrecido ante su actuación, aunque hay que destacar que el personaje de Luis Zahera tiene los momentos más cómicos de la película que nos hacen descansar del thriller que vive el protagonista.

Otro de los aspectos a destacar es la fotografía. Alejandro de Pablo crea atmósferas que nos atrapan y nos mantienen pegados a la pantalla. Algunas de las escenas tienen una fotografía similar a los thrillers de David Fincher como Zodiac o Seven.

Y por último la gran dirección de Rodrigo Sorogoyen. El trabajo que realiza con la cámara es magnífico, filmando con cámara en mano y planos secuencias que captan la escena con su esencia pura.

Antonio de la Torre, Luis Zahera, y Rodrigo Sorogoyen en el rodaje

Antonio de la Torre, Luis Zahera, y Rodrigo Sorogoyen en el rodaje

Conclusión

En conclusión, El Reino es una grandiosa crítica social que atrapa desde el primer momento e intenta concienciar a los espectadores la situación en la que vivimos. En cuanto al ámbito cinematográfico, es un thriller puro, con una puesta en escena asombrosa y una fotografía espléndida. La trama va creando mayor expectación según avanza y Sorogoyen finaliza la película en la cima.

Crítica de la película "El Reino": Firme candidata a los Goya
DIRECCIÓN9
GUIÓN9
INTERPRETACIÓN9
LO BUENO
  • La capacidad de enganchar y angustiar al espectador con la trama.
LO MALO
  • Dejar algunas subtramas a medias.
9Nota Final

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.