El músico Frank Zappa durante una entrevista
El músico Frank Zappa durante una entrevista

Crítica del documental ‘Eat That Question. Frank Zappa en sus propias palabras’

El director Thorsten Schütte describe con impecable objetividad el trabajo del artista Frank Zappa. Ciertamente, son sus propias palabras.

Crítica de ‘Eat That Question. Frank Zappa en sus propias palabras’

Frank Zappa. Un tío que hizo lo que le dio la gana, cuando le dio la gana, intentando mantenerse al margen de las etiquetas. Un músico, un artista, un incansable creador. Productor musical y en ocasiones director de cine. Un hombre inquieto, trabajador, polémico, ampliamente censurado e inconformista. Incasillable y hermético ante los medios pero absolutamente locuaz y ágil en todas las entrevistas. Un personaje conocido por su amplio estilo musical -tocó y compuso una extensa variedad de géneros- cuya fama fue superada por su siempre controvertida búsqueda de la libertad de expresión. Un hombre sin filtros. Y sin filtros es como trata de mostrar el documentalista Thorsten Schütte a Frank Zappa en Eat That Question. Frank Zappa en sus propias palabras.

Frank Zappa trabajando
Frank Zappa trabajando

El documental prácticamente sigue un recorrido cronológico de la vida artística de Frank Zappa. Ofrece al espectador lo que promete pues la película se sustenta principalmente de la palabra del artista, extractos de entrevistas realizadas desde los inicios de su carrera hasta prácticamente sus últimos días. Carece de narrador o de puntos de vista de otras personas, Frank Zappa y sus entrevistadores son los únicos que tienen voz en este documental, por lo que la sensación en el público es de absoluta objetividad. Se intercalan, como no, algunas de sus actuaciones. También habrá declaraciones sobre el músico de personalidades de la época para lograr una contextualización del momento exacto en la carrera del artista.

Frank Zappa componiendo al piano
Frank Zappa componiendo al piano

Agil y dinámico, el tiempo irá transcurriendo hasta completar una película de una hora y media. Fuera quedará cualquier tipo de morbo, todo ápice de sensiblería. No hay opción a la manipulación de los sentimientos. Con lo mostrado no es posible influir en el público para crear una idea a favor o en contra del personaje tratado. Literalmente son las propias palabras de Frank Zappa las que conducen en todo momento las ideas, los pensamientos, los hechos, la realidad.

Imagen de la película documental 'Frank Zappa. En sus propias palabras'
Imagen de la película documental ‘Frank Zappa. En sus propias palabras’

Frank Zappa, se muestra tal como es justificando él mismo con sus propias palabras lo irreales que suelen ser las entrevistas. Apenas habla de su vida personal, con lo que le conoceremos de la mejor forma que podemos conocer a un genio, a través de su trabajo, sus actos y mediante una de sus formas de expresión artística, la música.

El músico Frank Zappa revisando partituras
El músico Frank Zappa revisando partituras

Eat That Question. Frank Zappa en sus propias palabras funciona de principio a fin. Uno entra con la incertidumbre por descubrir el todo biográfico de un músico y sale conociendo el trabajo concreto del artista. Como un rayo láser Thorsten Schütte no se sale de la dirección propuesta logrando una honestidad difícil de encontrar en muchas de las películas propuestas en el género documental.

Se puede entrar a la sala indiferente, ajeno a la obra de Frank Zappa, pero es prácticamente imposible no interesarse por su trabajo y su libertad de pensamiento.

Trailer de ‘Eat That Question. Frank Zappa en sus propias palabras’

DIRECCIÓN
8
EDICIÓN
8
IMAGEN
8
Reseña de lectores2 Votos
6
LO BUENO
La aproximación tan objetiva a la figura y obra de Frank Zappa
La buena calidad de imagen y sonido de las imágenes de archivo.
LO MALO
A saber en qué pocas salas de cine se puede disfrutar de la película.
8