Crítica de Manhattan sin salida. Trepidante contrarreloj policiaca

Fecha de estreno: 21 de febrero de 2020

El actor de Black Panther, Chadwick Boseman, cambia las garras por la pistola y la placa para protagonizar un thriller que no te da un respiro. Sin duda, Manhattan sin salida del director Brian Kirk es una de las recomendadas en la cartelera de este fin de semana. No te pierdas nuestra crítica de Manhattan sin salida donde te contamos por qué no deberías perdértela.

Sinopsis de Manhattan sin salida

Andre Davis (Chadwick Boseman), un policía famoso por ser implacable con los criminales, es elegido para resolver un caso a contrareloj de varios policías asesinados. Para dicha misión no estará solo, contará con la ayuda de su compañera Frankie Burns (Sienna Miller).

Sienna Miller en la película
Sienna Miller en la película

Crítica de Manhattan sin salida

Antes de empezar a hablar de la película, querido lector, si ha leído ya otras críticas sobre esta película probablemente se habrá percatado de que su principal problema es ser demasiado predecible y rozar lo ridículo y lo estúpido. En esta crítica de Manhattan sin salida pretendo romper una lanza a su favor porque, pese a que sí es muy predecible y puede que algo ridícula, a la par que pretensiosa, es un muy buen ejercicio de thriller a contrarreloj. Y su mérito lo encontramos en que logrará tenerte pegado al asiento durante sus 104 minutos de duración.

Toda película tendrá, inherentemente, sus más y sus menos. Pero al fin de cuentas, el principal objetivo de una película es contarte una historia. Y en función del tipo de historia, generará unas emociones u otras. El objetivo de Manhattan sin salida no es nada más ni nada menos que meterte en una persecución policial que tiene que resolverse antes de las 5 de la mañana. Con poco margen de tiempo tienes que resolver un crimen y detener a los delincuentes antes de que huyan, y para ello tienes una serie de herramientas tecnológicas y un equipo a tu disposición.

Una escena de la película Manhattan sin salida
Una escena de la película Manhattan sin salida

La dirección de Brian Kirk

En este sentido, la película es más que correcta. Consigue hacer que te sobresaltes, que te mantengas en tensión con lo que va ocurriendo en el metraje y que disfrutes con el visionado de la película. Tiene buenas dosis de acción y la forma de rodar de Brian Kirk es frenética pero no mareante, por lo cual se puede disfrutar de las secuencias sin caer en agitar las cámaras ni en un montaje que te descoloca en vez de ubicarte. Con todo esto podemos afirmar en esta crítica de Manhattan sin salida que tenemos una película disfrutable, capaz de meternos en la historia y de soltarnos un par de pinceladas para la reflexión.

Chadwick Boseman protagoniza la película
Chadwick Boseman protagoniza la película

Lo bueno y lo malo de la propuesta…

Pinceladas que, no obstante, sí podrían haberse desarrollado más. El principal problema de esta película es que te hueles la tostada desde el principio y el dilema moral que plantea al final no tiene apenas tiempo para generarnos duda. En este sentido, sí que Manhattan sin salida habría tenido una capa de análisis más profunda y seguramente las malas críticas no serían tan inmisericordes. Pero no obstante, en opinión de quien esto escribe, eso tampoco se sale del tono de la película, que está muy claro desde el principio. Haría falta más conflicto y que los personajes estuvieran más asentados para construir un dilema que realmente impactase tanto como el ritmo de la película, pero no cabe duda de que la experiencia cinematográfica es muy disfrutable.

Interpretación

Las interpretaciones de Chadwick Boseman así como la de Sienna Miller son correctas aunque, como hemos mencionado antes, un poco limitadas en tanto que los personajes no tienen tiempo para asentarse en unas condiciones como las del film. Su trabajo cumple y es orgánico con la historia, pero no tiene mucho más que resaltar.

Lo mismo ocurre con J.K. Simons, relegado a un papel secundario que ya hace en piloto automático aunque su mera presencia es un signo de calidad. Y seguramente quien más se saque partido aunque tampoco dispone de demasiado tiempo para ello sea Taylor Kitsch.

Los malotes de Manhattan sin salida
Los malotes de Manhattan sin salida

Opinión final de Manhattan sin salida

Un trepidante y a contrarreloj thriller policíaco que te mantendrá pegado al asiento durante todo su visionado aunque te huelas la tostada.

Trailer

DIRECCIÓN
7
GUIÓN
6
INTERPRETACIÓN
6
Reseña de lectores1 Vota
8
LO BUENO
Su ritmo y su ambientación.
Está muy bien rodada.
LO MALO
Es muy predecible.
Los personajes podrían estar más asentados.
6.3
Más artículos
Stephen Bishop y Nia Long en "Un desliz fatal"
Un desliz Fatal: Crítica de la película de Peter Sullivan