Crítica de El crack cero. La trilogía El crack de Garci

Precuela de su película El crack (1981)

Carlos Santos en El crack cero
Carlos Santos en El crack cero
Última actualización:

Es un placer impagable disfrutar la genialidad de Garci. Un tipo que hace cine como los grandes clásicos, que impregna sus planos en la historia del celuloide con un implacable blanco y negro, y que le dice a Hitchcock y a Howard Hawks que en Madrid también hay maestros del cine. Esta es nuestra crítica de El crack cero, perteneciente a la trilogía El crack.

SINOPSIS

El afamado sastre Narciso Benavides se ha suicidado. Seis meses después, una atractiva y misteriosa mujer casada, visita el despacho del prestigioso detective Germán Areta (Carlos Santos), ex policía de la Brigada Criminal. El detective inicia una exhaustiva investigación sobre el denominado Caso Benavides. La mujer, amante confesa de la víctima, está convencida de que el suicidio ha sido en realidad un asesinato. Aunque el instinto de Areta le sugiere que la gente sólo mata por amor o por dinero, irá descubriendo que puede haber más motivos y sospechosos que se beneficiarían de la muerte del sastre.

Carlos Santos en El crack cero
Carlos Santos en El crack cero

CRÍTICA DE LA PELÍCULA EL CRACK CERO

Corría el año 1941 cuando se estrenaba Ciudadano Kane, se oscarizaba a John Ford por Qué verde era mi valle y se emitía en salas una joya del cine negro titulada El halcón maltés. La película de John Huston es la referencia principal que podemos apreciar en esta precuela titulada El crack cero de la mítica ya, trilogía El Crack.

Sobre sus primeras escenas ondean los contraluces del despacho de Spade y Archer; detective y atractiva cliente conversan bajo una ventana que es ya mitología del cine. José Luis Garci ha rodado una película canónica del género negro que bien podría pertenecer a la época dorada del Hollywood de los 40, una auténtica joya de un cine ya extinto que se codea con Billy Wilder, Akira Kurosawa y Fritz Lang.

Las bondades de El crack cero

Es una delirante gozada ver a alguien que se atreve a rodar cine expresionista en el siglo XXI. Una propuesta que hoy es underground cuando en el pasado fue mainstream, pero que siempre ha elevado al cine a su condición de arte, contraponiendo las ideas realistas de Kracauer o Bazin, que buscaban una reproducción exacta de la realidad. De aquí mi entusiasta crítica de El crack cero.

La inolvidable, mágica, sucia y envejecida fotografía de Luis Ángel Pérez nos retrata unos años setenta de contraluces, de personajes honestos y de personas macabras. De cambios políticos dramáticos que son historia de nuestro país y de unos bajos fondos madrileños, icónicos de su época, como ya hiciera en El crack y El crack 2. Con sus billares subterráneos, su Quinta Avenida madrileña que no es otra que la Gran Vía y su edificio Carrión, con publicidad Bingo Capital o Grundig. Una iconografía de una plasticidad apabullante que ofrece una imagen pictórica entre el costumbrismo y las películas de gánsteres que la aproximan a la obra maestra.

Cayetana Gullinén-Cuervo en la nueva de Garci
Cayetana Gullinén-Cuervo en la nueva de Garci

Carlos Santos es el detective Germán Areta

Germán Areta, el Philip Marlowe personal de Garci, es aún un joven detective en los preludios de la muerte de Franco. Si Garci transformó el landismo en excelencia interpretativa con el magnífico Areta de las dos primeras películas, en esta ha transformado las innegables actitudes interpretativas de Carlos Santos, en un cara a cara cualitativo con genios clásicos como Bogart o Mitchum. La impresionante habilidad de Garci como director de actores ha sembrado un nuevo Areta, bastante similar al anterior, lo que supone un auténtico elogio y que quiero remarcar en esta crítica de El crack cero.

Carlos Santos en El crack cero
Carlos Santos en El crack cero

El resto del reparto de El crack cero

Pero también ha pasado su paño y sacado brillo a los trabajos de Miguel Ángel Muñoz en un muy convincente Moroy ha vertido todo el romanticismo requerido en la esposa de Areta, interpretada por una magnífica María Cantuel. El trabajo de dirección de actores me parece simplemente conmovedor, pocos directores logran resultados tan satisfactorios. No podría dejar de mentar a Macarena Gómez, a la que le daría todos los papeles de cine de terror, locura o excentricidad del cine español, la siempre solvente Cayetana Guillén-Cuervo, o el hecho de conseguir hacer creíble a Andoni Ferreño, otro gran hito del director madrileño.

Opinión de El crack cero

Fue en 1944 cuando el detective privado dejó atrás el cine de serie B, para proliferar en grandes producciones y lo hizo de la mano de las películas basadas en novelas de Chandler. Esta metamorfosis creó el denominado detective privado hard boiled, que vuelve a aparecer en el cierre de esta trilogía. Desde una postura algo comedida, pero esencialmente hard boiled, nos explica Garci su nuevo Areta. La parte más impactante reside en unos diálogos irónicos, satíricos y mordaces que hacen del guion una perfecta conjunción cinematográfica. Esta es la forma de crear grandes películas: dirección impecable, fotografía cuidada hasta el último detalle e interpretaciones creíbles y sorprendentes. Todo ello en una perfecta armonía, en la que cada sección explica a las demás.

Una escena de la película El crack cero
Una escena de la película El crack cero

Se cierra la trilogía El crack de José Luis Garci

En fotografía hablan de dos modos de componer, la armonía y el contraste. Garci ha realizado una obra armónica desde la perspectiva expresionista del contraste. Toda la tradición del Hollywood negro desfila por la pantalla. Mitchum, Bogart, Chandler, Hammett, Spade, Marlow…la trama de la búsqueda del culpable del asesinato, los bajos fondos madrileños, la femme fatal, el adusto detective, el boxeo, los gánsteres… Y todo ello reflejado en la historia de nuestro país. La trilogía El crack de José Luis Garci, se cierra con una obra indispensable, que espero no sea la última del maestro.

TRAILER

Carlos Santos en El crack cero
Crítica de El crack cero. La trilogía El crack de Garci
DIRECCIÓN
9
GUIÓN
8
INTERPRETACIÓN
8
Nota de lectores4 Votos
6.7
LO BUENO
El ejercicio de estilo de un director que ha rememorado un cine que ya no existe.
LO MALO
No encuentro nada malo en El crack cero. Lo único malo sería que Garci dejara de dirigir cine.
8.3
¿Te unes?