Julianne Moore es Gloria Bell.

Gloria Bell: Crítica de la película protagonizada por Julianne Moore

Este viernes se estrena en nuestras salas de cine la nueva película de Julianne Moore, Gloria Bell. Sebastian Lelio nos trae a la gran pantalla una producción chileno-estadounidense que nos pone en la piel de una mujer divorciada en busca de una nueva vida.

Sinopsis

Gloria (Julian Moore) es una mujer divorciada que tiene una vida monótona y aburrida. A pesar de ello, tiene un espíritu juvenil y aventurero que la hace romper con su rutina y volver a sentir la pasión de vivir. Esta inestabilidad emocional se ve apaciguada cuando conoce a Arnold (John Turturro), un señor divorciado que comparte una vida similar a la de Gloria.

Julianne Moore protagoniza la película de Gloria Bell.

Opinión de Gloria Bell

Esta nueva película protagonizada por Julianne Moore, a pesar de intentar transmitir una etapa que es familiar a un gran número de personas, no deja de ser una película burda, extensa y sin pizca de coherencia. Estamos ante una comedia dramática que no consigue establecer una historia solida e interesante que nos acerque a la situación que está experimentando la protagonista. El director, Sebastian Lelio, firma un proyecto realizado a desgana y sin ningún actor/actriz cómodo en la puesta en escena, provocando situaciones cómicas en los momentos más dramáticos.

Para dar comienzo, esta nueva producción de Sebastian Lelio es un remake de otro de sus proyectos realizado en 2013 bajo el titulo Gloria. Pasados 6 años decide reimaginar la historia con Julian Moore en el centro del cartel y con un reparto de una calidad aceptable (John Turturro, Michael Cera). La pregunta que el espectador se plantea al finalizar el film es si era necesario un remake de dicha historia.

De principio a fin el proyecto es un desastre en los grandes aspectos de este tipo de productor. La historia narra la vida de una divorciada que intenta romper con la monotonía y disfrutar de su madura edad conociendo nuevas personas, nuevas experiencias y nuevos lugares. La trama gira constantemente entorno a Julian Moore, lo que da lugar a poco desarrollo de los demás personajes. La vida de este personaje es cuanto menos interesante para el espectador: trabaja, pasa tiempo con su familia, sale de fiesta a conocer gente e intenta empezar una nueva relación. Todas las acciones que repercuten en ella apenas tienen peso y cada escena da la sensación de estar aislada de la historia.

Jualianne Moore interpreta a Gloria Bell y John Turturro es Arnold en la película.

Sobre el guión y la actuación

Dichas escenas dan lugar a unos diálogos y relaciones entre los personajes muy absurdas y forzadas que provocan la risa del espectador. Algunas de estas escenas intentan expresar sentimientos profundos como la soledad o la tristeza, pero se ven sepultados por unos diálogos similares a los de las películas de Tommy Wiseau. Gloria Bell guarda un parecido más que razonable en algunos aspectos con The Room de 2003, la gran obra de culto de Tommy Wiseau que fue considerada como una de las peores películas de la historia. En ambos casos sus escenas dramáticas acaban convirtiéndose en grandes momentos de comedia debido a su pobre guion y actuaciones fuera de tono. En el caso de Gloria Bell los actores y actrices ofrecen escasa expresividad y poco sentimiento a la hora de transmitir sus emociones.

Sean Astin junto a Julianne Moore en una escena de la película.

Montaje, dirección y fotografía

Si esto fuera poco, el montaje no tiene ritmo en ningún momento y fomenta dichos momentos cómicos saltando de una escena a otra sin conocimiento alguno. Podemos apreciar largas conversaciones que se mantienen en un plano intrascendente, acciones irrelevantes extremadamente alargadas y saltos fugaces entre escenas con gran peso dramático.

Por otro lado, la realización de Sebastian Lelio deja mucho que desear ofreciendo un telefilm con poca ambición. El director se centra en entregar un proyecto en líneas de la mediocridad sin arriesgar ni un momento en movimientos de cámara u otros aspectos visuales. Por consiguiente, tampoco se aprecia la dirección de actores ya que ningún actor/actriz se ve cómodo en su personaje y ofrecen una puesta en escena absurda y poco convincente.

En la misma línea se hayan la dirección de fotografía y la música, que siguen su senda sin conjuntar con el film. Visualmente la película cumple con un tono de video comercial, con una paleta de colores de poca variedad y sin ofrecer una imagen que concuerde con las emociones de Julian Moore. De la misma manera, la música de tono alegre se haya en gran medida en el film y discrepa completamente con las acciones que está sufriendo la protagonista.

Julianne Moore en Gloria Bell – Crítica de la película.

Conclusión

En conclusión, nos hallamos ante una película de una calidad estrepitosamente baja que no ofrece ningún aspecto bueno que reseñar. El desconocimiento de la elaboración de una película de este estilo conlleva unas actuaciones desganadas, un aspecto visual convencional y una historia sin nada nuevo que ofrecer. Gloria Bell no consigue en ningún momento que empaticemos con la protagonista ni que consigamos conectar con sus sentimientos para poder comprender su situación emocional. A pesar de ello la película puede crear la risa en el público al puro estilo de Tommy Wiseau.

DIRECCIÓN
2
GUIÓN
2
INTERPRETACIÓN
2
LO BUENO
Los diálogos absurdo y situaciones que fomentan la risa.
LO MALO
Actuaciones pobres y fuera de tono.
El guion deja mucho que desear.
El montaje es caótico.
2
¿Te unes?