“Cada día” esconde, bajo su aspecto de superflua película teenager, una idea original y arriesgada por la que se transmiten valores de igualdad y diversidad sexual.

Opinión de la película “Cada día”

Cada día es una de esas películas orientadas a conquistar al público adolescente con su historia de amor, pero bajo esa capa de proyecto teenager de fácil y rápido consumo se esconde una idea bastante potente sobre la concepción del amor que parece estar ya asentada en la nuevas generaciones. La película dirigida por Michael Sucsy no llega a desarrollar con el arrojo y aciertos suficiente su potente idea principal, la cual le aporta originalidad haciéndola digna de mención entre la cartelera, pero sí da muestras de que se puede arriesgar en tramas aparentemente tan superfluas como “chico conoce chica”; otro buen ejemplo de este ejercicio innovador en el drama/comedia romántica es la española “Las leyes de la termodinámica“.

Angourie Rice y Colin Ford en la película "Cada día"

Angourie Rice y Colin Ford en la película “Cada día”

Una película que innova en su concepción del amor, del que muchos dirían que es el verdadero y más puro, aquel que no se centra en fijarse en el género de la persona sino en la personalidad, en el interior de esta. Hay muchas corrientes en la actualidad que afirman que todos somos bisexuales, y que nos podríamos enamorar tanto de un hombre como de una mujer, porque de una persona te enamora mucho más que un físico, ya que lo que termina de engancharte a la relación son las cosas en común, cómo te hace sentir esa persona, el apoyo y la comprensión que te ofrece, el trato, la amistad… Y esa idea parece conectar con el público joven, que parece rechazar la idea tradicional de pareja y de amor, quizá al estar menos influenciados por la religión católica que nuestras generaciones, y estar más abiertos a nuevas posibilidades, experiencias y sensaciones. Cierto o no, cada uno es libre de experimentar y vivir el amor cómo y con quién quiera, y ese es el mensaje subliminar que podemos leer en el argumento de la película.

Angourie Rice y Debby Ryan protagonizan la cinta

Angourie Rice y Debby Ryan protagonizan la cinta

Y todo eso es lo que se explora en esta Cada día, con la excusa de que su protagonista, Rhiannon (Angourie Rice) se enamora de manera imprevista de un misterioso espíritu llamado ‘A’, el cual se despierta cada día en un cuerpo diferente, tanto hombre como mujer. Al principio ella se mostrará reticente a aceptar la idea de estar enamora de una personalidad que cambia de cuerpo día tras día, pero la conexión entre ellos es tan fuerte que terminará aceptando “las reglas del juego”.

Angourie Rice y Lucas Jade Zumann en la película "Cada día"

Angourie Rice y Lucas Jade Zumann en la película “Cada día”

Una película que intenta hablar sin tapujos de las relaciones entre personas del mismo sexo, siempre bajo el inocente o tonta, depende del tipo de público que vea la película, excusa de enamorarse de un ente extracorpóreo. El amor concebido como un hecho puro y romántico, sin límites de géneros o prejuicios. Un canto a la diversidad e igualdad, que sirve de apoyo a la lucha LGTBI. Si su director hubiera arriesgado más en la relación entre estos dos personajes, la cinta podría haberse convertido en un referente.

Crítica de la película "Cada día": El amor más allá del físico
DIRECCIÓN7
GUION7
LO BUENO
  • Hablar de amor entre personas del mismo sexo de una manera muy original.
  • Un inocente canto a la diversidad e igualdad
LO MALO
  • Que no arriesgue más en su idea.
6.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
6.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.