Tres años después nos llega la secuela de Pesadillas (2015), con un nuevo elenco y una nueva historia, los personajes más aterradores de las historias de R.L Stein vuelven a cobrar vida en la noche de Halloween.

Crítica de la película de Pesadillas 2

La primera entrega de Pesadillas dirigida por Rob Letterman fue fantástica, con una historia encantadora y un elenco de actores maravilloso que desprendían magia. Eso, añadido a la maravillosa banda sonora de Danny Elfman crearon una aventura sorprendente pero esta secuela se olvida de todo lo bueno de aquella película. El problema de las secuelas es la falta de imaginación frente a la predecesora, pero esta película prescinde de los puntos buenos de la anterior, siendo incapaz de relatar una historia coherente.

Sinopsis

Dos niños llamados Sony y Sam encuentran un antiguo libro titulado: La Noche de Halloween de R.L Stein y al abrirlo el muñeco diabólico Slappy es liberado. Slappy intentará formar parte de la familia de Sonny pero al ser rechazado liberara todos los monstruos de la saga Pesadillas a forma de venganza. Sonny, junto a su hermana Sarah, y Sam se verán envueltos en una aventura terrorífica.

Opinión

Pesadillas 2 es una película plagada de clichés y con una realización bastante pobre. Para empezar, el elenco protagonista es totalmente distinto a la primera salvo por el personaje de Jack Black. Aunque el peso de este personaje en la película es mínimo y está metido con calzador, casi como un guiño, ya que no hace nada en la película.

El resto de personajes son bastante planos, con una historia simple y llena de clichés y tópicos americanos. Esto sumado a la poco convincente puesta en escena y a una interpretación muy pobre (muestran la misma emoción si pasa un coche o un hombre lobo por delante), lograrán sacar al espectador totalmente de la película.

Imagen de “Pesadillas 2: Noche de Halloween”

El guion y la historia son simples y sin ambición. La historia no tiene ni subtramas ni conflicto, en ningún momento los personajes se enfrentan a los monstruos ni están realmente en apuros. No hay ningún tipo de altibajo en toda la película, es monótona y el guión que nos presentan está cargado de diálogos bochornosos con escasas bromas y chistes. Tan sólo en algún momento de la película alguna criatura nos consigue sacar una sonrisa, pero poco más. Para rematar, crean subtramas que son topicazos y que por supuesto dejan a la mitad -protagonistas contra abusones o el novio que engaña a la protagonista-.

Llegamos a los monstruos, el motor de la película. Suele ser común que en las secuelas, aunque el guion sea un desastre haya más efectos especiales y más acción, para camuflar un poco la historia; este no es el caso. No es que haya menos monstruos, es que los que hay son mediocres y para nada terroríficos. Las criaturas no tienen casi presencia, pasan por delante y son uno más en el decorado. Y eso no es todo, en vez de dar vida a más criaturas de los libros de R.L Stein, crean monstruos absurdos desde calabazas hasta murciélagos normales.

Imagen de “Pesadillas 2: Noche de Halloween”

El antagonista: Slappy. Si recordáis, en la primera película, el muñeco diabólico tenía gran presencia y era la gran pesadilla del escritor. En esta secuela es un muñeco de ventrílocuo con un guion absurdo que le quita su carisma y se convierte en una simple criatura más. Una de las cosas que más desentonan en la película es gracias a él, ya que en ocasiones le vemos tremendamente poderoso y en otros momentos hasta un soplido puede acabar con él. En esta ocasión le han querido dar una historia y unas motivaciones distintas que claramente no funcionan y lo ridiculizan. En mi opinión un muñeco diabólico no necesita unas motivaciones increíbles para ser un villano, simplemente llevar su carisma y demencia a lo más alto.

Para ir acabando, la música y la fotografía cumplen, sin hacer mucho eco. La banda sonora es bastante parecida a la original, lo cual se agradece ya que era encantadora y la iluminación en ocasiones se hace notar y crea algo de suspense en la película.

Conclusión

Pesadillas 2 es una secuela fallida que tenía que haberse fijado mucho más en su predecesora. Un guion cutre, unas actuaciones simples y unos monstruos que pasan desapercibidos en la película hunden esta historia de fantasía.

Crítica Pesadillas 2: Noche de Halloween
DIRECCIÓN4
GUIÓN2
INTERPRETACIÓN4
LO BUENO
  • Alguna criatura nueva tiene carisma.
LO MALO
  • El guion, la actuación y los monstruos.
3.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.