El infierno verde: Crítica de la película

El pecado confesable de todo cinéfilo

Antes de comenzar la crítica de la película El infierno verde, me veo en la obligación de avisar a toda aquella persona que sea aprensiva ante la muestra explícita de violencia y sangre que se abstenga de ver esta propuesta, porque esta no es su película. Para el resto de las personas que sí deseen leer esta crítica y, sobre todo ver esta película… ¡Bienvenidos al infierno!

Sinopsis

Un grupo de estudiantes idealistas se aventuran en la selva amazónica para combatir contra la desforestación del gran pulmón verde del mundo. Sin embargo, el viaje se tuerce y los estudiantes se adentrarán en un infierno cargado de gore. Mucho gore.

Gore, mucho gore
Gore, mucho gore

Crítica de la película El infierno verde

Personalmente, soy de los que creen que todo cinéfilo tiene ciertos pecados confesables (o no). Es decir, películas que por muy malas o ajenas al baremo habitual para calificar una película de obra maestra o una absoluta pifia, nos gustan. El motivo muchas veces se escapa de poder plasmarlo en palabras. A mí me ocurre exactamente esto con la película El infierno verde. Lógicamente voy a analizar esta película de la forma más objetiva que me sea posible, pero la cinta de Eli Roth es de eses filmes que me hipnotizan. Por mucho que presente imágenes sumamente desagradables y violentas, la vuelvo a ver una y otra vez.

Escena de la película El infierno verde (2013)
Escena de la película El infierno verde (2013)

La dirección de Eli Roth

Pero vayamos por partes, comenzando por el director. Eli Roth ha quedado en el imaginario cinéfilo gracias a Tarantino, ya que Roth interpreta al judío que va matando nazis con un bate en ‘Malditos bastardos’. Como director, en cambio, ha consagrado su carrera a la realización de ejercicios de género, concretamente inscribiéndose en el terror.

En el caso de El infierno verde, Eli Roth revisita el género de terror caníbal. Y he aquí algo anecdótico pero muy interesante, y que demuestra el amor y el respecto del director hacia este género. Si el espectador es paciente, en los créditos finales, Roth deja un regalo: un decálogo sobre otras películas que giran en torno al terror caníbal, como ‘Holocausto Caníbal’ de Ruggero Deodato.

La dirección de Eli Roth
La dirección de Eli Roth

Una fiesta del gore

En El infierno verde, el director logra crear una película interesante, con dos partes diferenciadas. Mientras que los cuarenta primeros minutos son algo tediosos, donde la escena parece desarrollarse a trompicones, como si fuese a marchas forzadas; la hora final es… ¡Una fiesta de gore!

Esta hora final coincide con el contacto entre este grupo de estudiantes, algunos hipócritas y otros idealistas, con la tribu de caníbales. Esta hora cuenta con escenas bestiales y muy violentas que llegan a molestar, pero ¿ese es parte del objetivo del filme no? El poner al espectador en una situación de incomodidad y de asco. Es también en este tramo final en el que Roth parece liberarse y dejarse llevar completamente. ¡Ojo! Esto también entraña un problema: por momentos la película peca de ceguera, ya que prima la muestra de violencia por encima de la gestación de tensión y sorpresa. Obviamente, esto lastra un poco la narratividad del filme.

Estamos ante una cinta de serie B
Estamos ante una cinta de serie B

Mucho humor negro

Además, y he de reincidir en esto, la película no deja indiferente a nadie. Ya no sólo por todo el gore que hay en el largometraje; sino porque Roth se toma la licencia de incluir bromas de un humor muy negro y macabro. Si la muestra explícita de violencia puede dejar a uno indiferente (no lo creo), a mayores, Roth incluye este tipo de humor para generar malestar al espectador. Y sinceramente, es una decisión muy interesante e inteligente.

La interpretación

Por otro lado, el gran lastre de la película es un reparto que está bastante mal. Obviamente hay que entender que, primero, el proyecto no es del todo atractivo para una actor/actriz; y segundo, la película manifiesta esa falta de medios con la que ha sido realizada la película. Basta con ver los efectos especiales, los cuales cantan a la vista. Obviamente estamos ante una revisión de un género que siempre se ha asociado, cuanto menos, al cine de serie B. Y eso Roth lo mantiene.

Temáticas de plena actualidad

A mayores, la película expone, de forma liviana temas de tanta actualidad como, por ejemplo, el ecologismo y la destrucción del Amazonas o la mutilación genital femenina. Y aquí hay que darle la enhorabuena a Roth, por ser tan valiente de mostrar dichas cuestiones en imágenes, la materia prima del cine. Y simplemente, mediante a esa muestra el director americano ha hecho mucho más por denunciar esa situación que algunas de las películas pseudomiltantes que tratan estos temas; pese a que esa denuncia no es el cometido del filme.

Escena de la película El infierno verde (2013)
Escena de la película El infierno verde (2013)

Opinión final

Por lo tanto, siendo objetivos, no estamos ante una gran película, ni va a marcar un antes y un después en el séptimo arte. Sin embargo, personalmente, y ya llegados e este punto de la crítica de la película El infierno verde, recomiendo fervientemente a todo lector de este texto que vea la propuesta. De verdad, no deja a nadie indiferente. En el peor de los casos, uno ampliará, cuento menos, sus horizontes cinéfilos. En el mejor de los casos, puede que la El infierno verde pase a ser uno de esos pecados confesable de nuestra cinefilia.

Trailer

DIRECCIÓN
7
GUIÓN
5
INTERPRETACIÓN
3
LO BUENO
El respeto por el género que Roth recupera.
LO MALO
La pérdida de tensión y capacidad de sorpresa en determinados momentos del filme, el reparto.
5
Más artículos
Elle Fanning es Jesse
The Neon Demon: Crítica de la película