Tras la exitosa adaptación cinematográfica de la novela de John Green “Bajo la misma estrella”, llega al cine “Ciudades de papel”, una divertida, emocionante y bella película con Nat Wolff y Cara Delevingne como protagonistas.

Crítica de la película ‘Ciudades de papel’ (2015)

No hay nada como una historia amable con un toque de misterio presentada con un bonito envoltorio de anhelo adolescente para pasar una tarde en el cine. La participación de la super modelo Cara Delevingne (cada vez más distanciada de la pasarela), el absoluto protagonismo de Natt Wolff (una estrella en alza), la obra literaria precedente de John Green (un tío más que interesante), el equipo de guión formado por Scott Neustadter y Michael H. Weber (grandes “versionistas”), y el fantástico realizador de “Un amigo para Frank” Jake Schreier (primera película más que recomendada), serán los responsables de convertir Ciudades de papel en el éxito que muchos ya están esperando se estrene en el cine. Entre los que por supuesto se encuentra, como mayor interesada, la editorial del libro en España, Nube de tinta, que debió ver el cielo abierto al perpetuarse las versiones cinematográficas del señor Green.

Imagen de Cara Delevingne y Nat Wolff en la película 'Ciudades de papel' (2015)

Imagen de Cara Delevingne y Nat Wolff en la película ‘Ciudades de papel’ (2015)

Y es que el escritor y también youtuber John Green, sabe como conectar con las nuevas (y no tan nuevas) generaciones de lectores. John Green dice escribir para todo el mundo y la “fantástica adaptación” (palabras con las que define el trabajo de sus compañeros Scott Neustadter y Michael H. Weber en la entrevista que le hicimos cuando visitó Madrid), respeta a la perfección su trabajo sin descuidar el nuevo formato al que debe someterse su obra. De esta manera nos encontramos ante una película ágil, misteriosa, enigmática, emocional, ligera (en el buen sentido de la palabra) con un fuerte componente de aventuras que podrían llegar a recordar, salvando las distancias, a la legendaria “Cuenta conmigo” gracias a las sensación de aventura que transmite, y ciertos toques narrativos que son usados para contar anécdotas o flashbacks, como la voz en off del protagonista “Q”.

Natt Wolff interpreta a Quentin Jacobsen o “Q”, un joven tímido y estudioso que pasa el tiempo rodeado con sus dos mejores amigos, Ben (Austin Abrams) y Radar (Justice Smith); Ben representante del típico salido que todo buen grupo de amigos debe tener (aunque en realidad todos estén igual de salidos), y Radar friki responsable que también suele estar en el grupo de amistad. Tres personajes llenos de gracia y de trasfondo que, aunque después de esta breve descripción pudiera parecerlo, están muy alejados de los clichés convencionales de la adolescencia, siendo esta otra de las virtudes por las que destaca el autor John Green.

Imagen de Cara Delevingne y Nat Wolff en la película 'Ciudades de papel' (2015)

Imagen de Cara Delevingne y Nat Wolff en la película ‘Ciudades de papel’ (2015)

El joven Q está perdidamente enamorado de la enigmática, oscura, rebelde y guapa Margo Roth Spiegelman que a su vez está interpretada por la enigmática, divertida, rebelde y guapa (y super modelo, mediática) Cara Delevingne, con quien Q mantuvo una fantástica amistad cuando eran críos (nótese el fantástico trabajo de casting y maquillaje en la Margo pequeña Hanna Alligood). Llegada la adolescencia, Q fue incapaz de seguir el ritmo de la díscola Margo y cada uno siguió su camino. Como es de esperar para una chica “que está buena” Margo entra directa en el “salón de la fama” del grupo de los populares y Q, al de los frikis asexuados porque no le queda otra al chaval que tira más bien a la parte de sosillo (y pasa de infringir normas, emborracharse los fines de semana y evitar los allanamientos de morada). Hasta que un día, de buenas a primeras, el actual canon de belleza femenino postadolescente se le presenta a Q en casa cual sueño erótico y le invita a que se una a una misteriosa misión de venganza. No hace falta decir que el chavalín acepta con alguna reticencia, pero acepta.

Ciudades de papel” tiene todos los elementos necesarios para atrapar justo al público tipo que haya leído la novela: niños, adolescentes, jóvenes con sensibilidad y un gran grupo de adultos no tan mayores que puedan sentirse identificados recordando, a través de los carismáticos personajes y vivencias, su ya lejana adolescencia. Los zoquetes que no se hayan asomado a un libro, o aquellos que no estén interesados en este tipo de aventuras emocionales y amorosas, se verán arrastrados a la sala por la influencia de novias(os), por aquellos “influencers” que apuntan a convertir esta película en otro fenómeno cinematográfico similar, aunque con distinto contenido, a las conocidas sagas cinematográficasCrepúsculo” o “Los juegos del hambre.

Imagen de Cara Delevingne y Nat Wolff en la película 'Ciudades de papel' (2015)

Imagen de Cara Delevingne y Nat Wolff en la película ‘Ciudades de papel’ (2015)

La películaCiudades de papel” está bien narrada (faltaría más), bien compuesta y muy bien llevada. Sorprende la cantidad de planos, la imaginativa, la composición visual, la belleza de la fotografía y los fantásticos y dinámicos movimientos de cámara. Algo que no debiera sorprender tanto conociendo el anterior trabajo del realizador Jake Schreier, “Un amigo para Frank”. Una excelente película de ciencia ficción, bien cargada de emoción, pero en las antípodas del seductor sensibleo que podría proporcionar un tema tan delicado como el alzheimer, enfermedad que sufre el protagonista (Frank Langella) y motivo por el que comienza una relación con su pequeño robot ayudante.

Jake Schreier, con su imaginativa creatividad (es uno de esos directores que como tantos se ganan la vida dirigiendo tediosos anuncios), logra convertir una presumiblemente lineal película en la ya mencionada atractiva y cuidada producción de “aventuras y a amor”. Y es que en “Ciudades de papel” (2015) caben pequeños momentos propios del género de terror, el suspense (que remite un poco a la fantástica “Perdida”), y la comedia adolescente (pero de forma elegante y más realista). El material del que parte Jake es bueno sin duda. La novela es todo un éxito y la adaptación logra su independencia como género en sí mismo. Jake Schreier aporta una lectura personal para dotar a “Ciudades de papel” de una personalidad que va mucho más allá de lo que uno cree que está viendo. Sus imágenes hablan, describen y aportan, llenando de riqueza una película que fácilmente podría haberse quedado en aceptable.

La películaCiudades de papel” (2015) da un paso más y puede llegar mucho más lejos en según que tipo de espectadores. Como suele ocurrir en estos casos, todo depende en gran medida de los ojos con que se contemple y lo profundo que se quiera.

  • No te puedes perder…

Entrevista a Nat Wolff y John Green por la presentación de la pelíucla “Ciudades de papel”

Trailer de la película ‘Ciudades de papel’ (2015)

Crítica de la película 'Ciudades de papel' (2015)
DIRECCIÓN8
GUION7
INTERPRETACIÓN7
LO BUENO
  • El reclamo publicitario de Cara Delevingne.
  • La relación de amistad entre los protagonistas masculinos.
LO MALO
  • Pese a sus numerosos reclamos puede pasar desapercibida para el público adulto y despreciada por cierta parte del público adolescente
  • Aunque se aleja de la sensiblería sí que subyace un romanticismo adolescente que no llega a ser empalagoso
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
6.1

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.