La película “Ferdinand”, basada en el libro infantil de Munro Leaf y Robert Lawson (El Cuento de Ferdinando), logrará difundir entre los niños el necesario mensaje de respeto y amor por los animales. Valiente y claro alegato antitaurino que resulta todo un acierto incluir en una cinta de animación para toda la familia.

Crítica de la película de animación “Ferdinand”

¿Eres taurino? ¿De esos que defienden que los toros son la fiesta nacional? ¿Que los toros que van al ruedo son los mejor cuidados por el ganadero? ¿Que el toreo es un arte? ¿Que el torero es un valiente que se juega la vida en cada corrida? ¿Que son parte de nuestra cultura? Entonces por mucho que “Ferdinand” tenga como absoluto protagonista a un toro, esta no es tu película. O mejor dicho, sí lo es, conseguirá hacerte pensar aunque a priori lo que vas a ver no te va a gustar pues no comulga con tus ideas. Y es que si alguien es capaz de salir del cine sin pasarse al lado antitaurino y sin contemplar la posibilidad de hacerse vegetariano, es que ya no hay nada que remueva esa conciencia dormida. Desde luego, si hay un mensaje claro en la cinta es el amor y respeto por los animales, que aplicado a dicho caso se traduce por no llevarlos ni al ruedo ni al matadero; las dos pesadillas recurrentes que desvelan a nuestro protagonista: un toro amante de las flores llamado Ferdinand.

Ferdinand y el torero en la Plaza de las Ventas

Ferdinand y el torero en la Plaza de las Ventas

Si Ferdinand logra que los niños se queden con ese mensaje de repulsa al ver como se mata a un toro, como se disfruta haciéndole sufrir en la plaza con gente gritando para que le corten la oreja, clavándole banderillas, aplaudiendo el sufrimiento de un animal inocente; bien merece que las salas de cine se llenen estas navidades. Esas pequeñas generaciones son el futuro, y en el futuro no hay sitio para el maltrato animal por mucho que esta llamada “fiesta” haya formado parte de todos los festejos nacionales y que sea una tradición arraigada en nuestra sociedad. La película conseguirá que los más pequeños se alejen de las plazas de toros, e incluso que le lleguen a recriminar a sus adultos su asistencia a dicho festejo. Si cada vez las corridas de toros cuentan con menos popularidad, Ferdinand conseguirá que esos futuros adultos no quieran ni escuchar hablar de una arcaica tradición sin ningún sentido dentro de la cultura nacional actual.

Ferdinand se escapa y hace una nueva amiga

Ferdinand se escapa y hace una nueva amiga

Una película así claramente era necesaria, por eso aplaudo dicha iniciativa para concienciar a los más pequeños e incluso a los mayores que les acompañen al cine. No cabe duda que su argumento puede resultar algo infantil durante casi toda la película, pero su tramo final, en el cual coloca al amoroso Ferdinand cara cara frente a su verdugo el torero, es realmente demoledor y transmite clara y eficazmente su mensaje. En una abarrotada hasta la bandera Plaza de las Ventas, Ferdinand mostrará ante el torero la compasión y nobleza que no han tenido con dicho animal al exponerle por diversión a la muerte. Una vez más el animal es más gentil que el hombre. Si una imagen vale más que mil palabras, el final de Ferdinand no dejará indiferente a nadie por la fuerza de sus imágenes y su crítica feroz. Cada cual quedará retratado en una película abiertamente antitaurina que en nuestro país levantará ampollas, no cabe duda.

Miguel Ángel Silvestre pone voz al torero en "Ferdinand"

Miguel Ángel Silvestre pone voz al torero en “Ferdinand”

Bajo la dirección de Carlos Saldanha (Ice Age, Rio) llega esta propuesta digna de campaña de partido animalista. Su arranque resultará tedioso y demasiado infantiloide; algunos personajes como los caballos no funcionan en absoluto, ensuciando la trama; se cae en típicos y tópicos manidos de la animación Disney más clásica; pero si logramos pasar de ese tramo nos encontraremos con una película que logra brillar desde el mismo momento en el que Ferdinand descubre el verdadero final de todos los toros que salen de la ganadería: no es la gloria del ruedo, son sus cuernos en la pared del ganadero.

Crítica de la película de animación "Ferdinand": Firme alegato antitaurino
DIRECCIÓN6.5
GUION6
ANIMACIÓN6.5
LO BUENO
  • Su claro mensaje antitaurino y vegetariano.
  • La defensa a ultranza de los derechos de los animales.
  • Que ese mensaje llegue a los más pequeños de la casa, el futuro.
LO MALO
  • Su más que tedioso y alargado arranque.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (11 Votes)
6.9

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.